Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

La llegada de nuevas empresas generarán 40 empleos en La Puebla de Híjar La llegada de nuevas empresas generarán 40 empleos en La Puebla de Híjar
Una de las calles del polígono industrial de la Venta del Barro

La llegada de nuevas empresas generarán 40 empleos en La Puebla de Híjar

La DGA abarata el suelo y la Venta del Barro recibe una inversión años después

La Puebla de Híjar vive un momento dulce en cuanto a creación de empleo. A los 80 puestos de trabajo generados en la Venta del Barro en el último año, principalmente a causa de la recuperación de Prenavisa, se sumarán en los próximos meses unos 40 empleos de otras empresas que ya se instalan en este polígono industrial, pero también en el casco urbano, en la antigua Azucarera y en la nave vivero del Ayuntamiento.

Una de estas nuevas empresas es Talleres Jesús Valero SL, que generará entre 12 y 14 puestos de trabajo en una primera fase, “con un techo de 25 en dos o tres años”, explicó el alcalde de la localidad, Pedro Bello.

“Van a invertir un millón de euros –añadió Bello– y la licencia de actividad ya está en trámite, por lo que el 1 de septiembre la quieren ya totalmente montada para empezar a trabajar” en el sector de las estructuras metálicas y calderería ligera.

18 euros en zona estratégica

Tal como explicó el también presidente de la mancomunidad del polígono industrial, Talleres Jesús Valero es la primera empresa que se instala en la segunda fase del polígono industrial en la última década.

Tras años de reivindicaciones, por fin Suelo y Vivienda del Gobierno de Aragón ha rebajado el precio del metro cuadrado hasta los 20 euros (estaba en origen en 30 y ya bajó a 26), y la mancomunidad bonificará otros 2 euros.

De esta forma, sin ser un precio demasiado atractivo debido a la cercanía de municipios de ámbito Miner que bonifican el suelo industrial mucho más, la empresa se decanta por La Puebla debido a la “situación estratégica” del área industrial, a tiro de piedra del valle del Ebro.

Por otra parte, Gonca Oil SL, una empresa de refinado de aceites, reabrirá las instalaciones en el casco urbano de la antigua Pibasa para generar entre 15 y 20 empleos, según Bello.

Además, el consistorio tiene sobre la mesa un proyecto de inversión de un millón de euros para implantar una tostadora y seleccionadora de almendra que en un principio generaría entre cuatro y seis empleos.

Pero esto no es todo, pues Exportadora Turolense SL, la empresa que trabaja con alabastro en sus instalaciones de la Venta del Barro, está dando los primeros pasos “para generar algo de valor añadido” y “ya está instalada una máquina gigante de corte que puede dar dos puestos de trabajo haciendo filetes”.

Exportadora Turolense, el grupo Leader Adibama y el Ayuntamiento de La Puebla llevan a cabo un proyecto de investigación y desarrollo para usar alabastro en el tratamiento de purines. Tras un periodo de pruebas, la iniciativa acometerá una segunda fase para “ver si es viable industrialmente” en granjas del territorio.

Además, la nave vivero del Ayuntamiento alberga la línea de internacionalización de Aceites Impelte y el almacenaje y clasificación de otra empresa que trabaja con almendra.

Por último, Áridos Artal, que emplea a 20 personas en la actualidad, acometerá una ampliación por valor de un millón de euros que también se espera que genere algo de empleo.

Pese a todos estos puestos de trabajo, el censo de La Puebla de Híjar (unas 900 personas) no termina de despuntar por falta de vivienda disponible, reconoció Bello, por lo que los pueblos que se benefician en este aspecto son Híjar y Albalate del Arzobispo.

El Bajo Martín propone hacer del área industrial un “polígono NorteTeruel”

El Bajo Martín reivindica la Venta del Barro como el “macropolígono NorteTeruel” por su situación “estratégica” y “casi equidistante entre Andorra, Caspe y Zaragoza”.

Así lo defendió el alcalde de La Puebla de Híjar y presidente de la mancomunidad de la Venta del Barro, Pedro Bello, quien aseguró que 500 de las 750 personas que trabajan allí pertenecen a municipios beneficiarios de inversiones Miner, ya sea de primera categoría (Andorra, Albalate del Arzobispo o Calanda) o de segunda (hay 250 alcañizanos, por ejemplo).

Incluso reivindicó el polígono como “la plataforma de despegue hacia Andorra”, pues desde la villa minera hasta la Venta del Barro hay “25 minutos de viaje” y la reconversión de las cuencas mineras “no puede ser metiendo de golpe empresas sino creando una red”, propuso.

Jugando con el nombre de la marca de calidad de Andorra-Sierra de Arcos y Bajo Martín, Bello sugirió impulsar el “polígono NorteTeruel”.

El alcalde poblano recordó que el cargadero ferroviario que reclama ahora Andorra lo vienen reivindicando desde hace lustros en la Venta del Barro, pero todavía está sin ejecutar pese a que la vía del tren está a un paso y Prenavisa cuenta ya con 600 empleados, siendo la empresa más importante de todo el Bajo Aragón histórico.

Según datos de la mancomunidad, el polígono ha pasado de emplear a 669 personas el año pasado a las 750 actuales. El resto del empleo lo aportan empresas como Áridos Artal, Zafán Recubrimientos Industriales, Exportadora Turolense, Gapiba, algunos talleres y otras empresas.

En este momento quedan libres 50.000 metros cuadrados ideales para atraer a varias pequeñas empresas.

La mancomunidad, integrada por todos los pueblos del Bajo Martín excepto Samper de Calanda y Castelnou, está hoy saneada económicamente y ya piensa en ampliar 11.000 metros más. Tiene la depuradora en marcha, el alumbrado funciona y se va a actuar en jardines y viales. También hay gas, tienen agua de pantano y del Ebro y echan de menos la banda ancha, así como el cargadero que aportaría un gran valor al área industrial.