Síguenos

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

Las obras del vestuario del campo de fútbol de Alcañiz encaran su tramo final Las obras del vestuario del campo de fútbol de Alcañiz encaran su tramo final
Eduardo Orrios, delante de los vestuarios que se están remodelando

Las obras del vestuario del campo de fútbol de Alcañiz encaran su tramo final

En julio terminará la adecuación de las instalaciones y los usuarios de Alcañiz disfrutarán de ellas en agosto
banner click 236 banner 236

Las obras de acondicionamiento de los vestuarios del campo de fútbol de la Ciudad Deportiva Santa María de Alcañiz encarrilan su tramo final. Las instalaciones, de 221 metros cuadrados de superficie construida, estarán listas para entrar en funcionamiento para la próxima temporada de fútbol en el mes de septiembre y sus usuarios se encontrarán un espacio adaptado y que nada tiene que ver con el que han venido disfrutando desde 1982.

El concejal de Deportes del Ayuntamiento de Alcañiz, Eduardo Orrios calculó que a lo largo de este mes las obras estarán terminadas. Los trabajos han sufrido dos replanteos en las últimas semanas debido a la antigüedad de las instalaciones y a la falta de información que se disponía de su distribución. “Ha habido algún inconveniente a la hora de mover un tabique, que se tenía que tirar, pero que se ha visto que era de carga (toda la estructura ha sido respetada), y también con la cimentación, que se metía dentro de las pistas de tenis, pero al final todo se ha solucionado”, indicó el concejal. 

Estos dos inconvenientes han provocado un retraso “de unas dos semanas” en el desarrollo de las obras, que “en lugar de terminar a mediados de este mes se acabarán a finales o como mucho a principios de julio”, reconoció.

Ahora, “las instalaciones, la calefacción y las tuberías ya están hechas, y también el alicatado”, según explicó, “y nos quedaría por delante la colocación del suelo, de los radiadores y realizar las terminaciones de obra con la consiguiente incorporación del mobiliario”. 

A su juicio, habrá “tiempo suficiente para ponerlo todo en marcha, aunque es en los meses de verano cuando los vestuarios se usan menos”, dijo. De hecho, comentó que “ya se empezó la obra para que pudieran acabar la remodelación a tiempo en verano y tener tiempo suficiente para ponerlo todo en marcha para que a principio de temporada estén en uso”. Según el edil, “para los entrenamientos que empiezan en agosto en el fútbol, ya estarán operativos”. 

Las obras de reforma han consistido en el acondicionamiento exclusivo de los vestuarios, y no se ha entrado en esta fase en la adecuación del resto de espacios existentes bajo la grada pequeña del campo de fútbol, a excepción del cuarto de instalaciones, cuya reforma era casi obligatoria.

La cantidad de usuarios que tienen diariamente la instalaciones han hecho necesaria la redistribución previa del espacio en el edificio. Se han querido evitar los cuellos botella que se producían hasta ahora por el único pasillo de 3,77 metros cuadrados  (metros cuadrados) que tenía el edificio, de una anchura de sólo un metro. Usuarios que entraban y salían de los vestuarios coincidían en los momentos punta de uso.

Con el nuevo proyecto, se han adecuado unos accesos independientes y se ha creado un acceso directo al vestuario local y otro al visitante, mientras que los usuarios de la pista de atletismo que no utilizan los vestuarios de fútbol podrán acceder directamente por el vestíbulo de entrada que pasa a tener un ancho de más de dos metros y una superficie superior a los ocho metros cuadrados.

Tres zonas

Por otra parte, las obras tendrán como principal característica que el vestuario local y el del equipo visitante tendrán tres zonas diferenciadas: una zona húmeda, donde se encuentran las duchas, inodoros, lavabos y urinarios, con una superficie de 22,75 metros cuadrados  en el vestuario visitante y de 30,80 metros cuadrados en el del equipo local; habrá también una zona seca, donde estará el espacio donde los jugadores podrán cambiarse, que se completará con el mobiliario necesario de taquillas, bancos y perchas, con una superficie de 40,64 metros cuadrados  en el vestuario visitante y de 43,93 metros cuadrados  en el vestuario del equipo local. Además, las zonas secas se dividirán en subespacios que permitirán que haya hasta dos equipos cambiándose de manera simultánea dentro del vestuario. Finalmente, la tercera zona es el área de paso, con acceso directo del exterior y al campo de fútbol.

El vestuario del árbitro se ubicará en la zona de acceso, independiente a los accesos de los jugadores. También dispondrá de una zona húmeda con ducha, inodoro y lavabos; y una zona seca para cambiarse y preparación de actas. La superficie total de este vestuario será de 16,18 metros cuadrados.

Junto a estas instalaciones también se ha proyectado un cuarto de limpieza de 2,99 metros cuadrados y un cuarto de instalaciones que estará anexo a la zona de reforma, pero con acceso independiente y superficie de 26,36 metros cuadrados. 

El responsable de Deportes del Ayuntamiento de Alcañiz explicó que como resultado de estas obras “quedarán unas instalaciones que no serán reconocibles”. En este sentido, indicó que la cubierta ya fue remodelada en una intervención anterior. Fue impermeabilizada mediante un revestimiento con poliurias. Sobre el falso techo se colocó un aislamiento con lana de vidrio/roca de 60 milímetros de espesor. 

“Cuanto la obra acabe tendremos unos vestuarios nuevos y modernos”, dijo Orrios, quien enfatizó que las instalaciones  que ahora se remodelan “necesitaban un cambio, porque hacía 30 años que se habían construido y no contaban ni siquiera con calefacción o climatización”. Además, “la normativa ha cambiado, y esos vestuarios no cumplían con la reglamentación que se exige actualmente para unas instalaciones deportivas con un número de usuarios como el que nosotros tenemos en el campo de fútbol”, añadió.