Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

Los operarios de Maessa trabajarán hasta  el 30 de junio y optarán a recolocaciones Los operarios de Maessa trabajarán hasta  el 30 de junio y optarán a recolocaciones
Asamblea de trabajadores, ayer en las instalaciones de Maessa en la central térmica. Diario de Teruel

Los operarios de Maessa trabajarán hasta el 30 de junio y optarán a recolocaciones

El comité, satisfecho con las condiciones del ERE de la contrata de mantenimiento de Endesa en la térmica

Un total de 27 trabajadores de Maessa en la central térmica de Andorra saldrán el 30 de junio y habrá indemnizaciones de entre 21 y 29 días por año trabajado en función de si su contrato es por obra o indefinido. Otros 20, con nombres y apellidos, tienen la opción de salir recolocados a Ibiza, Cartagena, Lugo y Madrid. 

Estos son los principales acuerdos alcanzados entre el comité de empresa y la dirección de la contrata de mantenimiento industrial de Endesa en la central térmica de Andorra, plasmados esta semana mediante la firma del ERE. Los delegados sindicales dan por bueno lo acordado para una salida digna, pero insisten en que no queda resuelta la principal reivindicación de la Plataforma de las subcontratas y por el futuro de Andorra: que el conjunto de los trabajadores de empresas auxiliares sean recolocados en las tareas de desmantelamiento de la planta.

Tras una negociación que ha llevado cuatro semanas, el acuerdo se firmó el pasado martes a las 22:30 horas después de una asamblea con los trabajadores y con el asesoramiento principal de la Federación de Industria de CCOO Aragón, sindicato al que pertenece todo el comité. 

Finalmente, los operarios con contrato fijo cobrarán una indemnización de 29 días por año trabajado, mientras que los que trabajan por obra y servicio llegarán a 21 días. En ambos casos supone una subida lineal de nueve días con respecto a lo propuesto por la compañía del Grupo Cobra, que era lo que fija la ley. 

“Nos vamos todos el 30 de junio, no hay ninguna salida de inmediato” como planteaba la empresa para 25 trabajadores esta semana, explicó el presidente del comité de empresa, Pedro Miñana. “Esa era una parte primordial porque es un mes más de nómina y de cotización”, subrayó. 

En cuanto a las recolocaciones, la empresa se las ha propuesto a 20 trabajadores. “Nos han dado un dossier con nombres y apellidos y dónde van a ir recolocados: a la térmica de Ibiza, a la fabricación de submarinos de Cartagena, a una fundición de Lugo y en Madrid hay una plaza de administrativa”, explicó el enlace sindical, quien resaltó: “Pueden ir a probar, pero si no les convence se pueden acoger a las indemnizaciones”. 

Sin embargo, algunos destinos podrían quedar vacantes, especialmente Ibiza, ya que la empresa pagaría según convenio y 350 euros durante los seis primeros meses para gastos de alojamiento. “Un piso de alquiler de 95 metros en Ibiza cuesta 2.200 euros al mes, ni con los 350 euros llegamos a cobrar esa cantidad”, expuso Miñana. 

La mayoría de los trabajadores, reunidos en asamblea, dieron por buenas las condiciones. “No queríamos que entrara un mediador externo y alargar el proceso era una agonía, no era bueno ni para la empresa ni para nosotros”, asumió Miñana. 

Nada que celebrar

El acuerdo no es malo comparado con lo que han sacado compañeros de otros centros de trabajo, pero no hay ningún tipo de euforia entre los trabajadores. “Necesitamos que los cursillos empiecen cuanto antes, hay que exigir a la comisión de seguimiento de la Transición Justa que esté encima y que, como muy tarde, en junio estén en marcha porque la mayoría no nos podemos esperar cuatro o cinco meses”. Si no se agiliza la formación “estamos muertos”, pues “si te sale faena vas a dejar todo y se va a despoblar Andorra”, destacó Miñana. La Plataforma no está de acuerdo con que el mínimo de trabajadores locales que exige Endesa a las contratas que desmantelarán la térmica sea del 30%. “Tenemos que exigir que sea del 80 o el 90%. Es inviable que vengan de fuera y se nos deje de lado. ¿No vamos a saber desmontarla si la hemos montado nosotros? No hay nadie mejor para conocer los riesgos que hay”, concluyó.

Por su parte, la secretaria general de la Federación de Industria de CCOO Aragón, Ana Sánchez, dio por bueno el acuerdo alcanzado con Maessa porque “obtienen la indemnización que moralmente les corresponde y jurídicamente también con la firma del ERE”.

No obstante, aclaró, “tenemos que empezar a saber qué va a pasar con los trabajadores de todas las contratas de Endesa”, por lo que emplazó a los ministerios para la Transición Ecológica y de Trabajo, “que fueron los que firmaron el acuerdo con las eléctricas” y los sindicatos para que los subcontratados no se quedaran en el limbo, “a que se reúnan a la comisión de seguimiento del cierre de las centrales, igual que se sigue reuniendo la comisión de seguimiento del cierre de las minas de carbón”. 

Sánchez urgió al Gobierno “que deje de marear con pequeñas reuniones y anuncios para apaciguar los ánimos y convoque esa comisión para establecer cuál es el plan de desmantelamiento, qué empresas se lo van a llevar y cómo va a ser la formación de los trabajadores, porque esto no está en ningún sitio escrito. Todo son palabras”, concluyó.