Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Algunas paradas de ropa ya pudieron acudir al mercadillo de Alcañiz la semana pasada

La lluvia empaña la apertura al completo del mercadillo de Alcañiz de los martes

Andorra anuncia que este viernes permitirá un 50% de aforo en su mercadillo ambulante

La lluvia empañó la reapertura “al completo” del mercadillo de los martes de Alcañiz, que el martes tenía que haber lucido como estaba antes de la declaración del estado de alarma, con 25 puestos en la calle Miguel Fleta, ya que la Ronda de Caspe se utiliza como vía de salida y entrada a la población, a la vista de que la travesía de la N-232 está cortada en la Ronda de Teruel y que la avenida Aragón únicamente tiene un sentido de la circulación habilitado como consecuencia de la ampliación de la zona de veladores. 

El agua impidió el reencuentro de los vendedores ambulantes con sus clientes. La tormenta que se desató a primera hora de la mañana espantó a la clientela que había acudido provista con paraguas a su cita de los martes, ya que no dejó de llover en varias horas.

A la vista de que la reapertura no iba a poder realizarse en condiciones, algunos comerciantes ni siquiera llegaron a extender los artículos que habían traído para la jornada, según explicaron  vendedores como Jonathan Navéa. “Estábamos al 100%, con las distancias de separación de tres metros, pero aunque había gente con paraguas, la lluvia no ha parado de caer y al final hemos retirado porque no se podía trabajar bien. La gente ha acudido a los puestos de fruta, pero luego se ha marchado a casa”, explicó Navéa, quien valoró de forma positiva que el Ayuntamiento de Alcañiz haya autorizado la apertura al 100% del mercadillo.

Según los vendedores ambulantes, por la mañana “se nos pasó a todos la normativa que hay que cumplir, con la que estamos de acuerdo”, lo que supone que hemos de mantener una separación con los clientes de dos metros de distancia, disponer de gel hidroalcohólico y la separación entre cada uno de los puestos ambulantes de un mínimo de tres metros.”, informó el comerciante.

El mercadillo alcañizano ha abierto al 100% esta misma semana -la pasada ya lo hizo con más puestos que en la anterior- mientras otros municipios en los que son habituales los vendedores ambulantes de la contornada mantienen todavía restricciones al sector que no es exclusivamente de alimentación. En este sentido, Jonathan Navéa y algunos de sus compañeros se quejaron de que mercadillos como el de Caspe (Zaragoza) o Andorra todavía sigan con limitaciones de aforo del 25%, cuando “hemos pasado a la fase 3”, recordaron.

Según Navéa, “en las últimas semanas he realizado seis llamadas al Ayuntamiento de Andorra, y todavía estamos pendientes de que nos citen o nos expliquen cuándo podremos ir a vender, porque hasta ahora solo permiten al sector de la alimentación: frutas y verduras”, indicó. En este mismo sentido se quejaron otros dos comerciantes dedicados también al sector textil. Tanto Lero, de Caspe, como Mar Louro, de Andorra, señalaron que “en Andorra no se avanza en la desescalada, y siguen con limitaciones permitiendo solo la venta al sector de la alimentación, cuando ya estamos en la tercera fase de la desescalada”.

Según estos empresarios del comercio, llevan semanas acudiendo a pueblos como Albalate del Arzobispo o pequeños pueblos del Bajo Aragón. “Mientras que en Andorra, no hacemos más que preguntar a la Policía Local y de allí nos instan a preguntar en el Ayuntamiento, pero nadie nos da explicaciones ni nos dice cuándo podremos ir”.

Recordaron que Alcañiz, Caspe y Andorra son los tres mercados más importantes y de mayores dimensiones del Bajo Aragón. “De Alcañiz estamos contentos, porque nos han dado instrucciones y todos estamos conformes con las medidas a adoptar, pero con respecto al resto no”, enfatizaron.

El viernes al 50%

El teniente de alcalde de Andorra, Juan Ciércoles, informó de que este viernes el mercadillo de Andorra abrirá al 50% de aforo y justificó la tardanza en la reapertura alegando que “hemos estado valorando qué hacer, porque tal y como estaban las cosas, entraba solo la alimentación básica, pero a partir de esta semana abriremos, con las distancias de separación obligatorias, al 50%”,dijo. 

Sobre cómo sortearán los puestos del sector que no es alimentación, Ciércoles indicó que “nos gustaría que se lo sortearan entre ellos y que acudan en semanas alternas, más que decidir nosotros”. Ciércoles indicó que “el mercadillo ampliará la ocupación de calles debido al cumplimiento de las distancias de seguridad entre cada uno de los puestos”.