Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La visita se desarrolló ayer en el Puente de la Bota

Las obras del Puerto de Querol podrían estar acabadas a mitad del año 2022

La actuación se centrará en 2021 en la construcción de uno de los viaductos más complejos

El primer semestre de 2022 representará hito en las comunicaciones entre la provincia de Teruel y la Comunidad Valenciana. En esa fecha está prevista la apertura “integral” de la carretera nacional 232 en la provincia de Castellón, una vez concluyan las obras de acondicionamiento que el ministerio de Transportes ejecuta en el Puerto de Querol, entre el Puente de la Bota y la Masía de la Torreta. La delegada del Gobierno de la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, y los alcaldes de Morella, Rhamsés Ripollés, Alcañiz, Ignacio Urquizu, y Vinaroz,  Guillem Alsina, visitaron las obras para constatar “el avance” de la mejora.

La actuación en el Puerto de Querol podría estar terminada a mediados de 2022. Así lo detallaron los ingenieros responsables de la obra en sus explicaciones durante la visita, según dijo el alcalde de Alcañiz, quien subrayó que ese momento significará un antes y un después en cuanto a volumen de tráfico entre las dos comunidades autónomas, lo que especialmente “se notará en Alcañiz, como también hemos notado la mejora en el tramo Ráfales y Monroyo”. 

Urquizu confió en que se cumplan las previsiones de finalización de obra que dieron a conocer los responsables de la obra. No en vano, insistió en que “hay una parte bastante avanzada desde el Puente de la Bota a La Torreta”. 

Aún así, los trabajos presentan una enorme “complejidad técnica”, según indicó. El número total de estructuras proyectadas en el Puerto de Querol es de trece, de las cuales nueve son viaductos, destacando el viaducto del Barranco de la Bota, con 432 metros de longitud, un paso superior, dos pasos inferiores y un falso túnel de 42,5 metros de longitud. Al parecer, los trabajos en este 2021 se concentrarán en este viaducto, tal y como detalló el alcalde de Alcañiz, puesto que se trata de una infraestructura “complicada de ejecutar” debido a que “por motivos medioambientales no se pueden establecer grúas en las vaguadas”, explicó. Otra de las causas de esta complejidad estaría en el trazado final de la carretera, que “va muy pegado al actual y que complica su ejecución”, añadió el alcalde. Hasta el momento “nos han explicado que llevan puestas más de 150 vigas en el tramo en concreto”, dijo Urquizu.

El alcalde de Alcañiz resaltó la relevancia de esta obra para la Comunidad. “Es la salida natural de Aragón al mar”, sentenció. En cuanto el acondicionamiento total de esta carretera esté terminado, “tendremos un corredor importantísimo para llegar a Vinaroz, lo que supondrá un incremento de tráfico en toda la zona y seguramente requerirá mejoras que harán más que necesaria la A-68, porque Zaragoza y Vinaroz estarán conectadas en menos de dos horas”, resaltó. Este corredor, apuntó, “supone conectar Aragón con una de las zonas con el PIB más importante de la economía nacional”.

Las obras

Las obras del Puente La Bota hasta la masía de La Torreta cuentan con diferentes viaductos, un túnel y un falso túnel con una inversión de 42.384.566 euros, de los cuales 2.156.176 euros están destinados a las actuaciones de protección ambiental de este proyecto. Cabe recordar que esta obra se inició en el mes de junio del año 2017 y ya se han realizado diferentes infraestructuras entre las que destaca un túnel.

El alcalde de Morella, Rhamsés Ripollés, destacó que "este es un proyecto muy importante para la mejora de las comunicaciones de Morella y la comarca de Els Ports y, por tanto, para el futuro socioeconómico de la zona". Además, explicó que "supone una mejora considerable en la seguridad de la vía, así como en el tiempo de los desplazamientos". Por su parte, la delegada del Gobierno hizo hincapié en que "esta mejora de las infraestructuras es también un impulso a la economía de Morella y a la zona de los Puertos por la cantidad de visitantes que ya hay actualmente y los que habrá una vez esté terminada ". El alcalde de Vinaroz, Guillém Alsina, mencionó "la importancia de esta infraestructura para la vertebración del territorio, ya que con esta carretera se une la costa con el interior".

El tramo del Puerto de Querol no es el único que queda pendiente en la provincia de Castellón para mejorar las comunicaciones entre Aragón y el Mediterráneo. Otro proyecto que se encuentra en exposición pública es el que conecta Morella Sur con La Torreta. Todavía tiene que licitarse, algo que está previsto a lo largo de 2021.