Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

Las Cortes de Aragón rechazan declarar una moratoria de los proyectos renovables Las Cortes de Aragón rechazan declarar una moratoria de los proyectos renovables
Álvaro Sanz, a la derecha

Las Cortes de Aragón rechazan declarar una moratoria de los proyectos renovables

Sí instan al Gobierno a que presente un plan de ordenación energética

Las Cortes de Aragón rechazaron solicitar al Gobierno autonómico que declare una moratoria temporal para los proyectos de centrales eólicas y fotovoltaicas y de sus lineas de evacuación que todavía no han sido aprobados. Así lo acordó la mayoría parlamentaria de la Comisión de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial que, por el contrario, acordó instar al Gobierno de la Comunidad a presentar un Plan de ordenación territorial de los recursos energéticos para que se incluya en el nuevo Plan Energético de Aragón 2021-2030 y en la Estrategia de Ordenación del Territorio de Aragón (EOTA). 
Ambos puntos estaban recogidos en una Proposición No de Ley (PNL) que habían presentado distintos colectivos sociales de Aragón, entre ellos la asociación Gent de Matarranya, y que hizo suya el grupo parlamentario de Izquierda Unida (IU) para que pudiera ser debatida en la Cámara parlamentaria aragonesa.
Los grupos parlamentarios de  Ciudadanos (Cs) y Partido Popular (PP) solicitaron al grupo proponente que los dos puntos de la propuesta se votaran por separado, lo que permitió que al menos una parte de la iniciativa fuera aprobada por mayoría. Es decir, las Cortes instarán al Ejecutivo a que elabore un plan de ordenación de las energías renovables, a la vista de la proliferación de proyectos en todo el territorio, especialmente en comarcas con alto valor ambiental de Teruel, pero no se reclamarán la paralización de los proyectos eólicos y fotovoltaicos que no han sido aprobados, puesto que ya están en tramitación administrativa.
El diputado que defendió la propuesta, Álvaro Sanz, enfatizó que Aragón tiene “una avalancha de nuevas instalaciones” de energías renovables por instalar. “No negamos lo positivo de estas plantas de generación de energía limpia, pero sí debemos detenernos en el impacto ambiental que producen”, apuntó el parlamentario, quien recordó que “la estrategia de ordenación del territorio de Aragón asegura que -estas centrales energéticas- pueden ser una amenaza sobre el paisaje” 
Sanz hizo hincapié sobre los impactos que estos grandes proyectos eólicos generan sobre la fauna y también sobre los territorios. En concreto, impactos económicos, añadió, “cuando en estas comarcas ya se han desarrollado proyectos” como es el caso de la Comarca del Matarraña, donde el sector hostelero está levantado en pie de guerra contra el macroproyecto eólico de Capital Energy, que promueve cuatro parques eólicos en la zona. 
Por otra parte, el diputado de IU recordó que “el Consejo de Protección Naturaleza nos instó a paralizar los proyectos hasta tener un plan de ordenación para seleccionar los emplazamientos adecuados”. No en vano, insistió Sanz, “además de sensibilidad ambiental hay que tener planificación”, por eso pidió que se desarrollen energías renovables, pero “sobre una planificación, puesto que hay muchos parques pendientes, pero hay que ver en qué zonas y qué impactos generan”.

PSOE, Vox y PAR
Claramente en contra de todo el articulado de la PNL se posicionó el PAR, cuyo diputado, Jesús Guerrero, reconoció que “no compartimos” el contenido de la iniciativa, “porque el desarrollo de las energías renovables es vital y para desarrollarlas hacen falta infraestructuras y tecnología”. Hay legislación, dijo el parlamentario aragonesista, para regular la implantación de proyecto de renovables que, añadió: “son un vector de desarrollo”, además de que pueden repercutir positivamente en las arcas de los ayuntamientos”.
También Vox mostró su rechazo a la iniciativa. Marta Fernández se mostró contraria a cualquier moratoria para “los proyectos no aprobados”, porque éstos “ya están en tramitación administrativa y no se les pueden cambiar las reglas a mitad de partido”. 
También el PSOE votó en contra de la PNL defendida por IU en nombre de los colectivos sociales, que intervinieron en las Cortes el pasado mes de octubre en la Comisión de Comparecencias Ciudadanas. Para la parlamentaria Leticia Soria, las renovables son “un elemento de desarrollo necesario en el medio rural”. Dijo, no obstante, que “compartimos que hay que llevar a cabo estas autorizaciones a través de una planificación”. En estos momentos “estamos en un punto de inflexión respecto a la generación de energía eléctrica de forma renovable y todas las disposiciones, pactos, mecanismos, marcos estratégicos, etc.,  subrayan el papel que tiene que alcanzar lo verde y lo digital en los próximos años”, concluyó.

CHA y Podemos, a favor
Frente a los dos grupos anteriores, Chunta Aragonesista (CHA) y Podemos mostraron su total acuerdo con el contenido del texto. La diputada aragonesista María Isabel Lasobras enfatizó que “el futuro reclama el desarrollo de energías renovables para avanzar en la descarbonización y en la transición energética, pero la clave es saber cuál es el modelo para las comarcas aragonesas y el reto es maximizar beneficios y minimizar impactos”. Asimismo, Lasobras abogó por “regular”, puesto que “es una cuestión política, y defendemos una planificación adecuada para las centrales energéticas teniendo en cuenta el respeto a los territorios y la planificación adecuada”.
“Transición energética sí y renovables sí, pero así no”, afirmó  Marta Prades, de Podemos-Equo, quien destacó que “conservar la biodiversidad es una política prioritaria de la Unión Europea”. Su grupo parlamentario, según dijo, apuesta “por el autoconsumo, por la puesta en marcha de pequeñas instalaciones en el territorio y por pararse a pensar en la ordenación territorial energética, que es lo más sensato”.

Cs y PP
Desde el grupo Ciudadanos, (Cs), Jara Bernues, consideró que debe “facilitarse la generación eléctrica de renovables, ya que queremos que Aragón siga siendo vector de desarrollo económico”. No obstante, reconoció que es necesaria “una nueva ley que regule los espacios naturales, por ello reclamó una votación de los dos puntos de la PNL por separado.
Lo mismo demandó el PP, que se abstuvo en el primer punto de la propuesta (moratoria) y votó a favor del segundo (mejorar la planificación). Según el parlamentario Juan Carlos Gracia, “una moratoria podría incluso generar afecciones a terceros”, cuando, además, “los ayuntamientos pueden paralizar procedimientos no otorgando licencias”. En este sentido, añadió que “si queremos proteger el Medio Ambiente y facilitar que aquellos ayuntamientos que lo deseen puedan instalar parques eólicos, lo mejor para ayudarles es que haya una ordenación del territorio sobre estos recursos energético, porque nos estamos jugando el futuro y lo que hagamos hoy influirá en los próximos 25 años”. El parlamentario popular consideró “bueno que trabajáramos juntos para afrontar la generación masiva de este tipo de parques”.