Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

Los sindicatos ven con buenos ojos el plan de Endesa, pero piden más concreción Los sindicatos ven con buenos ojos el plan de Endesa, pero piden más concreción
Centra térmica de Endesa en Andorra

Los sindicatos ven con buenos ojos el plan de Endesa, pero piden más concreción

No se sabe nada de los trabajadores que podrían recolocarse en la zona

Plan ambicioso y amplio”. Así han tildado algunas organizaciones sindicales el proyecto de acompañamiento al cierre de la central térmica de Endesa que este jueves presentó la compañía eléctrica en el marco de la Cumbre del Clima que se ha celebrado en Madrid. El plan supone un incremento del 72% de las inversiones en energías renovables con respecto al borrador dado a conocer hace un año, así que las organizaciones sindicales ven a priori con buenos ojos la propuesta, aunque echan en falta una mayor concreción en relación a la reubicación de los trabajadores de la planta térmica.
El secretario general de UGT en Teruel, Alejo Galve, agradeció que “por primera vez desde que presentó el plan de acompañamiento, Endesa habla de números y de empleo”, si bien matizó que “echamos en falta que nos diga cuánto personal del actual se quedará trabajando aquí cuando termine la construcción de los parques”. Se refería Galve a los 147 empleados de la eléctrica, ya que los 126 trabajadores de las empresas subcontratadas no tienen garantizada la colocación en instalaciones de renovables. 
La eléctrica calcula que habrá 138 puestos fijos en trabajos de operaciones y mantenimiento de los parques fotovoltaicos y eólicos. Es el empleo permanente  a partir de 2026 si el proyecto recibe el visto bueno del ministerio para la Transición Ecológica. Aún con todo, a Galve este número le pareció engrosado.
El inconveniente que ven los sindicatos es que la tercera fase del plan de renovables presentado por la eléctrica, la más ambiciosa, con 1.300 MW de potencia instalada, depende de si Endesa puede aprovechar la capacidad de evacuación eléctrica que ya tiene la central térmica de Andorra. No en vano, en cuanto se produzca el cierre, el Gobierno subastará los 1.101 MW de la planta al mejor postor, es decir, al proyecto que más actividad económica y empleo genere en el territorio.
“Si se cumple la previsión y Endesa puede desarrollar ese proyecto, con los 138 puestos fijos, a partir de 2026 tendríamos un respiro a la espera de que se pongan en marcha otras iniciativas a través del Gobierno de Aragón”, declaró el secretario general de UGT. No obstante, puntualizó que “lo que interesa es que se garantice que nuestros trabajadores pueden quedarse”. Además, insistió en que sigue pendiente el empleo de los trabajadores de la subcontratas, que son alrededor de 126 personas.
El secretario general de UGT valoró la revisión realizada por Endesa a su proyecto inicial, un cambio de planteamiento que “obedece a la presión que ha recibido por todas partes, aunque lo decisivo fue que el Gobierno decidiera que los megavatios de la central térmica no se los quedaría Endesa sino que saldrían a subasta. Eso es lo que creemos que les ha llevado a ponerse en marcha”.
Por su parte, el secretario general de CCOO en Andorra, Antonio Jiménez, pidió “algo más que gestos y palabras” y exigió “más concreción”, además de que “la construcción de los parques eólicos debería empezar al día siguiente del cierre de la planta, porque los hijos de los trabajadores de Endesa y de las subcontratas comen todos los días, y no pueden esperar un año”.
Lo que “más preocupa es cómo se realiza la transición social”. En este sentido, insistió en que “se ha realizado una transición energética, pero para muchos trabajadores despedidos ésta ya ha llegado tarde, porque se han marchado de Andorra”. Jiménez reclamó a Endesa que en el desmantelamiento de la planta “se contrate a las subcontratas actuales para que sus trabajadores no se vayan a la calle y tengan que abandonar su pueblo”.

Plan del Carbón
Por otra parte, dirigentes del sindicato UGT valoraron esta semana en la Cumbre del Clima el Acuerdo Marco para una Transición Justa de la Minería del Carbón de las Comarcas Mineras 2019-2027, pero reclamaron su cumplimiento urgente  y en los términos en que fue firmado.