Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Trabajadores de Nervión, en una concentración a las puertas de la central

Los trabajadores de Nervión en la central de Andorra son despedidos este jueves

Los 22 operarios dan por buenas las indemnizaciones pactadas con la contrata

Los 22 trabajadores de Nervión en la central térmica de Andorra serán despedidos este jueves después de llegar a un acuerdo con la contrata de limpieza industrial en cuanto a las indemnizaciones a percibir en el marco de una negociación colectiva junto a compañeros de otros centros de trabajo.

Después de dos meses de negociaciones con la empresa, en dos procesos de ERE de extinción de empleo, los trabajadores han logrado 28 días con un máximo de 16 mensualidades, según pone en valor el comité de empresa mediante una nota de prensa.

Esto ha permitido que “más de 20 trabajadores mayores de 55 años se beneficien del convenio con la Seguridad Social por el cual se garantiza la misma cotización hasta cumplir los 63 años”, detallan.

Destacan también “el gesto del conjunto de la plantilla, por el cual gracias a la reducción de un día por año un compañero más podrá acogerse a este plan” con la Seguridad Social “al cumplir 55 años el próximo día 11”.

“Queremos agradecer a todos los compañeros su paciencia y compromiso durante esta dura negociación en la que nos hemos encontrado muchos peros por parte de la empresa”, constatan.

Por último, aseguran que “esta transición ha fracasado como justa, ya que no se ha conseguido la continuidad laboral del conjunto de los trabajadores de la central térmica”.

Los empleados de Nervión han estado desde el 1 de septiembre con permiso retribuido porque “la empresa presentó el ERE tarde y teníamos que estar 30 días negociando”, por lo que en la práctica los contratos laborales acababan el 10 de septiembre y no el 31 de agosto, fecha en la que concluyó el contrato entre Endesa y la empresa auxiliar.

La mayoría de los trabajadores de Nervión en Andorra se apuntarán a los cursos de Endesa para el desmantelamiento de la térmica, que el lunes empiezan su segunda edición después de una primera que acaba hoy. “Tienes que estar dos meses y medio  y no te aseguran contratación, pero el 90% los vamos a hacer”, explicó el delegado sindical Nicolás Bespín. El despedido explicó que en este momento quedan en la térmica una treintena de trabajadores, algunos de Endesa y otros de las contratas Maytel –supervisión de instalaciones en tanto en cuanto llega el comienzo del desmantelamiento, que según Endesa será “inminente”–, seguridad y limpieza de oficinas.