Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Localizan restos de seis personas sin signos de fusilamiento en la fosa común de Alcañiz Localizan restos de seis personas sin signos de fusilamiento en la fosa común de Alcañiz
La excavación de la tumba continúa hasta el lunes

Localizan restos de seis personas sin signos de fusilamiento en la fosa común de Alcañiz

La excavación en el cementerio continuará hasta el lunes

El equipo que dirige las excavaciones para la localización de cuatro vecinos de Foz Calanda que fueron enterrados en el cementerio de Alcañiz tras su fusilamiento en 1938 ha localizado los restos de seis personas en la fosa común, que comenzó a ser excavada el miércoles. Por el momento, ninguno de ellos parece haber muerto de manera violenta por fusilamiento.

El equipo de arqueólogos y antropólogos que trabaja en la zona estará hasta el lunes realizando las prospecciones, que han avanzado en los últimos días hasta realizar una zanja de unos 11 metros de largo y con una profundidad de 1,20 centímetros.

Las indagaciones han determinado que los restos encontrados pertenecen a personas que fueron enterradas en ataúdes de madera, según explicó el arqueólogo que dirige la excavación, Javier Ruiz, de la la Asociación Charata de Uncastillo, que trabaja junto a otros profesionales de la Asociación por la Recuperación e Investigación contra el Olvido (ARICO). Los arqueólogos esperan que, si se encuentran personas fusiladas en esta zona del cementerio, también estén enterradas en ataúd. No en vano, según Ruiz, “los fusilados en 1938, después de la toma de Alcañiz por parte de las tropas franquistas, deberían haber sido enterrados en cajas, siguiendo la normativa higiénica del momento”. 

En cualquier caso, hasta ahora “no hay indicios claros” que permitan identificar la zona como el lugar en el que se enterró a las personas que fueron fusiladas en la tapia del cementerio en 1938 y luego enterradas en la fosa común. La promotora de los trabajos de investigación es la Asociación Pozos de Caudé, que busca a cuatro vecinos de Foz Calanda a instancias de sus familias.

El investigador que dirige las exhumaciones comentó que “según los testimonios orales que tenemos, los fusilados en 1938 tienen que estar en este cuadro, pero tampoco hay nada claro”. En este sentido, indicó que nuestro planteamiento era hacer un sondeo grande y tomar información de lo que aparece, pero aún quedan unos días de trabajo para poder dilucidar mejor las cosas”. El equipo estará en la zona “hasta el lunes de la próxima semana”.

El equipo ha excavado seis enterramientos y localizado otros dos que serán analizados por la antropóloga del grupo durante este fin de semana. Esta experta toma nota de los datos físicos del cuerpo, su edad, sexo y observa si se ve algún tipo de fractura en los huesos que pudiera haber ocasionado la muerte.

Los restos han aparecido a los 90 centímetros de profundidad y otros a 120 centímetros. 

Ruiz reconoció la “dificultad” de la excavación, puesto que aunque hay testimonios que fijan el enterramiento de los fusilados en esta zona, también aquí fueron inhumadas personas que fallecieron durante el bombardeo de Alcañiz, ocurrido también en marzo de 1938, días antes de la llegada de las tropas franquistas. Asimismo, algunos vecinos han expresado al equipo de investigación que hay otras fosas comunes de la guerra civil en el cementerio alcañizano.