Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

349_1200x150-mas-de-cebrian.gif banner click 349 banner 349

Los tambores y bombos vuelven a sonar en Alcañiz en las Jornadas de Convivencia y el pregón de la Ruta Los tambores y bombos vuelven a sonar en Alcañiz en las Jornadas de Convivencia y el pregón de la Ruta
El acto de inauguración de las Jornadas de Convivencia arrancó con un toque conjunto que rompió el silencio

Los tambores y bombos vuelven a sonar en Alcañiz en las Jornadas de Convivencia y el pregón de la Ruta

Vuelven a celebrarse los actos previos a la Semana Santa tras los dos años de parón por la pandemia
Volvieron a sonar los tambores en Alcañiz. Lo hicieron de forma estrepitosa durante los primeros minutos de una gala de pregón marcada por el frío. Sin embargo, el clamor de los tambores y bombos hizo entrar en calor nada más comenzar. Dos componentes de cada uno de los nueve pueblos que conforman la Ruta del Tambor y Bombo (Alcañiz, Albalate del Arzobispo, Alcorisa, Andorra, Calanda, Urrea de Gaén, Samper de Calanda, Híjar y La Puebla de Híjar) fueron los encargados de dar inicio a las Jornadas de Convivencia.

Alcañiz volvió a ser ciudad de tradición y concordia. El estreno de las Jornadas de Convivencia de la Ruta del Tambor y Bombo supuso el regreso a las calles del vibrar de los palillos y mazas tras los dos años de parón obligado. El primer toque, a cargo de la cuadrilla de tambores y bombos de la Ruta del Tambor,   emocionó y abrió una gala plagada de mensajes para la concordia, tanto entre los nueve pueblos que componen la Ruta como entre el pueblo ruso y ucraniano.

La actividad comenzó a las 17:30 horas, cuando comenzaron a llegar las autoridades a la Sala de Exposiciones de Alcañiz. Allí, el alcalde, Ignacio Urquizu, junto a Fernando Galve, presidente de la Ruta del Tambor y Bombo entregaron las insignias de plata a los responsables políticos que se estrenaban en el cargo o que no contaban con una. La consejera de Presidencia del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez; el presidente de la Diputación de Teruel, Manuel Rando y una veintena de alcaldes más han recibido el logotipo de la Ruta del Tambor y Bombo bañado en plata.

No obstante, el plato fuerte de la jornada llegó a partir de las 19 horas cuando el vibrar de los tambores y bombos cautivó a una plaza helada de frío.

Ignacio Urquizu dio la bienvenida a todos los presentes y puso de manifiesto la importancia de la celebración: “Es un reencuentro que nos sirve para celebrar el 50 aniversario de la Ruta. Así mostramos esa imagen de unidad de todos los pueblos bajo el símbolo del tambor”.

Fernando Galve, presidente de la Ruta del Tambor y Bombo, también se mostró cautivado por la emoción debido a la recuperación de la fiesta en su primer año como presidente. Por último, Mayte Pérez fue la encargada de cerrar la parte institucional con un mensaje de apoyo a las costumbres: “La tradición no tiene color político, tenemos que ser capaces de reivindicarnos y reconocernos”.

Miembros de las cuadrillas de los nueve pueblos de la Ruta


Precisamente, la tradición se emulsionó con la vanguardia a través de la actuación musical que las dos bandas de música de Alcañiz, junto a los tambores de la capital bajoaragonesa, llevaron a cabo para que Concha Lasso y José Antonio Pedrós enamorasen con su danza. La pieza Wellington's Victory de Ludwig van Beethoven dio paso a la entrega de premios.

Los Amigos del Tambor de Alcañiz recogieron el Premio Tambor Noble del año 2022, mientras que Ignacio Escolar se llevó el Premio Redoble 2022. Eduardo Bardavío optó por un mensaje claro y conciso: “Salud y redoble”. Por su parte Escolar se tomó más tiempo  para agradecer y reconocer lo conseguido con estas Jornadas de Convivencia. El periodista, que se comprometió a dar a conocer la belleza y la tradición de la zona por toda España, también recordó a Buñuel para destacar que los tambores de la Ruta “son tambores de paz y no de guerra”. Además, concluyó con un mensaje potente que se llevó una de las ovaciones de la tarde: “Ojalá esta noche vuestros tambores de paz suenen tan fuerte que los escuchen en Kiev, Mariupol y sobre todo en Moscú”.

Un pregón muy intimista

Segundo Bordonaba, quien fuera presidente de la Ruta del Tambor y Bombo durante nueve años, fue el encargado de proclamar el inicio de la fiesta del redoble. Lo hizo con un discurso emotivo y plagado de intimidad, con el que repasó muchas de las vivencias, tanto propias como ajenas, que le han dejado todos los años en los que ha estado ligado a la Ruta. “Son muchos años conviviendo con las cuadrillas. Guardo muchos recuerdos que han formado parte de la Ruta”, aseguró instantes antes de anunciar el inicio del jolgorio.

Pasadas las 19 horas, el expresidente asumió la responsabilidad con orgullo e ilusión y se dirigió a todos los presentes en una  Plaza de España a media caña debido al frío. “Tuve la sensación de que el agobio que sentí cuando recibí la llamada, que coincidía con la guerra, era equiparable a la emoción. Ser vuestro pregonero supone un orgullo y una emoción que espero no me juegue una mala pasada.”

Bordonaba transmitió su pasión por el tambor y recordó a todos los que le han acompañado en el redoble a lo largo de los años. El pregonero, emocionado, destacó algunos de los valores de la Ruta: “La convivencia también da forma a la rivalidad que existe entre cofradía y pueblos, pero es una rivalidad enriquecedora, que alimenta la creatividad”. Además, Bordonaba aprovechó para mandar un mensaje a los más jóvenes de los nueve pueblos, que según él tienen un gran nivel improvisativo: “Estoy seguro de vuestro alto nivel de virtuosismo e improvisación, pero no renunciéis a los toques tradicionales”.

El expresidente de la Ruta del Tambor y Bombo logró contener la emoción durante su discurso y mencionó a figuras icónicas como John Lennon o Pio XII para transmitir un mensaje de paz a través de los tambores. “Deseo que los tambores y bombos sigan pregonando la paz y la concordia”.

Inevitable fue también para Bordonaba recordar los dos duros años que han sufrido los amantes de los tambores y las alternativas que los mantuvieron vivos durante la oscura pandemia. “Durante estos dos años la espontaneidad e imaginación hacían protagonistas a los balcones y llevaban el silencio a las calles”, confesó un pregonero que concluyó su intervención con una petición a todos los participantes: “Hagamos lo que mejor sabemos hacer: tocar, tocar y tocar. Que los tambores y bombos suenen con la pasión contenida de los últimos dos años”.

Así sonaron para despedir la gala y lo seguirán haciendo sin detenimiento hasta la Semana Santa.

Autoridades y reconocidos por la Ruta en Alcañiz