Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Los nuevos regadíos de Alcañiz tendrán que esperar al nuevo Plan Hidrológico del Ebro a partir 2027 Los nuevos regadíos de Alcañiz tendrán que esperar al nuevo Plan Hidrológico del Ebro a partir 2027
Un momento de la reunión celebrada en Zaragoza

Los nuevos regadíos de Alcañiz tendrán que esperar al nuevo Plan Hidrológico del Ebro a partir 2027

La presidenta del organismo de cuenca, María Dolores Pascual, ha mantenido un encuentro en la capital del Bajo Aragón
Los regantes del Bajo Aragón tendrán que esperar al nuevo Plan Hidrológico del Ebro a partir de 2027 para incluir hasta 4.000 nuevas hectáreas de regadío, de acuerdo con la reunión que han mantenido este jueves con el Ayuntamiento de Alcañiz  y la presidenta del organismo de cuenca, María Dolores Pascual.

El trámite de solicitud de la reserva de agua correspondiente implicará la realización de una serie de informes y proyectos técnicos, medioambientales, de uso y de aprovechamiento agrícola con los que las comunidades de riego justificarán no sólo la necesidad, pertinencia y rentabilidad de esta ampliación, sino la voluntad de poner en marcha inversiones de modernización y sostenibilidad que aprovechen al máximo cada gota que se utilizará en el campo bajoaragonés, informa el Consistorio alcañizano en una nota de prensa.

El Plan quinquenal de gestión de la Cuenca del Ebro acaba de entrar en vigor y se extiende hasta 2027, lo que implica que el trabajo que comienzan los agricultores, los ganaderos y la comunidad agroindustrial de Alcañiz con el acompañamiento y el compromiso del Ayuntamiento "buscará su hueco para el siguiente Plan Hidrológico, añade el Consistorio.

La ampliación de los regadíos será posible tras el recrecimiento del embalse de Santolea, que permitirá almacenar más del doble del volumen de agua, lo que a juicio del Ayuntamiento de Alcañiz, implica la necesidad de empezar a regular los usos que corresponderán a ese caudal, entre los que figurará la solicitud que los regantes alcañizanos trasladarán a la CHE.

Este recrecimiento implicará revisar de manera completa los derechos, los costes y los usos, "muy acotados" actualmente debido a la reserva que Endesa aún mantiene para la central térmica de Andorra en proceso de desmantelamiento.

“Toda esta reconversión puede y debe servir para potenciar el regadío en Alcañiz y en todo el Bajo Aragón histórico”, defiende el alcalde de Alcañiz, Ignacio Urquizu.

Aspectos que han trasladado los propios regantes a la presidenta de la CHE y en los que figura también la tecnología como planteamiento de futuro del regadío en toda la zona para maximizar la superficie que puede regarse con cada metro cúbico de agua.

En la primera fase se preparará el proyecto para ampliar hasta 4.000 hectáreas que implicará, más allá de la propia extensión de la superficie regable, la diversificación completa del sector agropecuario alcañizano y bajoaragonés, de manera que se potencien todas las variedades que son tradicionales en este territorio, con cultivos de cereal, herbáceos y leñosos que sirven de soporte a una estructura productiva con la que se generan más de un millar de puestos de trabajo sólo en la ciudad.

El redactor recomienda