Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

La constructora del hospital subcontrata a dos empresas de Alcañiz para el vallado de la obra La constructora del hospital subcontrata a dos empresas de Alcañiz para el vallado de la obra
Dos trabajadores colocan el vallado de la parcela del nuevo hospital de Alcañiz

La constructora del hospital subcontrata a dos empresas de Alcañiz para el vallado de la obra

Milián Pascual Obras y Servicios y Excavaciones Hermanos Barberán trabajan en la parcela

Las empresas Milián Pascual Obras y Servicios y Excavaciones Hermanos Barberán, ambas de Alcañiz, han sido contratadas por la UTE OHL-Dragados -adjudicataria  de las obras del nuevo hospital de Alcañiz- para realizar las excavaciones y vallado de la parcela donde se construirá el centro sanitario.

Dos operarios de la primera y una retroexcavadora con un capataz pertenecientes a la segunda han realizado  trabajos relacionados con el vallado de la finca, que comenzó la semana pasada. La excavadora ha limpiado maleza y allanado el perímetro de la finca -que tiene 9 hectáreas de superficie- para la colocación de la valla, que ya se ha instalado en el tramo norte de la parcela. Esta semana, dos trabajadores colocaban el vallado en el lado sureste y suroeste. 

Según informaron fuentes del Gobierno de Aragón, el vallado (que ocupará 1.600 metros lineales), el desbroce y las primeras excavaciones durarán dos semanas. 

Por otra parte, la adjudicataria tiene en sus manos desde el pasado mes de noviembre el borrador de un convenio de colaboración con CEOE-Teruel, un documento con el que la patronal ofrece su “colaboración” “y la de las empresas turolenses” para realizar la obra. No obstante, el presidente de CEOE-Teruel, Carlos Torre, reconoció  que la UTE no ha dado ninguna contestación a esta propuesta. “Seguiremos esperando y confiamos que podamos firmar un convenio pronto”, dijo Torre, quien recalcó que éste es un documento “similar” al que ya ofreció en su momento la Ceoe a la adjudicataria del hospital de Teruel.

El objetivo “es que cuenten con las empresas de Teruel”, apuntó. No en vano, el volumen de trabajadores que puede mover esta obra (cuyo coste de adjudicación está en torno a los 58 millones de euros) ronda las 700 personas y, además, de una variada amalgama de gremios.

Por su parte, el presidente de la Asociación de la construcción de Teruel, Pedro Rodríguez, insistió en que confían en que la UTE constructora terminará contratando en la zona a las empresas que necesite para levantar el edificio y poner en marcha los servicios, tal y como ha hecho con los trabajos del vallado. En este sentido, Rodríguez incidió en que la adjudicataria del hospital “se mostró receptiva al convenio”, en el que “solamente se les pide que cuenten con las empresas provinciales y comarcales”. Desde su punto de vista, conviene que haya acuerdo dada la importancia de esta obra, que es la infraestructura con mayor inversión que se va a llevar a cabo en la provincia. Por otra parte, se calcula que para la construcción del nuevo hospital, la adjudicataria tendrá que mover alrededor de 300.000 toneladas de tierra. 

Varias empresas habían preguntado en el Ayuntamiento en las semanas previas por parcelas donde poder depositar estos escombros. 

Vertido de escombros

Según explicó el alcalde de Alcañiz, Juan Carlos Gracia, “los escombros de la excavación han de ser trasladados a un gestor autorizado de residuos, tal y como marca la legislación”. En Alcañiz no hay ninguno, ya que la escombrera municipal no está autorizada por el Gobierno de Aragón para los volúmenes que se manejarán en esta obra. 

Esta cantidad de residuos tampoco cabría en el vertedero supracomarcal de Alcañiz, situado en la carretera nacional 211, entre Alcañiz y Caspe. 

Su presidente, José Manuel Insa, explicó que el Consorcio de la Agrupación número 7 que gestiona esta instalación está dispuesto a “colaborar” con la UTE “si es necesario”, y recordó que así se lo trasladó semanas atrás al gerente del Salud en Teruel en el último Consejo de Salud celebrado en Alcañiz. 

No obstante, manifestó que “salvo la empresa de ingeniería que está preparando el proyecto de los accesos, ningún responsable de la UTE se ha puesto en contacto con nosotros para preguntar por el espacio en el que echar los escombros”. 

En cualquier caso, Insa matizó que “en el vertedero hay disponibilidad para depositar 100.000 toneladas de tierra, escombro o piedra, pero tiene que traerse a un tamaño de gestión adecuado para que podamos usarlo en la colmatación posterior”, añadió.

El vertedero podría asumir, según los cálculos de la dirección, un tercio de lo que se calcula generará la excavación del hospital. En este caso, los escombros tendrían que reducirse a un tamaño que facilite su gestión por parte de los operarios de la instalación, señalaron fuentes del Consorcio.