Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Las Parras de Castellote sanea la calle Gorrión y subastará parcelas Las Parras de Castellote sanea la calle Gorrión y subastará parcelas
Aspecto del entorno de la calle Gorrión tras el saneamiento efectuado. Ayuntamiento de Las Parras de Castellote

Las Parras de Castellote sanea la calle Gorrión y subastará parcelas

El Ayuntamiento y particulares derribaron casas en ruina para evitar males mayores

El Ayuntamiento de Las Parras de Castellote, en colaboración con los propietarios implicados, ha derribado recientemente algunas de las casas de la calle Gorrión en ruina inminente. El consistorio sacará las parcelas de su propiedad a subasta destinadas a la edificación.

“Las máquinas lo limpiaron totalmente en una semana. Las casas estaban en muy mal estado, amenazaban ruina y hablamos con los dueños para que costearan el derribo. El Ayuntamiento contribuyó con sus propiedades y se ha saneado una zona que corría serio peligro de derrumbe”, explicó el alcalde, Joaquín Giner. 

La intención del consistorio es subastar el terreno público con un precio mínimo de salida en relación a los costes de derribo de cada parcela. “Allí se podrá hacer todo lo que permita la ley, garajes o casas, con una superficie máxima de 150 o 200 metros cuadrados”, pormenorizó el regidor, que aseguró que la zona urbanística ya necesitaba una revisión dos décadas atrás.

Alumbrado eficiente

Por otra parte, Las Parras cuenta con una partida de 30.000 euros para cambiar el alumbrado municipal por otro de bajo consumo. “Jaganta, el barrio, ya lo tiene desde hace años, y hemos pedido una subvención para actualizar también el del pueblo”, indicó el alcalde de estos dos núcleos de población, que juntos no llegan a los 40 habitantes. 

“De la plaza hacia la zona norte no vive nadie, pero la luz la tenemos que dar igualmente, por lo que se dispara el consumo. De esta forma tendremos un ahorro”, manifestó Giner. 

Además, “estamos arreglando un poco los caminos con zahorra con la ayuda de un chico del pueblo que tiene una máquina y pasa por los caminos que más dificultades presentan después de las lluvias”, indicó el alcalde. 

Por último, el ayuntamiento tiene en proyecto una piscina. “Tenemos el solar, en el centro del pueblo y con pared al bar, y se irá haciendo poco a poco”, explicó Giner, que confía en obtener fondos de la Diputación de Teruel para este fin.

Jaganta confía en que pase pronto la pandemia para que los hijos del pueblo que viven fuera puedan acercarse y los turistas puedan disfrutar del GR-8, que pasa por la localidad. El municipio dispone de un albergue, que se hizo hace algunos años aunque recientemente se ha “regularizado la parte de arriba, que dispone de cocina y salón-comedor, con literas y una suite con cuarto de baño”. En total, seis plazas para el disfrute de unos días libres en esta pequeña localidad del Bajo Aragón.