Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Quesos Los Santanales, de Ejulve, en el Mercado Agroecológico. Adibama

Los empresarios piden banda ancha y proyectos tractores para Andorra

Adibama lanza una encuesta para conocer la situación empresarial poscovid

Una banda ancha de calidad, subvenciones para la inversión empresarial y promoción de proyectos tractores que generen un impacto positivo a nivel comarcal. Estas son las principales medidas de apoyo que reclaman las pequeñas empresas de Andorra-Sierra de Arcos y Bajo Martín a las administraciones públicas a través de una encuesta que ha lanzado el grupo de acción local Adibama para conocer su situación un año después del comienzo de la pandemia. 

El objetivo de la consulta, realizada a 135 empresas y trabajadores autónomos mediante 42 preguntas que se respondían online en cuestión de 10 minutos, era “disponer de información directa y fiable sobre el impacto y perturbación económica que está suponiendo la pandemia y la previsión de los posibles efectos de la misma2. 

El Covid-19 ha tenido una gran repercusión entre el tejido empresarial, que ha visto interrumpida su actividad y disminuida la facturación, lo que ha derivado en pérdida de empleo, ERTEs y otros ajustes laborales, así como problemas de liquidez e incremento de la morosidad. En líneas generales, se ha instalado entre el colectivo empresarial “un cierto pesimismo ante una deseada salida de esta crisis”, apunta Adibama en una nota de prensa.

Los datos obtenidos en esta encuesta están en la misma línea que los obtenidos en otras realizadas con más medios y en un ámbito geográfico mayor, como la del Instituto Aragonés de Fomento, apunta Adibama. 

El grupo que gestiona fondos europeos Leader también quería conocer la opinión de los pequeños empresarios y trabajadores autónomos del territorio acerca de las medidas que las Administraciones Públicas están implementando para afrontar esta situación excepcional.

En esta línea, los empresarios piden a la administración autonómica y local “mejorar las infraestructuras de conectividad digital (banda ancha de calidad); el apoyo directo a la inversión empresarial mediante subvenciones; la promoción de proyectos tractores que generen un impacto económico positivo a nivel comarcal; estimular la demanda y el consumo particular; fomentar la digitalización de las pymes y pequeñas empresas locales; y, en general, acciones directas para luchar contra la despoblación de nuestros pueblos”, apunta el grupo de desarrollo.

ICO y ERTE interesan menos

Sin embargo, medidas dirigidas a apoyar el empleo, como los ERTE, o dirigidas a mejorar la liquidez empresarial, como los ICO, no obtienen el mismo interés de los pequeños empresarios y autónomos de Andorra-Sierra de Arcos y Bajo Martín.

Finalmente, el grupo Leader consultó sobre el papel que él mismo debe tener como centro de desarrollo rural, “especialmente en cuanto a las líneas estratégicas que debemos seguir para promover un desarrollo sostenible y equilibrado de estas comarcas”.

Aquí, los empresarios insistieron en las infraestructuras de banda ancha y digitalización de la pequeña empresa local y reclamaron el “mantenimiento de los servicios básicos a la población (infraestructuras sociales); generación de actividad económica y empleo en torno a los recursos endógenos del territorio; apoyo al sector agroalimentario con carácter estratégico; promoción de un turismo de calidad y más sostenible; y retención y atracción de capital humano, especialmente jóvenes cualificados”. 

Menor sensibilidad muestran por acciones de formación para el empleo, lucha contra el cambio climático, economía verde y transición energética, “si bien esto debe entenderse y relativizarse en el contexto actual de crisis, donde el pequeño empresario prioriza aquellas medidas que pueden incidir más positivamente en su frágil situación económica”, destaca Adibama. 

Aunque las respuestas no incluyen la totalidad del tejido empresarial de norteTeruel, “sí tienen un valor muy estimable”, valora Adibama, “dado que la población encuestada constituye una selección muy significativa respecto al volumen total de las pequeñas empresas existentes, teniendo en cuenta además que corresponden a los sectores secundario y terciario de nuestro territorio, y son representativas de las principales actividades económicas existentes”, como son “hostelería, turismo, agroalimentación, comercio local, pequeñas industrias y diversos servicios de proximidad”.