Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Polémica en Cretas por unas pintadas tras un acto de las juventudes de ERC en la localidad Polémica en Cretas por unas pintadas tras un acto de las juventudes de ERC en la localidad
Pintada en el puente de la A-1413, realizada tras el encuentro

Polémica en Cretas por unas pintadas tras un acto de las juventudes de ERC en la localidad

El alcalde traslada su malestar a la Comarca

El alcalde de Cretas, Fernando Camps, ha trasladado este fin de semana su malestar a la Comarca del Matarraña por haber autorizado un acto de las Juventudes de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en el albergue comarcal y centro de BTT de la vía verde de Val de Zafán, que se sitúa en el término municipal de su pueblo. La reunión de los republicanos hubiera pasado desapercibida si no fuera por las pintadas y cartelería que, acabado el encuentro, ha dejado el grupo en el pueblo y su entorno.

Los peor parados de este encuentro republicano han sido los sillares del puente de la vía verde que sobrepasa la carretera autonómica A-1413. En grandes letras escritas con pintura negra puede leerse: “a la Franja, fem-ho en catalá” (en la Franja, hagámoslo en catalán). El lema viene acompañado a un lado con el logotipo de las juventudes de ERC y a otro con una boca que imita el emblema de los Rolling Stones, con una lengua pintada con la bandera cuatribarrada.

Según consta en la página web de la organización, Construïm futur, fem-ho en catalá es una campaña de las juventudes de ERC en defensa y promoción del catalán como lengua “propia, común y compartida” de los territorios que el independentismo catalán denomina Paises catalanes y que incluyen a los territorios aragoneses y valencianos donde predomina el catalán hablado entre la población.

Carteles relativos a esta campaña con toda su iconografía son otros de los restos que ha dejado el acto de los independentistas por el Matarraña. Según detalló Camps, “además de pintar el puente de la vía verde, han dejado sus carteles de propaganda en la estación de servicio de Cretas -propiedad de la Cooperativa San Pedro- y en la gran mayoría de los contenedores de basura del municipio, que son propiedad de la Comarca del Matarraña”, encargada en la zona de la gestión de los residuos sólidos urbanos. También, según enumeró el regidor, en las puertas de los transformadores de la luz.

El alcalde afirmó que tiene intención de presentar una denuncia por los hechos, aunque consideró que debería ser la Comarca quien lo haga, como dueña de los contenedores. “Han deteriorado su mobiliario, y creo que les corresponde denunciar como administración perjudicada”, añadió Camps, al tiempo que supuso que “no será muy difícil dar con los autores de esto, porque se alojaron en el albergue comarcal e imaginamos que, como corresponde, les tomaron los datos”.

 El alcalde de Cretas se mostró molesto por “cómo se ha podido permitir la organización de un evento político en un centro público” e indignado por “la actitud de una gente que se dedica a destrozar el entorno después de que se les han cedido unas instalaciones públicas”, añadió.

Por otra parte, el regidor se preguntó si la institución comarcal no debería modificar los estatutos de funcionamiento del albergue. “No creo que sean unas instalaciones adecuadas para celebrar actos políticos”,dijo.

“Es una falta de respeto”

La Comarca del Matarraña tomará cartas en el asunto para que el albergue comarcal no vuelva a acoger ningún acto político. Así lo puso de manifiesto la vicepresidenta de la institución, Carmen Agud, quien calificó los hechos de “falta de respeto”. No sólo, dijo Agud, “por las pintadas y la cartelería que han pegado por todas partes, sino porque, además, estaban realizando un acto político en un establecimiento público y sin guardar ninguna distancia de seguridad”. Tal y como se puede ver en las imágenes que han hecho públicas en redes sociales, los jóvenes llevaban mascarilla, pero estaban sentados unos junto a otros.

Agud anunció que “hablaremos con las personas que gestionan el centro BTT para que esto no pase más. Estamos hablando de un establecimiento público en el que se tiene que tener cuidado con lo que se hace y organiza, aunque lo que peor me parece es que allí no se guardaba ninguna distancia de seguridad”, añadió.

En cuanto a la cartelería, lamentó lo sucedido, “sobre todo cuando un hecho similar ya sucedió hace unas semanas. Es lamentable que se les preste un local y que encima hagan esto”.