Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La situación en Andorra es “radicalmente distinta” pero se mantiene la Fase 2: “No hay que bajar la guardia” La situación en Andorra es “radicalmente distinta” pero se mantiene la Fase 2: “No hay que bajar la guardia”
La Guardia Civil controla los accesos a Andorra, a mediodía del jueves. M. N.

La situación en Andorra es “radicalmente distinta” pero se mantiene la Fase 2: “No hay que bajar la guardia”

El confinamiento perimetral concluye esta medianoche

El confinamiento perimetral de Andorra concluirá en la medianoche de este viernes una vez pasada la tercera semana con restricciones con una reducción notable de positivos Covid-19 en la localidad, por lo que los vecinos recuperarán la movilidad que perdieron el 11 de septiembre por orden del Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón ante el gran incremento de casos.

El Boletín Oficial de Aragón publicaba en la tarde del jueves otra orden, esta vez para decretar el desconfinamiento perimetral de Andorra, aunque el municipio tendrá que seguir cumpliendo medidas en materia de salud pública propias de la Fase 2 de la desescalada.

En el texto del BOA se explica que la incidencia de la pandemia en Andorra en la semana 39 del año “ha descendido muy significativamente” con respecto a la anterior, al situarse en los 571 casos por 100.000 habitantes. En la semana 38 se registraron 1.184 casos por 100.000 habitantes, por lo que se ha dado un “notable descenso de los niveles de incidencia, lo que, de acuerdo a criterios de salud pública, hace innecesario mantener las medidas de restricción de movilidad adoptadas para este municipio”, determina Sanidad. 

No obstante, “dado que la incidencia sigue siendo elevada y muestra presencia tanto de transmisión comunitaria como de brotes, resulta necesario mantener medidas especiales de prevención y control, como las establecidas en la Orden SAN/845/2020, de 10 de septiembre”, prosigue la orden. La limitación de la movilidad se dará por concluida “a partir de que concluya el actual periodo de prórroga, a las 24 horas del 2 de octubre de 2020”. Desde ese momento ya no habrá controles policiales a las entradas y salidas de Andorra, que en las últimas tres semanas solo se han podido rebasar para ir a trabajar, estudiar, cuidar a personas dependientes y otras causas de fuerza mayor.

Antes que Ejea

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, aseguró que la situación epidemiológica de Andorra “es radicalmente distinta del momento en que decidimos confinar". Cabe destacar que Andorra ha salido antes que Ejea de los Caballeros del confinamiento perimetral, cuando la localidad zaragozana entró dos días antes. "Sí que se van a relajar un poco las medidas de confinamiento estricto, pero se van a intensificar las de control domiciliario”, dijo Repollés en referencia al municipio de las Cinco Villas. Esto se va a hacer "con unos equipos formados por Protección Civil, trabajadores sociales y con la colaboración de la policía, bien sea local, nacional o autonómica, que va a aumentar los controles domiciliarios en aquellos casos en los que se pueda incumplir la cuarentena".

El alcalde de Andorra, Antonio Amador, agradeció el “esfuerzo y privaciones” que ha hecho la ciudadanía y definió a los vecinos como “ejemplares”, por lo que se sintió “especialmente orgulloso” de ellos si bien les instó a “no bajar la guardia”.

“Hemos aprendido que de la noche a la mañana podemos pasar del blanco al negro, no podemos relajarnos. Seguimos en una Fase 2, no tenemos la restricción de entrada y salida y esperemos que nuestros comercios empiecen a recuperarse”, dijo en un doble mensaje institucional difundido por la Televisión Local de Andorra.

Amador agradeció la “implicación y dedicación” de la Guardia Civil y de la Policía Local, y lanzó “un reconocimiento muy especial para Protección Civil”, especialmente a su responsable en Andorra, Antonio Camacho.

“No olvidemos que son voluntarios, gente que tiene su trabajo o están jubilados”, manifestó, y que han hecho un esfuerzo para atender a las personas más vulnerables con el apoyo de Protección Civil del Bajo Aragón. “Hacen falta muchos Antonios Camachos y mucha gente del equipo. Muchas gracias y esperemos que no volvamos a vernos en esto”, concluyó el alcalde.

“Muy atentos”

El director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, incidió en que siguen "muy atentos" a la evolución de municipios o ámbitos geográficos donde la incidencia puede subir.

"Nada de lo que pasa en el territorio es ajeno a mirarlo con lupa" aseguró Falo, quien precisó que es cuando se puede explicar la agrupación de casos, como brotes residenciales o familiares, cuando se permite "una cierta flexibilidad como para no tener que adoptar medidas inmediatamente" y continuar con la vigilancia por si aparecen otras situaciones que obliguen a adoptar otras medidas.

También "se vigilan de cerca" otras zonas del Bajo Aragón y La Almunia de Doña Godina, aseveró Falo, quien recordó que se están aplicando restricciones en municipios más pequeños en tasas a partir de 200-300 por 100.000 habitantes, cuando las subidas eran muy acusadas o había circunstancias que así lo indicaban, y apuntó que en localidades muy pequeñas la positividad "va muy ligada a la investigación de los brotes".