Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

La iglesia de Andorra permanece cerrada al culto por caída de cascotes La iglesia de Andorra permanece cerrada al culto por caída de cascotes
Los servicios técnicos diocesanos acceden a los tejados de la iglesia. Ayuntamiento

La iglesia de Andorra permanece cerrada al culto por caída de cascotes

El Arzobispado trabaja ya para la subsanación de los desprendimientos

La iglesia de la Natividad de Nuestra Señora de Andorra permanecerá cerrada al culto hasta que los servicios técnicos diocesanos den con la solución para subsanar los peligrosos desprendimientos que desde la borrasca Gloria caen de la cubierta de una capilla lateral y la decoración de escayola de los muros interiores. 

El templo lleva cerrado al culto desde el pasado jueves, cuando la parroquia recibió una notificación oficial del Ayuntamiento de Andorra por la que se impide el uso y el acceso público a la iglesia “por la gravedad en caso de caída de los elementos superpuestos, hasta su revisión y garantía de seguridad de las personas y los bienes”. 

Esta semana, técnicos del Arzobispado de Zaragoza valoraron la estructura, haciéndose servir de una grúa que les permitió acceder al tejado. En los próximos días redactarán una memoria valorada para iniciar las obras de reparación.

En vistas de que varios cascotes han partido algunos de los bancos de la iglesia y que el tejado presenta una grieta tras la acumulación de más de medio metro de nieve que dejó la borrasca, el templo permanecerá clausurado por “motivos de seguridad”, dijo el alcalde, Antonio Amador, a quien no le importa que el templo esté cerrado durante las inminentes fechas de Semana Santa si ello garantiza que nadie va a resultar herido. 

Por el momento, el culto se ha trasladado a otros edificios. Las misas de diario se celebran en el salón de actos de la casa parroquial, en la plaza del Regallo, mientras que las celebraciones de sábado y domingo tienen lugar en la capilla del Poblado. 

Son centenares los afectados por el cierre. “La iglesia se llena siempre el fin de semana”, por no hablar de “fiestas y Semana Santa”, dijo el párroco, David Rojas, a quien le gustaría que las deficiencias actuales estuvieran subsanadas antes del Domingo de Ramos. No obstante, “el peligro es claro, pues en este momento le puede caer un cascote a alguien en cualquier momento”. 

Centros deportivos cerrados

Por otra parte, como consecuencia de las fuertes rachas de viento que se han registrado en los últimos días en Andorra se han desprendido chapas del tejado del frontón cubierto, con el riesgo de caída a las pistas de atletismo, calle Venecia y zonas adyacentes, por lo que el Ayuntamiento cortó los accesos hasta la finalización de las labores de retirada por motivos de seguridad. 

Tanto el frontón como las pistas de atletismo cerraron el martes, aunque el miércoles retomaron la actividad con normalidad, según indicó Amador. 

La borrasca Karine, que atravesó el pasado lunes la península, dejó rachas máximas de viento que alcanzaron los 132 kilómetros por hora en Andorra y superaron los cien en Castellote, Muniesa, Híjar y Fonfría.