Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Una persona observa un panel en el centro de visitantes de Alcañiz

Los once centros de la Ruta Iberos del Bajo Aragón ya están operativos

Permanecerán abiertos de manera excepcional hasta el 20 de diciembre

Los 11 centros de visitantes de la Ruta Iberos en el Bajo Aragón abrieron este sábado sábado sus puertas desde la declaración del estado de alarma. Sin incidencias y con los primeros turistas a primera hora de la mañana (su horario es de 11.00 a 14.00 horas), abrieron sus puertas los espacios de Alcañiz, Alcorisa, Alloza, Andorra, Azaila, Caspe, Cretas, Mazaleón, Oliete y Valdeltormo. El Museo Juan Cabré, que también pertenece a la red, aunque depende del Gobierno de Aragón, ya abrió semanas atrás.

Las instalaciones están abiertas al público con todas las precauciones posibles: geles hidroalcohólicos en todos los centros, mascarilla obligatoria para trabajadores y turistas, recomendaciones de mantener las distancias de seguridad a metro y medio entre las personas y la prohibición de tocar nada, ni siquiera los sistemas audiovisuales, que tendrán que ser activados por el personal de cada centro, que ha recibido un cursillo de formación online por parte de una empresa de riesgos laborales. Igualmente, “los aseos pueden usarse, pero se recomienda no utilizarlos si no es estrictamente necesario”, añadió el director gerente de la Ruta, José Antonio Benavente.

Con varios meses de retraso con respecto a la fecha habitual de apertura, el Consorcio Patrimonio Ibérico de Aragón, responsable de la Ruta, ha decidido ampliar la fecha de apertura hasta el 20 de diciembre para compensar la pérdida de jornadas que se arrastra este año debido a la pandemia por coronavirus. Esto permitirá aprovechar algunos de los puentes más destacados del año, el de noviembre y el de diciembre. El Consorcio espera recuperar gracias a ello la pérdida de visitantes de la primera parte del año, según apuntó el director gerente.

El director informó de que “en Oliete ha habido por la mañana ya cinco visitas”, un buen dato que da esperanzas a la gerencia. “Estamos satisfechos de haber podido abrir por fin, aunque siempre con las medidas de seguridad necesarias y recomendables”. En este sentido, se congratuló de que los centros vayan a permanecer abiertos hasta el 20 de diciembre: “es bueno, porque calculamos que estos nos permitirá recuperar las visitas que se han perdido en los meses en que los centros han estado cerrados”. No en vano, recordó que la Ruta  ha crecido en los últimos años en torno al 7-8% anual en número de visitas.

En la temporada pasada, pasaron por los centros de visitantes de la Ruta 17.000 personas, a los que hay que sumar otras 13.000 que se contabilizaron en el yacimiento San Antonio de Calaceite. “Tenemos una veintena de yacimientos que sabemos que son muy visitados y solo en uno tenemos colocado un contador de visitas, así que calculamos que por la Ruta pasan cada año alrededor de 40.000 personas”, enfatizó Benavente.