Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Los andorranos no han querido dejar de celebrar sus queridas fiestas de San Macario, aunque sea decorando los balcones

La situación en Andorra es de “transmisión comunitaria” con más de 50 positivos PCR

Guardia Civil y Policía Local intensificarán vigilancias para hacer cumplir las medidas preventivas

La zona de salud de Andorra tiene en este momento más de 50 casos positivos confirmados de coronavirus y más de 200 personas guardan cuarentena en sus casas. La situación es de “transmisión comunitaria” y se va a intensificar la presencia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para garantizar el cumplimiento de las medidas de prevención establecidas.

Así lo explicaron el alcalde de la localidad, Antonio Amador, y la coordinadora del Centro de Salud de Andorra, Ana García, después de la reunión que mantuvieron con efectivos de Guardia Civil, Policía Local y Protección Civil.

En la última semana se han practicado hasta 40 pruebas PCR diarias de media a los vecinos de Andorra y comarca, lo que da cuenta del intenso rastreo que se está llevando a cabo en este área de salud ante un brote que, según el Gobierno de Aragón, todavía no es suficiente para tomar medidas similares a la fase 2, como sí ha sucedido en el caso de Ejea de los Caballeros.

No obstante, “estamos detectando que ya hay transmisión comunitaria”, alertó García, que explicó que la semana pasada “teníamos muy poquitos casos confirmados con PCR positiva” y en este momento la cifra es de más de 50 positivos. “No siendo un porcentaje significativo a nivel de cómputo total de la población, sí que nos hace reflexionar” sobre “qué está pasando” para que se dé esta evolución.

Relajación

Que el virus “se propaga a través de las gotas” de saliva “es un hecho confirmado”, dijo la médica de Andorra, que observa que la población se ha “relajado en la distancia corta”, pues con la familia y los amigos se quita la mascarilla para tomar un café o una cerveza. “Un contacto estrecho es aquel que está más de 15 minutos sin la mascarilla a menos de un metro de distancia”, dijo, por lo que una simple reunión por ese espacio de tiempo es “más que suficiente para contagiar al compañero que tienes enfrente”. Por ello, “la distancia de metro y medio en terrazas entre sillas es fundamental”, así como usar las mascarillas en los centros de trabajo interiores donde “no se ventila de forma periódica durante más de 15 minutos”. 

Y es que el virus “ha demostrado que tiene gran capacidad de propagarse”, por lo que “en el momento que nos sacamos la mascarilla perdemos toda la protección” y, aun “habiéndolo hecho estupendamente, podemos contagiar a la familia” por un simple almuerzo con amigos.

Es por ello que García apeló a la responsabilidad de la población, pues “se puede disfrutar de la vida y de los amigos sin necesidad de incumplir estas medidas. Es fundamental y nos va la vida en ello”, sentenció: “En las personas mayores puede ser letal”.

En otra rueda de prensa, en este caso en Zaragoza, la consejera de Sanidad, Sira Repollés, alertó de que los positivos están relacionado con eventos y reuniones sociales y coincidiendo con periodos de fiestas patronales que se han suspendido, en localidades como Andorra, Pradilla, Muel, Tauste, María de Huerva, Alagón y La Almunia.

“En estos municipios se va a intensificar la presencia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para garantizar el cumplimiento de las medidas establecidas. Quiero insistir y apelar a la responsabilidad individual y a la colaboración, que ya me consta de los alcaldes de los citados municipios, para intensificar las medidas de distanciamiento social y evitar de este modo que tengamos que tomar medidas más restrictivas”, agregó.

El director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, insistió en que se respeten las recomendaciones de distanciamiento social y número de asistentes a reuniones familiares y amigos. “Frente a los incumplimientos en el ámbito privado, solo nos queda insistir en que el virus está entre nosotros y hay que ser enormemente cuidadosos”, recordó, porque “la población joven que se contagia acaba contagiando a población vulnerable”.

Misa y teatro suspendidos

El martes, la concejalía de Festejos y la Junta de San Macario comunicaron a través de las redes sociales del Ayuntamiento de Andorra que, “dada la situación en la que se encuentra nuestra localidad, se ha decidido suspender la misa” de hoy, 9 de septiembre a las 12 horas, “en honor a nuestro patrón San Macario”, e instaron a “continuar con los protocolos sanitarios recomendados”.

También se va a suspender el ciclo de teatro que iba a abrir el 11 de septiembre el Teatro del Temple “por responsabilidad y coherencia”, informó el alcalde de Andorra.

“No queremos que sean días de las mal llamadas no fiestas, sino de normalidad. Ya llegarán las fiestas en otro momento para poderlas disfrutar y saborear como se merecen. Tampoco se pueden tirar petardos para evitar todo aquello que pueda ser una actividad festiva”, indicó Amador, que el martes mismo habló con el párroco de la localidad para que se abstuviera de hacer misas con grandes aglomeraciones.

El alcalde agradeció la labor tanto del equipo sanitario de Andorra, por el “rastreo” de casos que está realizando, como de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en el cumplimiento de las medidas de prevención. Amador recordó que las peñas están prohibidas por el Gobierno de Aragón y que las sanciones por incumplir este precepto, así como el botellón, son severas. En este sentido, recordó que la Policía Local tiene turno de noche estos días y que está “perfectamente coordinada” con el cuartel de la Guardia Civil.

Fuentes de Delegación del Gobierno en Aragón anunciaron que en los municipios señalados por Repollés habrá vigilancia y refuerzos, sobre todo de cara al fin de semana por las no fiestas. “Ya había previsto un dispositivo especial con refuerzos de Alcañiz y miembros de seguridad ciudadana (14 agentes) que también se coordinarán con la Policía Local de Andorra”, apostillaron.

“Ahora se coordinará todo para seguir con labores de vigilancia, concienciación y lo más importante: evitar aglomeraciones de cualquier tipo”, concluyeron estas fuentes.

“Depende de cada uno de nosotros que ganemos la batalla al virus antes o más tarde, así como todo lo que se va a ir quedando por el camino. Si nos juntamos sin mascarilla o no guardamos las distancias podemos volver a saturar el sistema sanitario”, advirtió.

El alcalde deseó que Andorra no llegue al punto que ha llegado Ejea y no se tenga que confinar la localidad. “No podemos dejar de confiar en la ciudadanía. Se podrán aplicar medidas sanitarias y endurecer las sanciones, pero la medida más efectiva vendrá siempre de lo que cada uno de nosotros hagamos”, enfatizó Amador.