Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Molino de un parque eólico

La Plataforma a favor de los paisajes alega contra el parque eólico de Ejulve y Molinos

Hace hincapié en el impacto sobre la fauna autóctona y el Geoparque del Maestrazgo

La Plataforma a favor de los Paisajes de Teruel ha presentado alegaciones al proyecto para la construcción de la central eólica El Hocino, entre los municipios de Ejulve y Molinos, y su linea de evacuación. La entidad ha hecho hincapié en la afección de este proyecto eólico sobre la fauna que habita en la zona y sobre el Geoparque del Maestrazgo, que acaba de ser readmitido por la Unesco en la Red Mundial de Geoparques, y ha solicitado su retirada.

El portavoz de la Plataforma, Javier Oquendo, explicó que “las alegaciones tienen más de 60 páginas, están muy bien fundamentadas y están firmadas por organizaciones y personas a título particular de la provincia”. El portavoz indicó que algunas de ellas “reclaman a la administración que pida un poco más de honradez a las empresas promotoras, que presentan los proyectos fragmentados en lugar de completos, lo que no permite ver realmente el alcance que tienen en el territorio estas centrales eólicas”. En relación al proyecto de Hocinos, Caballos I y Caballos II, Oquendo enfatizó que “abarcan prácticamente todos los términos municipales de Ejulve y de Molinos”, a la vez que “la linea de alta tensión proyectada “cruza todo el monte de Majalinos, un monte que no hay que olvidar está quemado y sobre el que, por ley del Gobierno de Aragón, no se puede actuar en un plazo de 30 años”.

50 MW

Los proyectos eólicos se están presentando parcelados, divididos en tramos, “porque, si no superan los 50 MW de potencia, de la tramitación se encarga el Gobierno de Aragón y no el ministerio para la Transición Ecológica”, apostilló Oquendo, una estratagema que “impide ver el impacto global y real de estas centrales eólicas en el territorio, que están llenando todo el territorio”, añadió. 

Errores en el estudio

La alegaciones de la Plataforma a favor de los Paisajes de Teruel inciden en el medio ambiente y en la fauna, pero también ponen de manifiesto los “graves errores en el estudio de impacto ambiental, tanto sobre las distancias a especies protegidas, como de salvaguardas, además de que el proyecto coge parte de una zona Zepa (Zona de Especial Protección para las Aves)”, añadió el portavoz.

La masificación eólica puede tener “serias consecuencias para la importante población a nivel nacional de murciélagos que habitan en las cuevas de los alrededores, muy cercanas al lugar donde se proyecta la central eólica, entre ellas las que integran el Espacio Natural Protegido de las Grutas de Cristal”, señala el documento de alegaciones. También se hace hincapié en las numerosas aves protegidas como el alimoche, el águila real o la alondra ricotí, entre otras que tienen su hábitat en la zona”. Además, está “la afección geológica al Geoparque del Maestrazgo, recientemente vuelto a admitir por la Unesco a la Red Mundial de Geoparques o al Parque Cultural del Maestrazgo, paisaje cuya importancia viene recogida en la Carta Europea del Paisaje ratificada por el Gobierno de España”.

Además, insisten en las consecuencias sobre “la ganadería extensiva, que verá un añadido de dificultad en un territorio donde pastos, tierras de labor y vías pecuarias serán ocupados por pistas de anchuras sobredimensionadas, torres eléctricas, grandes aerogeneradores de unos 200 metros de altura, que generarán ruidos, sombras y afecciones electromagnéticas de cuestionada inocuidad”. 

Otros modelos

La Plataforma a favor de los paisajes ha reclamado la retirada del proyecto, puesto que responde a “un modelo de masificación que no es el adecuado para territorios que por su elevado valor paisajístico y natural deberían preservarse de fuertes impactos de este tipo”, señala en un comunicado. De la misma manera, reclama de nuevo “diálogo y un debate sobre la idoneidad o no de ciertos lugares para la generación de energía a partir de las renovables, tal y como se están planteando, de la producción distribuida, del autoconsumo e incluso que se exploren acuerdos económicos que permitan repartir la riqueza generada por los distintos modelos de desarrollo.

Diálogo

Oquendo insistió en que ahora “es el momento de sentarse a dialogar y de debatir entre todos y no sólo de escuchar a las empresas del sector energético, sus promesas de mucho dinero y de mucho empleo”, que considera falsas. “Es momento de poner freno a tanto destrozo que será para siempre irreversible”, añadió.

Un colectivo que vuelve tras la parálisis por la Covid

La Plataforma favor de los paisajes de Teruel se constituyó este año en la localidad de Monroyo impulsada por personas a título particular, asociaciones vecinales y organizaciones empresariales de varias comarcas de Teruel, entre ellas las asociaciones de empresarios del Matarraña y Maestrazgo.

La exposición pública de varios anteproyectos de implantación de centrales eólicas en las comarcas del Matarraña y Maestrazgo movilizó a las personas y organizaciones que consideraron que su puesta en marcha sería perjudicial para el territorio. A raiz de esta movilización se constituyó la Plataforma, que organizó charlas coloquio en distintos municipios de Teruel para informar de las consecuencias que tendrá sobre el paisaje la puesta en marcha de enormes molinos de generación de energía. La pandemia por coronavirus, no obstante, ha paralizado esta movilización popular.