Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

431_1200x150.gif banner click 431 banner 431

La Universidad de Verano  de Teruel pone en valor los conventos de la Tierra Baja La Universidad de Verano  de Teruel pone en valor los conventos de la Tierra Baja
Morte, Urquizu y Hernando inauguraron el viernes el curso de la Universidad de Verano de Teruel. M. N.

La Universidad de Verano de Teruel pone en valor los conventos de la Tierra Baja

Un curso itinerante del CEAR visita el patrimonio de Rueda, El Olivar, Mirambel y Cuevas de Cañart
Un curso de la Universidad de Verano de Teruel con sede principal en Alcañiz da a conocer durante todo el fin de semana la relevancia de los conventos y monasterios de la Tierra Baja con el objetivo de valorar su importancia artística e histórica.

Fomentar el estudio de este patrimonio cultural y la realización de trabajos académicos basados en él, y explicar su potencial como recurso económico para los entornos despoblados en que se ubican también forman parte de los objetivos de esta formación, con sede en el Palacio Ardid pero itinerante por varias comarcas. Este viernes se desplazó al monasterio cisterciense de Rueda (Zaragoza), este sábado lo hará a los conventos de Mirambel y Cuevas de Cañart, y el domingo hará lo propio con el monasterio mercedario de Estercuel.

La inauguración oficial tuvo lugar en la mañana del viernes en Alcañiz a cargo de los directores del curso, la catedrática en Historia del Arte Carmen Morte y el profesor de la Universidad de Zaragoza Pedro Hernando, que estuvieron acompañados del alcalde de Alcañiz, Ignacio Urquizu.

Vinculado al CEAR


Morte subrayó la trayectoria de este curso, vinculado al Centro de Estudios de Arte del Renacimiento (CEAR) asociado al Instituto de Estudios Turolenses. “El primero fue en septiembre de 2009 y desde entonces han estado siempre apoyados por la Fundación Quílez Llisterri”, destacó la
promotora, que recordó a “tres magníficos historiadores del arte” como fueron los profesores Gonzalo Borrás, Agustín Bustamante y Joaquín Garriga, participantes en aquella primera edición con la monarquía hispánica como temática principal.

“Desde entonces han pasado diferentes especialistas de diversos campos y hemos tratado muchos temas interdisciplinares”, prosiguió la directora. Tras cinco años de parón, no solo por la pandemia, el formato de los cursos ha pasado a ser itinerante y “más rural”, centrándose en lo bueno y patrimonial que existe en el entorno de la capital del Bajo Aragón.

Las visitas a los monasterios se realizan de la mano de quienes mejor los conocen. De esta forma, el propio Hernando guió la visita matinal del viernes por el Monasterio de Rueda y Morte lideró el recorrido de la tarde por el Convento Dominico de Alcañiz junto al historiador y arqueólogo José Antonio Benavente.
Hoy sábado, la técnica de Patrimonio de la Comarca del Maestrazgo, Sonia Sánchez, dará las claves de los conventos de Mirambel y de las Franciscanas de Cuevas de Cañart, y nuevamente Hernando guiará una visita al convento de Servitas de esta segunda localidad del Maestrazgo. Finalmente, el domingo serán Morte y los padres mercedarios de Estercuel, titulares del único monasterio habitado del curso, los que hagan de anfitriones en El Olivar.

Sentir y empaparse de ellos
“Se trata no únicamente de hablar del monumento, sino de conocerlo, sentirlo y empaparnos de esa sensibilidad de aquellos tiempos pasados. Salvo El Olivar, están deshabitados y algunos de ellos en estado de ruina preocupante”, alertó la directora de la formación universitaria.

Por su parte, Hernando destacó que la Universidad de Verano es “una de las joyas que tenemos en la provincia”, pues descentraliza la formación. “Pensamos que lo que hay en otros sitios es mejor que lo que hacemos nosotros y no es así”, sentenció.

El historiador del arte puso el foco en disfrutar del patrimonio que se va a presenciar, pues “como nos descuidemos un poco el año que viene hacemos otro curso de conventos y monasterios y alguno de los que hemos visto ya no está”, dijo en relación a que “hace 15 días se hundió parte de la iglesia del convento femenino de Cuevas de Cañart”.

“Estos conventos y monasterios son unos grandes desconocidos para muchísima gente que no sabe la historia que hay detrás ni el papel que han jugado, sus categorías y diferencias”, manifestó Urquizu, que recordó que el Monasterio del Olivar hospedó a Tirso de Molina, dramaturgo del siglo XVII. El alcalde de Alcañiz felicitó a Morte por haber organizado este curso desde el CEAR, y también por las publicaciones de este centro dependiente de la Diputación Provincial de Teruel.

Charlas divulgativas

 

El programa viene salpicado de interesantes charlas, como la que dio ayer la doctora en Historia Ana Isabel Lapeña sobre el papel de monasterios y conventos en la formación de Aragón. El viernes por la tarde, el profesor de Historia del Arte Jesús Parrado habló del arte del Císter en Valladolid.

Este sábado, la profesora de Historia del Arte Natalia Juan García impartió una charla sobre los modos de vida de los monjes benedictinos españoles.

Ya el domingo, el catedrático de Historia del Arte Luis Arciniaga ilustró sobre los panteones reales en monasterios y conventos en la Corona de Aragón, mientras que su homólogo René Payo hizo lo propio con los de Castilla.

 

El redactor recomienda