Síguenos
La letrada de dos de los empleados pedirá el sobreseimiento sobre ellos en el caso Defabar La letrada de dos de los empleados pedirá el sobreseimiento sobre ellos en el caso Defabar
Algunos de los investigados, después de tres horas de declaración en el juzgado de Alcañiz

La letrada de dos de los empleados pedirá el sobreseimiento sobre ellos en el caso Defabar

Declaran los tres primeros investigados por la operación Ayurveda

La magistrada del Juzgado número 2 de Alcañiz tomó declaración este jueves durante tres horas a tres de los 16 investigados en el marco de la operación Ayurveda de la Guardia Civil contra el tráfico y falsificación de medicamentos. Se trata de un jefe de producción y de la responsable de calidad del laboratorio Desarrollos Farmacéuticos del Bajo Aragón (Defabar), al que los agentes que han llevado la investigación consideran el centro de operaciones de una red que importaba y exportaba medicamentos de manera ilegal. También prestó declaración un ex apoderado que figuraba en cuentas bancarias de Defabar.

La abogada de los dos primeros trabajadores, Sagrario Valero, anunció, al término de la declaración de sus dos clientes, que “en cuanto pueda” solicitará el sobreseimiento de las actuaciones sobre ambos, a quienes la investigación “ha salpicado” pero que, según apuntó, “no tienen ningún tipo de relación” con las operativas presuntamente ilegales que la investigación policial habría destapado. 

Según Valero, los dos empleados a los que representa “son dos personas que han estado dentro de las investigaciones, pero que no han no tenido actuación directa en los hechos” que se están investigando.

La juez que instruye el caso tomó testimonio a los tres empleados por primera vez y sus declaraciones se enmarcan dentro del trabajo de la instructora por recabar más información para el esclarecimiento de los hechos. En este sentido, fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) aseguraron que no está previsto que a raiz de la declaración de este jueves se adopten nuevas actuaciones.

La letrada que representa al jefe de producción de la planta y a la responsable de calidad en el laboratorio subrayó que solicitará el sobreseimiento “en cuanto pueda”, ya que “lo que mis clientes pueden decir es muy poco, porque la suya fue una actividad muy puntual y dentro de las competencias que tenían; sus nombres aparecen en la investigación, pero está acreditado que sólo eran trabajadores”. En este sentido, la abogada señaló que ambos “tenían muchas ganas de declarar, porque han sido unos invitados de piedra en todo ésto”.

La Guardia Civil localizó la firma de ambos en documentos de los años 2015 y 2014 relacionados con fármacos como la Mexiletina o el Novofertil para los que el laboratorio de Alcorisa no contaba con autorización de fabricación por parte de la Agencia Española del Medicamento.

En cuanto al tercer investigado que declaró el jueves, se trata de una persona que, según su abogado, José Luis del Valle Iturriaga, se limitaba “al diseño del cartonaje” de los fármacos que están bajo sospecha. Asimismo, también consta su nombre en cuentas bancarias vinculadas a los laboratorios investigados por la Guardia Civil.

El letrado apuntó que a su cliente “no se le puede imputar ninguna actividad delictiva” y que “lo máximo pueden ser unas infracciones administrativas que ya se están ventilando en un procedimiento al margen” en un juzgado de Madrid. En este sentido, añadió que “eso no significa que haya cometido un delito y mucho menos del calado de lo que se habla en el atestado policial como puede ser un delito contra los derechos de los consumidores”, añadió.

En cuanto a los correos electrónicos y a las cajas de medicamentos que figuran en las diligencias como supuestamente falsificadas, Del Valle Iturriaga alegó que “la falsificación es una interpretación administrativa” y que “en los correos electrónicos tampoco he apreciado ningún contenido de tipo delictivo”. El letrado apuntó hacia “el director técnico” como “el máximo responsable de los medicamentos”, no a su representado.