Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Trabajadores de la central Termica de Andorra se manifiestan a las puertas de la central este martes. EFE/Antonio García

Los sindicatos claman por un futuro para Andorra tras el cierre de la térmica

Más de un centenar de personas se manifiestan ante la central

Era un cierre anunciado pero no por ello menos doloroso, y así lo han manifestado este martes varios representantes sindicales a las puertas de la central térmica de Andorra, que ha vivido su última jornada laboral y que ha reunido a unas doscientas personas que han exigido alternativas para una comarca históricamente ligada al sector minero.

"Hoy el día se está viviendo con tristeza, rabia y mucha indignación, porque no por menos anunciarlo al final ha llegado el 30 de junio y se nos cierra el pulmón económico del pueblo, de la comarca y de media provincia de Teruel", ha manifestado el presidente del comité de empresa, Hilario Mombiela, para quien "después de mucho reivindicar, no ha llegado la transición justa que tanto prometieron".

El secretario general de UGT Teruel, Alejo Galve, ha asegurado que esta situación "se veía venir hace mucho tiempo" y ha lamentado que los políticos se hayan dedicado a "echarse la culpa" unos a otros sin buscar soluciones a la comarca, por lo que les ha instado a ponerse a trabajar "todos juntos".

"Según dicen hay muchísimas alternativas de empleo para Andorra, pero nosotros no hemos visto ninguna, están hablando de empresas agroalimentarias, de pellets, de placas solares, pero aquí estamos, hoy es día 30, cierra la central térmica, y si vas al polígono ves que está exactamente igual que hace diez años, incluso con menos industrias porque algunas han tenido que cerrar", ha sentenciado el secretario general de UGT Teruel.

Galve ha explicado, además, que este martes el Ministerio para la Transición Ecológica ha autorizado el cierre de la central térmica, lo que permitirá comenzar con las labores de desmantelamiento, y ha confiado en que se destine personal local para ese trabajo, aunque ha asegurado que el personal de Endesa "no tiene nada garantizado ahora mismo" y ha cuestionado que los empleados de las empresas auxiliares tengan que hacer cursos de formación cuando "ya están formados" y son "quienes mejor conocen" las instalaciones.

En la misma línea, el secretario general de CCOO Aragón, Manuel Pina, ha recordado que ya se conocía que las centrales térmicas "tienen una vida" y que este momento "iba a llegar, ahora o dentro de dos años", motivo por el que ha criticado que "no se estuviera preparado para esta transición".

"Ahora es un problema porque no tenemos una salida para las personas que van a perder el empleo y vamos a seguir peleando durante este tiempo porque los puestos de trabajo, ya no solo en la central, sino en lo que se puede generar en este territorio, es una preocupación muy grande que tiene que ver con Aragón entero, aunque se concreta en esta zona", ha dicho Pina.

Sobre las reuniones que han mantenido durante los últimos años con el comité de empresa y distintas administraciones, el secretario general de CCOO Aragón ha asegurado que "el problema" es que no se ha sabido encontrar una solución "a medio y largo plazo", y esto, ha añadido, es porque "no se han puesto todos los recursos necesarios".