Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La cercanía de los pilotos con el público no tendrá lugar este año por la consabida pandemia. Agency Sports Media

Las Superbikes llenan hoteles en Alcañiz y se notan en el Bajo Aragón

En ausencia de público, los hosteleros dan por bueno un 60% de ocupación

Pese a que se celebrará sin público, la cuarta prueba del mundial de Superbikes 2020, que se disputa entre hoy y el domingo en Motorland Aragón, ha incrementado la ocupación de los alojamientos de Alcañiz este fin de semana hasta el 91,6%, aunque a nivel comarcal este porcentaje se reduce al 60,7%.

Alrededor de dos terceras partes de esta ocupación corresponden al evento motociclista, mientras que una tercera parte son turistas, informó la gerente de la asociación Turismo Bajo Aragón, Nieves Ballestero.

La responsable aseguró que son estancias más largas porque muchos de los clientes pasarán alrededor de 10 días en el territorio, pues muchos de ellos se quedan hasta la quinta prueba del mundial. Ésta volverá a celebrarse en el complejo deportivo alcañizano el fin de semana siguiente dentro de la apuesta del Gobierno de Aragón, titular de La Ciudad del Motor, de convertir Alcañiz en la capital internacional del motor este año con cinco pruebas internacionales de gran calado en apenas dos meses, entre ellas dos Grandes Premios de MotoGP en octubre.

Prima la seguridad

La mayor parte de los clientes proceden de Italia, aunque también hay un buen número de franceses y alemanes, principalmente, destacó Ballestero, quien recordó que la Dirección General de Salud Pública del Ejecutivo autonómico decretó que las cinco pruebas mundialistas se celebren sin público dada la evolución que está teniendo la pandemia en la Comunidad, además del alto riesgo que supondría el movimiento de numerosas personas de diversos orígenes geográficos. Con ello, se garantiza la seguridad de los equipos, organización y ciudadanos del Bajo Aragón. De este modo, la mayor parte de los alojados son trabajadores de equipos y periodistas, informó la asociación de turismo local.

“Hemos detectado que la Covid ha reducido el número de personas que viaja por equipos”, subrayó Ballestero, de modo que “ha habido más indecisión a la hora de efectuar las reservas, incluso algunas de ellas se han caído a última hora”.

En cuanto a las preferencias de este perfil de clientes, duerme en habitaciones individuales y contrata el desayuno en el propio establecimiento, aunque prefiere no mezclarse con turistas y otros alojados para mantener su ‘burbuja’. En algunos casos, incluso disponen de su propio catering para minimizar riesgos. 

“Nada que ver”

“El afortunado que tenga un equipo en su establecimiento, lo tendrá dos semanas”, valoró el presidente de la asociación Teruel Empresarios Turísticos, Juan Ciércoles, quien no obstante destacó que, en general, este mundial de Superbikes “no tiene nada que ver con lo de antes”, pues “no hay público y por tanto, desgraciadamente, no podemos hablar de la misma manera”.

Ciércoles dijo que, al margen del Bajo Aragón, comarcas como Andorra-Sierra de Arcos, próximas al circuito, registran también buenos datos de ocupación.

El empresario agradeció al Gobierno de Aragón su apuesta por mantener las pruebas pese a todo, pues “que se dupliquen  tanto en Superbikes como en MotoGP significa que vamos a tener dos campeonatos seguidos y, dentro de lo malo, vamos a tener unas ocupaciones dignas, si bien no como las anteriores”.

Motor económico

De esta forma, a pesar de que las próximas pruebas internacionales en Motorland Aragón se celebrarán sin público y entre la aplicación de estrictas medidas de seguridad –como toma de temperatura y el uso obligatorio de mascarilla para todo el personal que acceda a Motorland–, el circuito alcañizano sigue reivindicándose como un motor económico de la zona, ya que hasta noviembre se desplazarán hasta la comarca equipos, organizadores, periodistas, patrocinadores y otras personas vinculadas a la celebración de los eventos deportivos que se alojarán en las inmediaciones del circuito. Solo en Superbikes, se calcula que el movimiento de gente llegará a las 1.300 personas. La prueba de este fin de semana acerca al campeonato del mundo a su ecuador, reducido a siete pruebas por el coronavirus.

Por otra parte, cabe destacar la proyección internacional de este tipo de eventos a través de las plataformas de televisión que los emiten, y que llegan a todo el mundo.

En este sentido, la provincia llegará especialmente a la audiencia los días 23 al 25 de octubre, cuando se celebrará el primer Gran Premio de Teruel de MotoGP. Será una semana después del Gran Premio de Aragón, del 16 al 18 de octubre.

Para completar el mes de octubre, las instalaciones alcañizanas acogerán la única prueba en territorio español del Mundial de Turismos, los días 31 de octubre y 1 de noviembre.

De esta forma, Motorland Aragón logrará el hito de celebrar en apenas dos meses hasta cinco pruebas mundiales, una situación inédita en toda la historia de las carreras en Alcañiz gracias a la labor de las federaciones internacionales y nacionales, Dorna Sports, Eurosport Events y Gobierno de Aragón.

Sin público, Motorland no tendrá que pagar los cánones de ninguna de las pruebas, que suman 9,6 millones de euros en total. Motorland se hará cargo únicamente de los costes de organización de cada evento, que se sitúan entre los 300.000 y los 400.000 euros, entre gastos de organización, seguridad y comisarios de carrera.

Periodistas italianos cancelan una reserva a última hora

Pese a todas las medidas de seguridad adoptadas para su celebración, el mundial de Superbikes no es ajeno a la pandemia mundial y un grupo de periodistas y fotógrafos italianos se han tenido que quedar en casa por prohibición expresa de su gobierno. La decisión ha afectado a una reserva de siete habitaciones en la casa rural Neres, en Torrecilla de Alcañiz, que se ha visto cancelada por este hecho.

“Teníamos reservadas siete habitaciones individuales durante diez días y nos las cancelaron el miércoles. Abrí enseguida pero no creo que podamos meter gente porque los que están en el territorio son todo equipos que vienen a trabajar en el circuito y está todo colocado con antelación”, lamentaba Neftalí Velilla, propietario del alojamiento, quien aseguró que era “la mejor reserva de todo el año”.