Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La empresa del bus Alcañiz-Teruel alega falta de rentabilidad para suprimir servicios La empresa del bus Alcañiz-Teruel alega falta de rentabilidad para suprimir servicios
Estación de autobuses de Alcañiz

La empresa del bus Alcañiz-Teruel alega falta de rentabilidad para suprimir servicios

Asegura que la pandemia ha afectado al negocio y pide subvenciones

La línea regular de autobús entre Teruel y Alcañiz ha perdido las expediciones del martes, miércoles y jueves debido a los confinamientos perimetrales.

El gerente de Hife, José María Chavarría, explicó que en este momento la línea Teruel-Barcelona tiene expediciones lunes y viernes, además de sábados y domingos, mientras que entre Barcelona y Alcañiz sí se hace “un servicio parcial” a diario.

Tras el confinamiento duro, “a final de abril empezamos a poner en marcha la expedición, en verano pusimos dos frecuencias diarias pero después empezó la curva y tuvimos que quitar expediciones por las restricciones interprovinciales –cabe recordar que las tres capitales de Aragón estuvieron cerradas– y porque no hay ayudas”, destacó Chavarría, quien recordó que “tenemos una obligación de servicio” y la línea “pertenece al Ministerio de Transportes”.

“La ciudadanía tiene que entender que no somos una ONG. Queremos que las administraciones públicas nos vean como a los bomberos, la educación o la sanidad: un servicio público que genera un coste y tiene que recibir ayudas porque venimos durante ocho o nueve meses transportando aire, básicamente”.

En este punto, Chavarría aseguró que en marzo cayó la facturación de Hife un 95% en líneas regulares y “hemos llegado a tener un 50-60% de oferta con caídas del 80% de pasajeros”. Ahora “hacemos el mínimo”, confesó el gerente, que explicó que han mejorado las conexiones entre expediciones para rentabilizar los recursos.

Fuentes de la Dirección General de Transportes del Gobierno de Aragón informaron de que han “trasladado las peticiones de restitución de todos los servicios al ministerio”, pues “en este caso se trata de una línea de competencia estatal”.

Aún así, se mostraron conscientes “de las dificultades que atraviesa el sector”, por lo que “a lo largo de este año se han puesto en marcha diferentes líneas de subvenciones para costear los gastos de las empresas”.