Síguenos

409_1200x150-azafran.gif banner click 409 banner 409

María García Alonso, directora del Instituto de Humanidades y Patrimonio de Uned-Alcañiz: María García Alonso, directora del Instituto de Humanidades y Patrimonio de Uned-Alcañiz:
María García Alonso

María García Alonso, directora del Instituto de Humanidades y Patrimonio de Uned-Alcañiz: "Tenemos en marcha un proyecto conjunto con el Archivo de Alcañiz"

La responsable avanza una agenda de iniciativas a partir de octubre

María García Alonso es la directora del Instituto de investigación en Humanidades y Patrimonio Uned-Alcañiz, que acaba de iniciar su andadura. Esta semana, el centro ha organizado actividades en la capital bajoaragonesa con dos cursos, uno de ellos, que comienza hoy y terminará el día 20,  se titula Afrontando los retos de la educación rural, mientras que el segundo, Miradas desde  el Patrimonio, tendrá lugar entre los días 20 y 22.

-¿Qué objetivos persigue este nuevo instituto que usted dirige?
- El Instituto en Humanidades y Patrimonio es un organismo mixto creado entre la Uned y el Ayuntamiento de Alcañiz. Queremos que este centro sea un espacio de confluencia entre distintos saberes. La idea es, sobre todo, que fluyan de un modo transversal, ideas, propuestas, proyectos, incluso estancias en Alcañiz de personas de distintos países y universidades para trabajar temas que tienen que ver con las humanidades y el patrimonio.

-¿Qué proyectos tienen en marcha?
-Tenemos varias ideas e iniciativas que están empezando a caminar. En primer lugar y lo más inmediato son los dos cursos de verano, uno de ellos, Afrontando los retos de la educación rural, centrado en las nuevas iniciativas y metodologías surgidas para apoyar a la escuela como es el aprendizaje servicio, en el que también se hablará sobre cómo utilizar los recursos de la universidad para el apoyo a los docentes, entre otras cosas. El otro curso, Miradas sobre el Patrimonio, tratará cuestiones relacionadas con distintas disciplinas como el manejo de drones aplicado al patrimonio, la digitalización de archivos o la reconstrucción de cascos históricos. Es decir, planteamos unas miradas transversales sobre diferentes temáticas para aproximarnos a ellas bajo distintos puntos de vista.

-Y han acompañado los cursos de actividades paralelas.
-Por la noche habrá cuentacuentos, que es una manera de acercarnos a la narrativa oral. Además, son actividades abiertas a todo aquel que quiera ir. También habrá dos presentaciones de libros.

-¿Es la primera actividad que organiza el instituto?
-Es la segunda, porque en el mes de mayo ya preparamos unas jornadas de reflexión sobre el papel de la universidad en territorios no urbanos.

-¿Cuáles son los proyectos que van a llevar a cabo a más corto plazo?
-Tenemos uno relacionado con el arte, estamos rescatando archivos históricos audiovisuales, programas de radio de los años 70, que es algo difícil de reproducir y de que llegue al gran público, porque es una tecnología bastante obsoleta. Sin embargo, tenemos la suerte en la Uned de que contamos con material antiguo que nos permite reproducir ese tipo de documentos y, además, digitalizarlos. También estamos apoyando al Archivo municipal de Alcañiz con becarios en prácticas que están buscando distinta información que está publicada acerca de la ciudad en archivos del mundo que sí están digitalizados. Una vez termine el verano pondremos en marcha una propuesta para llevar a cabo proyectos de investigación, organizaremos algunos premios a tesis doctorales, a trabajos finales de grado y de máster que tengan que ver con las Humanidades, con el patrimonio y que tengan un cierto compromiso con el aporte de conocimiento a la realidad social que están viviendo muchos pueblos del país, que están sufriendo la despoblación.

-¿Por qué están vinculando este instituto con el mundo rural y la despoblación?
-No estamos vinculándolo solamente con la despoblación. Las humanidades agrupan en la Uned a disciplinas que van desde la Filosofía, a la Antropología, pasando por la Lingüística, el Patrimonio tanto material como inmaterial... pero la apuesta que hemos hecho desde este centro está dirigida a mirar el territorio desde fuera de las capitales. Sabemos que Alcañiz atrae población, pero nos permite pensar en el entorno desde otro sitio.

-¿En qué consiste exactamente el proyecto que están llevando a cabo con el Archivo municipal de Alcañiz?
-Estamos en un momento muy incipiente, pero consiste en un trabajo en red con estudiantes. El Archivo de Alcañiz es riquísimo, sobre todo en protocolos notariales, y tiene claro que quiere digitalizar sus fondos y ponerlos a disposición de la ciudadanía de la mejor manera posible. Hemos empezado un proyecto con ellos y con estudiantes de un máster para intentar buscar información sobre Alcañiz que se encuentra en otros archivos digitalizados de todo el mundo. Nuestra intención consiste en hacer una especie de ontología histórica sobre la ciudad con el objetivo de que aquel que quiera saber más sobre Alcañiz sepa dónde buscarlo para encontrar esa información.

-Los dos cursos que empiezan la semana que viene son sobre Educación y Patrimonio. ¿Qué otros ámbitos van a abarcar desde el punto de vista formativo?
-Estamos abiertos a distintas iniciativas que surjan desde el entorno social de Alcañiz, así como también de otros entornos universitarios, sean de la Uned y otras universidades. Podemos decir que nuestro plan de trabajo está en pensamiento. A partir de septiembre empezaremos a buscar financiación para proyectos de investigación, para premios, para algunas acciones que tengan que ver con trabajo con los docentes de las distintas escuelas e institutos de Alcañiz. De hecho, ahora mismo tenemos un proyecto llamado Ágora que está pensado para hacer pequeños proyectos  piloto, y uno será en Alcañiz. El proyecto Ágora intenta investigar sobre el uso de las nuevas tecnologías de enseñanza aplicadas a los idiomas de segunda lengua.

-¿Es un proyecto de investigación en educación?
-Pero también es en acción, porque se formarán grupos de trabajo entre diferentes docentes que han trabajado estos temas para encontrar soluciones a los problemas reales que se están dando en Educación. Esa es la valía de proyectos como este y la idea que llevamos en el instituto es trabajar en esta linea. Vamos a intentar que los proyectos que hagamos tengan también una aplicación en la vida de la gente.

-¿Esperan que el público de Alcañiz responda?
-Animamos a la gente a que vaya a los cursos, a las presentaciones o a las actividades de la noche, que son una oportunidad de pasar un buen rato, porque son para todos los públicos. Y las presentaciones de los libros también merecerán la pena.