Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

349_1200x150-mas-de-cebrian.gif banner click 349 banner 349

La recuperación del río Guadalope por los lodos de Santolea tardará tres o cuatro años La recuperación del río Guadalope por los lodos de Santolea tardará tres o cuatro años
Balsa en el Guadalope

La recuperación del río Guadalope por los lodos de Santolea tardará tres o cuatro años

La Fiscalía está pendiente de un requerimiento al Miteco

La recuperación de la vida en el cauce del río Guadalope afectado por los lodos del desembalse del pantano de Santolea tardará entre tres y cuatro años, según los informes que las Administraciones públicas han remitido a la Fiscalía de Teruel, que tiene abiertas diligencias a raíz de una denuncia presentada en enero por la asociación ecologista AEMS Ríos con Vida.  El ministerio público ha pedido a la Unidad especializada en Medio Ambiente de la Fiscalía General del Estado que intente localizar a los responsables del proyecto del recrecimiento de Santolea y de la Declaración de Impacto Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco) para citarlos o pedir un informe, que es el único trámite pendiente antes de concluir las diligencias y poder tomar una resolución.

De momento desde la Fiscalía de Teruel no hay un pronunciamiento sobre si se ha podido cometer una infracción penal o se estaría ante una infracción de tipo administrativo, si bien en este caso es la propia Administración la que está detrás de las obras y como tal no podría ser sujeto activo de un delito en caso de que así se apreciara.

Desde el ministerio público no se habla de desastre, como sí consideró en cambio la asociación ecologista denunciante. El vertido de lodos que provocó la turbidez del agua y la deposición de limos a lo largo de aproximadamente 30 kilómetros del río, entre Santolea y el embalse de Calanda, ha dejado sin vida esta parte del cauce, si bien la mortandad de peces no fue muy alta al haber huido los animales.

Lo que han provocado los lodos, según los informes que ha recibido el ministerio público por parte del Gobierno de Aragón, ha sido la pérdida de la fauna bentónica, los organismos que habitan en el fondo de los ecosistemas acuáticos y que son los que sustentan la vida de los ríos. Al desaparecer tras quedar sepultados por los lodos, lo mismo que los huevos depositados por los peces, el río se encuentra completamente muerto en un tramo de unos 30 kilómetros.

El fiscal de Medio Ambiente de Teruel, Jorge Moradell, precisó que en realidad el río se encuentra en estos momentos “aletargado” a la espera de que pase ese tiempo y la vida vuelva a surgir.

Dentro de las diligencias abiertas por la Fiscalía han declarado ya como testigos representantes de la CHE, Acuaes y las adjudicatarias de las obras y de la supervisión de las mismas. Aunque con el desembalse para el recrecimiento de Santolea era inevitable que se soltaran lodos, la ataguía que se construyó para la decantación de las aguas fue insuficiente para contenerlos.

Además de citar a los representantes de las entidades implicadas en estas obras, la Fiscalía ha recibido durante estos tres meses varios informes con valoraciones y actuaciones hechas.