Síguenos
Los cuatro expertos, durante su comparecencia en las Cortes, de izquierda a derecha, Palacín, Machín, Querol y Tesier

Los expertos proponen olvidar la energía del siglo XIX y apostar por fuentes renovables del XXI

La quinta sesión de trabajo de la Comisión especial que se ha constituido en las Cortes de Aragón para estudiar la manera de llevar a cabo la transición energética en Aragón puso de manifiesto ayer que la cuenca minera de Teruel y en su conjunto Aragón deben dar un salto de gigante, olvidándose de una fuente de energía decimonónica, surgida con la revolución industrial y obsoleta, y centrarse en las posibilidades de desarrollo y empleo que hacia fuentes de energía limpias -la eólica, la fotovoltaica, la renovable combinada con la hidráulica- y vectores como el hidrógeno. Este salto requerirá de inversiones en este nuevo modelo energético y de un cambio de mentalidad de la sociedad.

Según los expertos en energía, minas, automoción e hidrógeno que ayer comparecieron ante la Comisión, la cuenta minera de Teruel tiene  “potencial” para desarrollar energías alternativas al carbón, y el cambio de modelo energético que trae consigo el final de la minería del carbón ha de verse como un oportunidad para que Aragón se posicione como un centro de referencia para el desarrollo en tecnología de energías limpias.