Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

La UVI móvil de Alcañiz prestó servicio sin médico  el último fin de semana La UVI móvil de Alcañiz prestó servicio sin médico  el último fin de semana
Una cadena humana rodeó en Hospital de Alcañiz en octubre de 2020 para pedir una mejor dotación de personal

La UVI móvil de Alcañiz prestó servicio sin médico el último fin de semana

El comité de empresa del transporte sanitario urgente, PP y Cs cargan contra la falta de planificación

La “falta de coordinación y planificación” entre el Departamento de Sanidad y la empresa Acciona, concesionaria de la prestación externalizada de los servicios del 061 para el Bajo Aragón, dejaron el pasado fin de semana al territorio sin médico en la UVI móvil encargada de los traslados entre hospitales.

Así lo aseguró el comité de empresa en Teruel del Transporte Sanitario Urgente, que explicó  que el turno que empezó el viernes a las 21 horas y acabó el lunes a las 9 horas no contó con el médico que le corresponde y fue sustituido por un técnico en emergencias sanitarias.

Algo que el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón ratifica, si bien justifica que “el médico fue baja en el último momento y no se pudo cubrir” esta plaza para el fin de semana.

“El apoyo médico se prestó desde el hospital y desde el Centro de Coordinación de Emergencias”, informaron fuentes oficiales que añadieron que la UVI se encarga de traslados entre los hospitales. “Para emergencias está la UME, que estaba operativa, y la UVI también se usa con SVB (Soporte Vital Básico) con enfermería y técnico”.

Unas explicaciones que no convencieron a los trabajadores, que insistieron en que el equipo de la UVI que debía estar formado por un médico, un enfermero y un técnico en emergencias sanitarias se vio compuesto, “sin previo aviso, por un enfermero y dos técnicos en emergencias sanitarias”.

Así pues, “durante todo el fin de semana la UVI móvil pasó a ejercer funciones de Soporte Vital Avanzado (SVA) con enfermería, en vez de aquellas funciones que debería estar realizando”. Por ello, se sucedieron “avisos que deberían ser atendidos por una UVI móvil”, pero que fueron tratados por este soporte sin medicina, “todo ello con el conocimiento, consentimiento y visto bueno del Departamento de Sanidad y la Gerencia del 061”, aseguró el comité en Teruel.

Depurar responsabilidades

La representación sindical considera que lo vivido “es la gota que colma el vaso de los continuos incumplimientos por parte de la DGA y de la empresa Acciona” y por ello exige “explicaciones y la depuración de las responsabilidades de una falta de planificación que pone en riesgo la salud de miles de bajoaragoneses”.

En otra nota de prensa, el PP aseguró ayer que la misma carencia de facultativo en el transporte sanitario se dio en las áreas sanitarias de Huesca y Barbastro, algo que propició que, “ante cualquier incidencia médica, la ambulancia UVI móvil se desplazara sin los medios personales adecuados para atender sucesos urgentes y graves”.

Esta realidad, denunció el PP, “se une al gran listado de agravios que llevan soportados todos los profesionales sanitarios de este servicio y que está repercutiendo muy directamente en el ciudadano”.

Así lo denunció la portavoz de Sanidad del Grupo Popular en las Cortes, Ana Marín, que criticó que el Gobierno de Aragón “es incapaz de garantizar la atención sanitaria urgente en toda la Comunidad”, como lo demuestra la situación de “riesgo extremo” que han vivido los ciudadanos ante una carencia de tal magnitud. “¿Qué hubiera pasado ante una urgencia que hubiera necesitado un profesional médico?”, se preguntó.

Una falta palpable de medios, en plena séptima ola de la pandemia de la Covid-19, que para Marín “ha destapado de nuevo la situación que vive este servicio y sus profesionales”.

Durante toda la legislatura, recuerda Marín, el PP ha presentado “innumerables” iniciativas para reclamar al Gobierno de Aragón “más medios materiales y profesionales” para este tipo de atención sanitaria. Pero hasta la fecha “no han atendido las peticiones de nuestra formación, de los profesionales sanitarios y tampoco de los ciudadanos que ven con preocupación que son aragoneses de segunda porque no se garantizan sus derechos ni se cubren sus necesidades asistenciales”.

Ocho meses en huelga

Para Marín, la solución pasa por “escuchar a los profesionales que prestan el servicio en las ambulancias”. Instó al Ejecutivo autonómico y a la consejera de Sanidad, Sira Repollés, a “atender las necesidades de los trabajadores” y a poner fin “de una vez” a una situación que “nunca debería haberse producido”.

“No es de recibo que hayan tenido que prestar sus servicios sin médico, que el Gobierno de Aragón no haya podido resolver estas carencias y que, tras ocho meses de huelga, la consejera de Sanidad no haya sido capaz de atender a estas personas que tanto bien hacen a nuestra sociedad, que tantos servicios prestan desinteresadamente y del que dependen en muchas ocasiones nuestras vidas”, afirmó Marín.

En plena pandemia sanitaria, señaló la diputada, los profesionales de este servicio se han visto obligados a aparcar los vehículos en la calle, incluso ante inclemencias climatológicas extremas como la nieve, o a dejar las medicaciones en esas ambulancias a temperaturas extremas. Tampoco disponen de taquillas para sus uniformes de trabajo y de ducha para después de largas horas de trabajo, además de que tienen que ser ellos los que realicen en la calle la desinfección de los vehículos después de trasladar pacientes de Covid.

“Están en una situación muy precaria y, en lugar de protegerles y darles las condiciones adecuadas para prestar este servicio tan fundamental, se les desprecia, no se les atiende y no se pone remedio a las carencias de personal”, resumió Marín, lo que “afecta directamente al ciudadano que paga sus impuestos para tener sus necesidades asistenciales cubiertas” tanto en las ciudades como en el medio rural.

Cs pide cubrir vacantes

Por su parte, el grupo de Ciudadanos en las Cortes de Aragón reclamó al Gobierno de Aragón que adopte “medidas urgentes” para cubrir las vacantes que se han producido en los servicios de UVI móvil de Huesca y Alcañiz con el objetivo de garantizar la atención en condiciones de calidad, equidad e igualdad de la población afectada.

“Por culpa de la mala gestión del Departamento de Sanidad, los vecinos de Huesca y el Bajo Aragón se han quedado sin servicio de UVI móvil en su territorio”, lamentó la portavoz de Sanidad de Cs, Susana Gaspar, quien ha presentado ya una pregunta para que el Gobierno de Aragón explique qué medidas piensa tomar al respecto.

“En Alcañiz, el departamento de Sanidad ha sido incapaz de asignar un médico al servicio UVI móvil del fin de semana, pasando a ser cubierto el puesto por un técnico en emergencias sanitarias, quedando el servicio incapacitado para realizar sus funciones y convirtiéndose el vehículo en uno de soporte vital avanzando”, explicó Gaspar, quien recordó que esta circunstancia impide prestar el servicio adecuado a la población.

El redactor recomienda