Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La restauración de la torre gótica de Alcañiz terminará en junio, seis meses antes de lo previsto La restauración de la torre gótica de Alcañiz terminará en junio, seis meses antes de lo previsto
Torre gótica, todavía en restauración

La restauración de la torre gótica de Alcañiz terminará en junio, seis meses antes de lo previsto

Adecuación interior y exterior

El grueso de las obras de la torre gótica de Alcañiz, en restauración desde el mes de enero de 2018, podría estar terminado en el mes de junio, unos seis meses antes de lo previsto en el contrato de adjudicación de la obra, en el que se contempló un plazo de 24 meses para la rehabilitación integral de este elemento del patrimonio aragonés.

El arquitecto responsable de los trabajos, el alcañizano José Ángel Gil, calculó que en un máximo de "dos meses", el trabajo de rehabilitación "quedará completado", aunque el enorme andamio que cubre la torre desde abril de 2018 podría retirarse incluso antes. Gil reconoció que los plazos de restauración de la obra "se determinaron a partir de los estudios previos", pero apuntó que la empresa adjudicataria -Geocisa (Geotecnia y Cimientos SA)- "trajo a muchos equipos hasta aquí que podían trabajar de manera simultanea, por dentro, por fuera, en distintos niveles de la obra, y eso ha permitido adelantar el trabajo", se congratuló.

El enorme andamio que terminó de instalarse en abril del año pasado y que supuso un mes y medio de trabajos, se desmontará "antes de que la obra esté completamente terminada", según Gil. No obstante, tan sólo quedará pendiente "el acondicionamiento de la planta baja”.

Hasta ahora, en la torre se han llevado a cabo tareas de consolidación, restitución, colocación de injertos de piedra, limpieza general interior y exterior y realizado el cierre de juntas, algunas de ellas de enormes dimensiones. "En algunas cabía un brazo dentro", según la descripción del arquitecto. Asimismo, también ha sido sustituida la pavimentación en la planta de las campanas y en la planta noble, donde no había ni siquiera pavimento. En cuanto a las plantas inferiores, que sí tenían suelo anterior, "se ha procedido a su arreglo, porque estaba bastante deteriorado".

Las paredes de algunas de las salas de las plantas de la torre estaban ennegrecidas como consecuencia de la humedad, el paso del tiempo y, en algún caso, porque se había llegado a hacer fuego en el interior. "A día de hoy, el aspecto interior que tienen las salas no tiene nada que ver con lo que teníamos antes, porque se ha eliminado por completo el color negro que cubría las paredes", detalló el arquitecto.

En estos días, los trabajadores de la empresa se centran en realizar el "remate de instalaciones", dijo Gil, que se mostró "muy satisfecho" por cómo ha avanzado la obra. Además, valoró "la sensibilidad que ha tenido la empresa, que ha contratado a varios gremios locales para realizar trabajos de carpintería y herrería". 

Después de la colocación de las instalaciones, quedarán pendientes los remates finales y el ensanchamiento de los peldaños 84 y 85 de la escalera que sube a la torre, algo necesario para facilitar el tránsito hacia arriba, ya que ahora este tramo apenas tiene un ancho de 45 centímetros.

Esta ampliación también se contemplaba en los peldaños 100 y 101, pero "hemos localizado un elemento estructural de primer orden, y para ejecutar ese segundo ensanchamiento habría que hacer una mayor inversión económica. Hemos puesto sobre la balanza la posibilidad, y se ha considerado que no es viable", dijo Gil. Eso significa que a partir de la planta noble, donde se encuentran las tracerías, continuar subiendo hasta arriba será mucho más complejo debido al estrechamiento.

Por tanto, sólo se ejecutará el primer ensanchamiento, el de los peldaños 84 y 85 de la escalera. Actualmente, ya hay un andamio instalado a la derecha del altar de la iglesia para poder realizar la ampliación en este punto. Esta actuación concreta puede durar unas dos semanas, según calculó quien añadió que "la iluminación y la barandilla que se colocarán en la escalera" facilitarán el ascenso a las personas que puedan subir, al menos hasta los peldaños donde aparece el segundo estrechamiento.

Restos góticos

El Ayuntamiento de Alcañiz ha vuelto a pedir a la comisión provincial de Patrimonio que permita la retirada del yeso que cubre los elementos góticos de la planta baja de la torre. De momento, el consistorio sólo ha recibido una negativa por respuesta. Ahora se está a la espera de una nueva resolución.