Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

La Olivera de Cervera de Belmonte de San José, catalogada como árbol singular La Olivera de Cervera de Belmonte de San José, catalogada como árbol singular
Jorge Cervera, propietario de la olivera, posa junto al ejemplar para comparar su tamaño con el del árbol. Alberto Bayod

La Olivera de Cervera de Belmonte de San José, catalogada como árbol singular

El ejemplar es un olivo milenario de la variedad Rebuxenca que mide más de 5 metros de altura y un diámetro en la base del tronco de 1.156 centímetros

La Olivera de Cervera es uno de los tesoros más preciados del municipio de Belmonte de San José. Desde de la semana pasada, el ejemplar también se encuentra en la prestigiosa lista de Árboles y Arboledas Singulares de Aragón. El nombramiento por parte del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, supone el éxito de un amplio proyecto que arrancó hace tres años y que pretende catalogar las oliveras más características tanto del Matarraña como de algunas localidades del Bajo Aragón.

En el caso de la Olivera de Cervera la consideración de árbol singular llegó gracias a su longevidad, ya que se cree que el ejemplar puede tener entre 800 y 1.000 años, y a su tamaño, de 5’4 m de altura y un diámetro en la base del tronco de 1.156 cm, que se estrecha a 545 cm a una altura de 1’30 m de altura desde el suelo.

Entre las inagotables extensiones de olivos de la variedad de Empeltre que tiñen de verde el Bajo Aragón, un único ejemplar de una variedad minoritaria y distinta destaca por su majestuosidad. Se trata de la Olivera de Cervera, de la variedad Rebuxenca, que se ha convertido en el más afamado árbol de la zona después de ser catalogado como árbol singular de Aragón. “Para nosotros es un orgullo tremendo. Y más teniendo en cuenta el simbolismo que tiene el olivo en el territorio”, confesó Alberto Bayod, alcalde de Belmonte.
 

La variedad Rebuxenca es una de las menos comunes en el territorio. Alberto Bayod


El análisis de los ejemplares de la zona permitió reconocer, además del olivo milenario galardonado, una veintena más de ejemplares con dimensiones y edades muy singulares en Belmonte. “Este proceso nos sirve para ahondar en cuestiones históricas que pueden ser relevantes para el territorio”, aseguró el regidor del municipio que especialmente puso en valor la colaboración y el trabajo tanto del propietario del Olivo de Cervera, Jorge Cervera, como del agricultor que lo mantiene en perfecto estado, Marcos Zurita, del que destacó el “mimo y cariño” que le tiene al árbol.

Las rutas de las centenarias

El de Belmonte es el primer olivo de Aragón incluido en el catálogo de Árboles Singulares por lo que durante los próximos meses su fama crecerá de forma notoria. El proyecto de catalogación de los olivos más singulares del territorio tendrá un papel fundamental para que eso suceda, ya que de la mano de la comarca del Bajo Aragón pretende organizar unas rutas para poder conocer todas las oliveras centenarias repartidas por la comarca.

El programa Tierra de Centenarias arrancará sus excursiones con una visita a la Olivera de Cervera durante el próximo fin de semana. Con la finalidad de dar a conocer la existencia de estos ejemplares y ahondar en la cultura de los olivos, Belmonte abrirá sus puertas a los visitantes para que puedan disfrutar de uno de sus tesoros más preciados.

El análisis y la catalogación han sido los puntos clave para conseguir que la Olivera de Cervera se incluyera en el catálogo de Árboles Singulares. El siguiente paso es tratar de buscar una evolución para que el proyecto pueda seguir adelante. Sin embargo, el deseo  de todos los implicados es el de proteger a unas especies con cientos de años bajo sus raíces.