Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

431_1200x150.gif banner click 431 banner 431

La Guardia Civil de Tráfico intercepta en Aguaviva a un camionero conduciendo un vehículo con el tacógrafo manipulado La Guardia Civil de Tráfico intercepta en Aguaviva a un camionero conduciendo un vehículo con el tacógrafo manipulado
Dos agentes de la Guardia Civil junto al camión intervenido

La Guardia Civil de Tráfico intercepta en Aguaviva a un camionero conduciendo un vehículo con el tacógrafo manipulado

Imputados el conductor y dos administradores de la empresa
La Guardia Civil de Tráfico de Alcañiz ha imputado a un camionero y a dos administradores de la empresa para la que trabaja como presuntos autores de un delito de falsedad documental en documento oficial por manipular el tacógrafo del vehículo.

El camionero fue interceptado el pasado 22 de septiembre cuando circulaba sentido Castellón por la A-225 en término municipal de Aguaviva (Teruel), informa hoy el instituto armado en una nota de prensa.

Después de realizar un examen de los datos que arrojaba el aparato de control los agentes sospecharon que el vehículo pudiera llevar instalado un sistema para alterar los registros de los tiempos de conducción y descanso, por lo que se decidió trasladar el camión a un centro autorizado para revisar tacógrafos en Vinaroz (Castellón), por ser el más cercano.

En el centro técnico y una vez efectuada una minuciosa revisión del vehículo, se localizó, encubierto, entre la instalación original del tacógrafo y la cabeza tractora, un sofisticado sistema de manipulación capaz de interferir en los datos que registraba el tacógrafo y que era activado mediante un mando a distancia oculto por el conductor del vehículo.

Según la Guardia Civil, la manipulación del tacógrafo afectaba gravemente a la seguridad vial, así como a la seguridad de los trabajadores, además de que se trata de una práctica desleal entre empresas del sector ya que con su manipulación no quedan registrados y por tanto no coinciden los tiempos de conducción, con los realizados realmente por el conductor.