Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Críticas más destacadas al proyecto en la declaración institucional de La Fresneda

La Fresneda rechaza el parque eólico del Matarraña porque “destroza el entorno”

El Ayuntamiento aprueba una declaración institucional en la que pide la retirada del proyecto

Durísima declaración institucional del Ayuntamiento de La Fresneda en relación al proyecto que promueve la empresa Green Capital Energy S.L. para la instalación de 84 aerogeneradores eólicos, gran parte de ellos en la comarca del Matarraña. La Corporación municipal denuncia en un texto aprobado en el último pleno que este no es un proyecto sostenible medioambientalmente. El pleno de La Fresneda declara que, aunque se trata "de un proyecto de producción de energía renovable”, este proyecto eólico “en ningún caso debe ser calificado de sostenible, porque plantea la instalación de los aerogeneradores y sus lineas de evacuación a costa de destrozar nuestro entorno, nuestros paisajes y nuestros hábitats naturales".

La Fresneda aprobó en su último pleno una declaración institucional en la que la Corporación muestra su "rechazo absoluto” a la instalación de los parques eólicos Arlo, Argestes, Cefiro y Paucali y su infraestructura de evacuación, que afecta a varios términos municipales de la Comarca del Matarraña. El proyecto promueve la instalación de 84 aerogeneradores de palas Siemens-Gamesa de 6 MW de potencia nominal y un rotor con un diámetro de 170 metros y una altura de buje de 115 metros.

La declaración institucional no sólo critica la iniciativa que promueve la sociedad Capital Energy, sino que además solicita al Ministerio para la Transición Ecológica la retirada "íntegra" del proyecto "por su absoluta incompatibilidad con las directrices de ordenación territorial del Matarraña". Igualmente, el pleno solicita la no declaración de utilidad pública de los proyectos eólicos de esta comarca. 

El acuerdo se ha remitido a la dirección general de Política Energética y Minas del Ministerio para la Transición Ecológica, a los departamentos de Presidencia, Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, Agricultura, Ganadería y medio Ambiente del Gobierno de Aragón, así como también a la empresa promotora, Green Capital Power S.L.

El Ayuntamiento de La Fresneda ya presentó una alegación al proyecto eólico el pasado mes de enero. En esta solicitaba al Ministerio una justificación de la necesidad de implantación de estas centrales eólicas en el Matarraña. En aquel caso, informaba de que consideraba que el proyecto de explotación eólica a gran escala que plantea este proyecto es un "modelo que atenta tanto contra la calidad ambiental y paisajística del entorno, como  contra la ordenación territorial de nuestro término municipal y coarta las posibilidades de desarrollo socio-económico basadas en sectores relacionados con la gestión y conservación del medio y patrimonio natural". Rompe, por tanto, con la "cadena de valor para el resto de sectores económicos que vienen desarrollándose en el municipio y en la comarca desde hace más de dos décadas".

Igualmente, señala que la empresa "no ha tenido ninguna consideración ni ha realizado ningún diagnóstico sobre el desarrollo económico local, ni sobre las afecciones que recaerán en sectores como el turismo, la agricultura, la ganadería, los servicios o la construcción, que ocupan a una parte importante de los vecinos de La Fresneda", que, por tanto, "resultan directamente damnificados".

Pese a los ingresos que puedan o no generarse, los municipios donde se han instalado centrales eólicas "no han dejado de perder habitantes, por lo que no se puede sostener el argumento de que las centrales sirven para afianzar población", señala el documento aprobado por unanimidad.

Este Ayuntamiento considera que el estudio de impacto ambiental, no sólo debería tener en cuenta los campos de aerogeneradores, sino también las instalaciones auxiliares de los caminos y accesos. Sin embargo, "la empresa no ha considerado los efectos irreparables que se generarán en una zona con altísimo valor natural, paisajístico y cultural", de manera que los parques eólicos "afectarán de manera muy negativa al valor de las tierras y las propiedades". Además, la declaración institucional critica que "tampoco se ha incluido un mero análisis sobre la viabilidad del proyecto, la protección de la fauna o los catálogos de espeses amenazadas, las vías pecuarias, las áreas de exclusión eólica o el impacto acústico de los aerogeneradores, que serán los más grandes del mundo". Además, "tampoco consta ninguna valoración sobre los efectos adversos sobre la salud de las personas”, cuando el pueblo tiene un alto porcentaje de población envejecida. Igualmente, "no se ha elaborado ninguna medición del aire en las zonas afectadas, de manera que no hay un estudio real sobre la disponibilidad de recurso eólico", añade el acuerdo plenario.

66 MW en La Fresneda

La Corporación critica que el proyecto no hace ninguna referencia a las Directrices parciales de ordenación territorial que rigen en la comarca, que son la norma "de obligado cumplimiento" en este territorio. Tampoco, añaden, a la Carta del Paisaje, documento aprobado con el consenso de todo el territorio. Y en lo que concierne a las administraciones locales, "la empresa ha vulnerado el derecho a la información y la participación ciudadana, porque no ha informado a los ayuntamientos del desarrollo del proyecto".

Por último, la potencia de cada aerogenerador y su altura de buje (115 metros) y de rotor (170 metros) "hacen una altura total visible de 200 metros y una potencia total instalada de 66MW en el término municipal de La Fresneda (11 aerogeneradores), señala la Corporación, que también enfatiza sobre la falta de información sobre la linea aérea de alta tensión para la evacuación de la energía producida.