Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Los nueve alumnos del Taller de Empleo de El Cabo terminan su formación Los nueve alumnos del Taller de Empleo de El Cabo terminan su formación
Trabajos desempeñados en el poblado El Cabo durante el taller de empleo

Los nueve alumnos del Taller de Empleo de El Cabo terminan su formación

Durante los últimos 12 meses han trabajado en la mejora del patrimonio cultural de Andorra

Los nueve alumnos que empezaron hace un año su formación en el Taller de Empleo Parque Arqueológico El Cabo, promovido por el Ayuntamiento de Andorra y el Inaem, ya han recibido su Certificado de Profesionalidad de Operaciones Auxiliares de Revestimientos Continuos en Construcción. El acto de entrega de los diplomas tuvo lugar en el salón de actos del ayuntamiento de Andorra con la participación del director del taller, Fernando Galve, el alcalde de Andorra, Antonio Amador, y la concejala de Educación, Cultura y Turismo, Margarita Santos.

El alcalde agradeció a los alumnos el esfuerzo y trabajo realizado, ya que con él han contribuido a la conservación del patrimonio cultural de la localidad con las labores que han desarrollado durante los últimos meses.

El taller de empleo comenzó el 10 de febrero de 2020 y ha contado con un presupuesto de 213.614 euros, cuantía concedida por el Inaem. 

A lo largo de este año se han desarrollado diversos trabajos en la excavación del poblado, siendo las principales actuaciones la adecuación y reconstrucción de la casa principal de El Cabo. Es el lugar donde ha habido más dificultades debido a las dimensiones de la construcción, que tiene unas dimensiones de más de 70 metros cuadrados y una gran altura. Asimismo, los alumnos también han trabajado en la construcción de una rampa de acceso al parque arqueológico para hacer que este enclave pueda ser visitado por personas con movilidad reducida.

El director del taller, Fernando Galve, lamentó que  la pandemia haya producido unos meses de retraso en las intervenciones realizadas, pero insistió en que, a pesar de todo, se ha hecho mucho trabajo y la formación se ha realizado a través de teletrabajo durante los tres meses de confinamiento domiciliario. 

En los primeros meses de trabajo, los alumnos se han ocupado de trabajos de limpieza y acondicionamiento de las construcciones, como puede ser el lucido de algunas estancias que habían sufrido desprendimientos de revestimiento u otras que presentaban goteras producidas por las nevadas de estos dos años. Galve también puso en valor la cantidad de acciones realizadas, que se han podido ejecutar gracias a que El Cabo no es un yacimiento arqueológico como tal. No en vano, se trata de un complejo único en la Península Ibérica, puesto que es la reconstrucción de un poblado Ibérico del siglo V a.C. que, debido a la afección producida por una explotación minera a cielo abierto, fue excavado, desmontado y trasladado a otro lugar diferente de su emplazamiento original. Allí, a través de diversos programas de Casas de Oficios, Escuelas Taller y Talleres de Empleo, se está realizando su reconstrucción.

Formación específica

El taller ha constado con una formación específica teórico-práctica para el certificado de profesionalidad mencionado, pero, a su vez, también se ha dotado a los alumnos de una formación complementaria y transversal que ofrece una mejor formación y capacidades de los alumnos seleccionados. Los alumnos han asistido a un módulo de prevención de riesgos laborales y de primeros auxilios. Otro de los módulos estaba basado en competencia digital. También se han formado en habilidades para el empleo, en orientación laboral y emprendimiento. La formación complementaria se ha completado con un módulo de igualdad de género y otro sobre sensibilidad medioambiental.

Certificación

El alcalde de Andorra valoró que “gracias al taller de empleo nueve personas del municipio han estado contratadas durante 12 meses por el Ayuntamiento y a día de hoy están formadas para su salida al mundo laboral”.  Desde su punto de vista, “han obtenido una certificación de albañilería y dado un empujón importante a algo tan emblemático que tenemos en Andorra como el poblado ibero, en donde llevamos trabajando muchos años”. En este sentido, Amador destacó que la intención es “convertir el poblado en un atractivo turístico para dinamizar Andorra”.

El alcalde se mostró “muy satisfecho con el trabajo realizado, puesto que ha supuesto una mejora muy importante para el patrimonio local”. A su juicio, “tiene dos aspectos destacables, puesto que, por un lado, redunda en beneficio de los municipios y, por otro, da una oportunidad a estas personas”.

Inversión

El alcalde de Andorra explicó que el Ayuntamiento quiere “hacer una inversión en la renovación de parques y jardines” y en ese sentido “intentaremos conseguir otro taller de empleo dedicado a jardinería, en el que se haga hincapié en la renovación del arbolado”. El proyecto irá de la mano con el Consorcio Patrimonio Ibérico de Aragón, que ha “presentado un proyecto al Miner para la creación de un centro de interpretación”. El Ayuntamiento, dijo Amador, realizará inversiones en el Parque de San Macario, en cuyo entorno se encuentra El Cabo, que se iniciarán con el asfaltado de la pista de acceso para que puedan llegar autobuses.