Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Las pruebas ADN identifican a Sebastián Blasco, exhumado en Andorra en octubre Las pruebas ADN identifican a Sebastián Blasco, exhumado en Andorra en octubre
May Borraz, nieta de Sebastián Blasco, con una foto de su abuelo. Óscar Rodríguez

Las pruebas ADN identifican a Sebastián Blasco, exhumado en Andorra en octubre

La ARMH dignifica al republicano de izquierdas asesinado por venganza al acabar la guerra

Los resultados del análisis del ADN han permitido identificar científicamente a Sebastián Blasco Aznar, asesinado en Andorra por haber simpatizado y colaborado con organizaciones republicanas de izquierdas días después del final de la guerra civil. Los restos fueron exhumados por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) a finales del pasado octubre en el cementerio de la localidad.

Con la recuperación de los retos de Aznar, nacido en Andorra el 20 de mayo de 1895, culminó una complicada investigación que llevó a cabo su familia, informa la ARMH en una nota de prensa. Ahora, el análisis genético de sus huesos, cruzado con el de su hija Fabiola, de 85 años, permite convertir su localización en un hecho científico. 

Blasco trabajó como labrador, sastre y sereno en su localidad natal. “En la Causa General, que instruyó el franquismo para justificar su violencia contra miles de republicanos en tiempos de "paz", sólo se asegura que era cercano a las organizaciones locales de izquierda”, indica esta asociación. “En la versión oficial de su muerte, redactada por las autoridades franquistas, se afirma que se trató de un suicidio, cuando iba a ser detenido por la Guardia Civil. Pero su viuda y sus hijas siempre han sabido que fue brutalmente asesinado por un grupo de vecinos a los que se sumaron dos guardias civiles”, aseveraron estas fuentes.

Su nieta, May Borraz, estuvo presente desde el inicio de los trabajos de exhumación. “Necesitó tres años de investigación para localizar el lugar, después de derribar miedos y silencios que tantos años después obstaculizaron su camino. Su familia padeció enormes secuelas por las consecuencias del asesinato”, subraya la ARMH.

“Mi abuela repetía como un mantra que lo habían asesinado después de la guerra una pandilla de cobardes, pero mi madre, que sólo tenía dos años cuando ocurrió, lo vivió como con vergüenza. Creo que la primera generación, la de entonces, lo vivió con mucho miedo, la siguiente con vergüenza y la mía con rabia", explicaba Borraz en octubre mientras inspeccionaba los trabajos de exhumación.

Las labores de recuperación de los restos se llevaron a cabo en la zona conocida como el Corralico, junto a la tapia del cementerio de Andorra, el lugar exacto donde señalaban los testimonios. Tras ser asesinado, el cadáver del republicano de izquierdas “fue arrastrado hasta las inmediaciones del cementerio y fue enterrado fuera del recinto”, explica la ARMH, que ha utilizado para la recuperación de los restos y para la identificación genética sus propios recursos.

El colectivo, pionero en las exhumaciones científicas de fosas comunes de desaparecidos del franquismo, rechaza las subvenciones públicas para denunciar que es el Estado el que debe atender y reparar a las familias. 

Dudoso suicidio

En el auto del juzgado de Alcañiz, con fecha de 17 de abril de 1939 se dice que “al ser perseguido por las fuerzas encargadas de su captura Sebastián Blasco Arnau (sic), por ser individuo que tomó parte durante la dominación roja en robos y otros hechos, y para no caer en poder de las mismas, se suicidó dándose un corte con una navaja en el lado izquierdo del cuello, que le produjo la muerte casi instantánea, todo ello según la opinión de los facultativos en el dictamen de la autopsia”.

Según observa la ARMH, “el propio juzgado parece no asumir el informe forense cuando se distancia de él no dando por hechas las causas de la muerte, sino asegurando que esas son según la opinión de los facultativos”. 

Por otra parte, en el acta de defunción de Sebastián Blasco se dice: “En Andorra, provincia de Teruel a las 18:15 minutos del día 18 de abril de 1939, ante don Juan Miguel Miguel, juez municipal interino y don Macario Julián Ejarque, secretario, se procede a escribir la función de D. Sebastián Blasco Aznar, hijo de José y Dolores, domiciliado en la Calle de la Fuente, núm 102, piso toda, de profesión jornalero y de estado casado con Manuela Bielsa Pradas, de 38 años de edad, natural y vecina de esta Villa, de cuyo matrimonio deja tres hijas menores llamadas: María, María Luisa y María Fabiola Blasco Bielsa. Falleció en la partida El Saso de este término municipal el día de ayer, sobre las seis y escasos minutos, a consecuencia de suicidio según resulta de informe de los facultativos y reconocimiento practicado, y su cadáver habrá de recibir sepultura en el cementerio de esta población”.