Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

349_1200x150-mas-de-cebrian.gif banner click 349 banner 349

La rompida de Calanda vuelve a la plaza España con un guiño a Luis Buñuel La rompida de Calanda vuelve a la plaza España con un guiño a Luis Buñuel
Imagen de la Rompida de la Hora de Calanda en 2019, la última celebrada con normalidad antes de la pandemia

La rompida de Calanda vuelve a la plaza España con un guiño a Luis Buñuel

Si bien el estruendo de tambores y bombos no ha cesado en ninguna edición de la tradicional Rompida de la hora, hacía dos años que la plaza España del municipio turolense de Calanda no acogía a los miles de cofrades y aficionados, que en esta ocasión podrán reunirse y reencontrarse de nuevo, con un guiño muy especial al cineasta calandino Luis Buñuel.

Como es tradición en el municipio, la concentración de los tamborileros comenzará a partir de las 11 horas del Viernes Santo, pero no será hasta las 12 horas cuando el silencio se rompa con un atronador retoque de bombos y tambores, que no cesará hasta las 14 horas del día siguiente, el Sábado Santo, cuando tendrá lugar el homenaje a Mosen Vicente Allanegui y a todos los fallecidos de Calanda, con la interpretación de la Marcha Palillera.

La actriz y presentadora de televisión Lara Dibildos será este año la invitada encargada de dar el primer toque en el gran bombo que presidirá la plaza España, junto al alcalde de Zaragoza y presidente del Partido Popular de Aragón, Jorge Azcón, y la representante de la Cofradía María Magdalena de Calanda, Conchita Vidal, que será el punto de partida de la Rompida de la Hora.

Luis Buñuel también estará muy presente gracias a la nueva escultura que el Ayuntamiento de Calanda ha instalado a las puertas de la que fuera su casa familiar en la plaza de España, realizada por el escultor Daniel Elena y en la que aparece tocando el tambor, que será el punto de encuentro de los tamborileros a las 2 horas con el objetivo de recordar la figura del cineasta calandino y su vínculo con la Semana Santa.

“Después de dos años en los que la pandemia no nos ha dejado celebrar nuestra fiesta más emblemática, por fin este año vamos a poder volver en la más absoluta normalidad. La gente tiene muchísimas ganas, hay mucha expectación y se nota en los ensayos de las cofradías que vuelven con más ahínco. Espero que el tiempo nos acompañe”, ha indicado a EFE el alcalde de Calanda, Alberto Herrero.

Ha explicado que desde el Ayuntamiento han decidido instalar tres pantallas en los alrededores de la plaza de España para intentar aliviar la concentración de personas y para que quienes quieran seguir el acto en directo sin entrar en el tumulto puedan hacerlo con la mayor comodidad posible: “Nosotros estamos muy contentos, muy satisfechos y con mucha expectación”, ha señalado.

El alcalde ha precisado que antes de la pandemia de la covid-19 la ‘Rompida de la hora’ podía concentrar a más de 10.000 personas y ha recordado que desde el consistorio calandino, junto con los comercios del municipio, han puesto en marcha una campaña para alquilar túnicas y tambores, aunque ha reconocido que desconoce cuál será la participación en esta nueva normalidad.

Romper la hora es un acto tradicional en la Semana Santa de la provincia de Teruel, con varios municipios de la Ruta del Tambor y Bombo, una asociación que tiene como objetivo aunar fuerzas y defender la tradición común entre Albalate del Arzobispo, Alcorisa, Andorra, Calanda, Híjar, La Puebla de Híjar, Samper de Calanda, Urrea de Gaén y Alcañiz, aunque en este último no se rompe la hora.

Según ha relatado el presidente de la Ruta del Tambor y Bombo, Fernando Galve, la asociación nació hace 52 años, de la mano del hijarano Mariano Laborda Gracia, cuando los representantes de las cofradías de nueve municipios del Bajo Aragón Histórico observaron las similitudes que existían en la forma de vivir y sentir la Semana Santa en ese territorio al norte de la provincia de Teruel.

“Los representantes de aquellos tiempos supieron unirse y ver la forma similar que había de celebrar la Semana Santa en estos nueve pueblos del Bajo Aragón, y por eso se formó esta ruta, en la que hemos trabajado mucho durante todo este tiempo”, ha señalado Galve, quien ha recordado que el 50 aniversario se realizó en septiembre de 2020 en un acto solemne para cumplir la normativa frente a la covid-19.

De cara a esta Semana Santa, el presidente de la Ruta del Tambor y Bombo augura que será “la Semana Santa del reencuentro”, en la que los cofrades que durante los dos últimos años no han podido celebrar juntos su afición volverán a encontrarse y a retomar la “ansiada normalidad”, eso sí, con la mirada puesta en la previsión de lluvia.

“Para nosotros la Semana Santa lo es todo, el tambor y el bombo está en nuestro ADN y es nuestra más arraigada tradición, que tenemos que regalar a nuestros hijos como nuestros padres hicieron con nosotros. Estamos muy ilusionados y muy contentos, porque volvemos a celebrar como antes”, ha destacado Galve.

La Ruta de Tambor y Bombo es Fiesta de Interés Turístico Nacional, e Internacional desde 2014, y las tamborradas como la ‘Rompida de la hora’ fueron declaradas en 2018 Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.