Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Aitor Lozano señala el lugar donde Forestalia quiere instalar una subestación

Preocupación en La Zoma ante el macroproyecto de Forestalia

Rechazo a una subestación junto al casco urbano y los parques de Majalinos

El Ayuntamiento de La Zoma ha mostrado ante la Dirección General de Energía y Minas del Gobierno de Aragón su malestar por los cinco parques eólicos de 50 megavatios (MW) cada uno que Forestalia pretende instalar en el entorno de la sierra de Majalinos, que junto a una línea de evacuación de alta tensión y una subestación a escasos 150 metros del casco urbano generarían un “macroproyecto con multitud de efectos acumulativos sobre el territorio”.
El alcalde de La Zoma, Aitor Lozano, rechaza de plano la ubicación de una subestación que la veintena de vecinos con que cuenta el sexto término municipal más pequeño de la provincia van “a ver todos los días al asomarnos por la ventana”.
Así lo deduce del proyecto que Forestalia ha adelantado al consistorio antes de tramitarlo con el resto de administraciones y que, según Lozano, la empresa quiere llevar hasta el final. “No nos han tenido en cuenta para el emplazamiento de los equipos y nos han nombrado que si había que ir a malas, llegarían hasta expropiaciones forzosas, lo cual interpretamos como una amenaza y por ahí no vamos a pasar”, manifestó el alcalde.
La Zoma, que junto a otros once municipios de su entorno (Aliaga, Berge, Andorra, Cañizar del Olivar, Ejulve, Gargallo, La Mata de los Olmos, Molinos, Los Olmos, Palomar de Arroyos y Seno) forma parte de la asociación Majalinos Renovables para la rentabilización económica y social de las centrales eólicas y fotovoltaicas anunciadas por Forestalia y otras empresas promotoras, no cierra la puerta a acoger “algún aerogenerador, pero siempre que fuese consensuado con el municipio, ya que los habitantes somos los que vamos a ver todos los días el efecto que causan sobre el paisaje, así como sobre la salud y nuestro bienestar”.
Pese a que Forestalia se comprometió a negociar ubicaciones, “las últimas conversaciones con la empresa no han ido en esa línea”. Es más, en lugar de “retirar la subestación a una zona algo más alejada” del emplazamiento inicial propuesto, a “400 metros del casco urbano, en una finca agrícola y en una zona de paso muy frecuentada por vecinos”, en el proyecto remitido al consistorio “nos la colocan a 150 metros del municipio”.
Por tanto, la asamblea municipal del concejo abierto ha decidido oponerse “al modelo de renovables que se plantea y en especial a los proyectos de Forestalia que nos atañen”.
El municipio, de apenas 1.420 hectáreas, cuenta con cuatro líneas de media tensión y otra de alta tensión, la Mezquita-Morella recientemente puesta en servicio por Red Eléctrica. Además, “con el boom de las renovables nos plantean otra línea de alta tensión procedente del parque eólico El Hocino (Ejulve-Molinos, en proyecto), que pasará a tan solo 500 metros del pueblo”, rechazó.
A cambio, Forestalia “nos plantea la colocación de un aerogenerador” en suelo municipal, más “otros seis en otros municipios pero justo en la linde del término, apenas a varios metros, que en algunos casos parte de las explanadas y viales de accesos recaerán sobre nuestro monte”.

Masificación excluyente
Lozano, que insistió en que el municipio no está contra las renovables, sí apostilló que no está de acuerdo “con la forma en la que se plantean”, pues “parece que hayan decidido sacrificar al municipio de La Zoma”.
Ante el temor de que este “macroproyecto” se pueda “declarar de interés autonómico”, esta semana el alcalde se reunió con el director general de Energía y Minas, Sergio Breto, que se solidarizó con ellos y les reconoció la avalancha de iniciativas de parques renovables que está recibiendo Aragón. En las Cortes de Aragón llegó a decir hace dos semanas que su departamento no da abasto.
La Zoma argumenta que la masificación de proyectos renovables y de líneas de alta tensión “no deja cabida a otros proyectos mucho más sostenibles que se puedan desarrollar, ya sea por iniciativas privadas o por el propio ayuntamiento, poniendo en valor su patrimonio y enfocándolo cara al turismo”. En este sentido, Lozano subrayó que hay planes “para rehabilitar las trincheras de la Guerra Civil, el patrimonio hidráulico, yacimientos arqueológicos, vestigios mineros de hierro o barita, así como potenciar la geología”, pues “en La Zoma se encuentran las rocas más antiguas del Geoparque del Maestrazgo de la Unesco”.

Once años del incendio
Lozano recordó que La Zoma también sufrió el grave incendio Aliaga-Ejulve que arrasó 7.200 hectáreas en 2009, y puso en duda que se puedan actuar en esos terrenos, tan solo once años después, sin haberse producido la regeneración adecuada. Recordó que La Zoma apuesta por la reforestación junto a Ecodes, la Universidad de Zaragoza, empresas privadas y la propia Administración. “Llevamos más de 600.000 euros invertidos reforestando 80 hectáreas y las actuaciones siguen en marcha”, destacó.
Además, puso en valor la “importante biodiversidad” en cuanto a flora y fauna, con especies rapaces, buitres y otras especies que se verían perjudicadas. “En cuatro kilómetros de anchura que tiene La Zoma cruzarán la sierra de Majalinos dos líneas de media y tres de alta tensión, no dejando paso a ninguna ave”.

Forestalia responde
Fuentes de Forestalia aseguraron a este diario que en las próximas semanas, dentro del contacto “frecuente” que la compañía mantiene con los consistorios, tiene previsto presentar una nueva propuesta al Ayuntamiento de La Zoma, con el que afirmó tener “la mejor disposición”. En este sentido, “está estudiando las opciones para evitar al máximo instalaciones en su término municipal, pese a los beneficios que aportan en alquileres e impuestos municipales”.
La compañía, según afirmó, “está desarrollando sus proyectos desde el respeto y el acuerdo con el territorio, y buena muestra es el trabajo de planificación en colaboración con los ayuntamientos y las asociaciones de municipios, como la Majalinos, que permiten socializar los beneficios”.Por su parte, el presidente de la asociación Majalinos Renovables y alcalde de Aliaga, Sergio Uche, aseguró que si La Zoma no quiere ningún aerogenerador en su término “no se pondrán”, y tampoco subestaciones. 

Uche ratificó que las propuestas de las eléctricas “tienen que cumplir la normativa” y respetar la voluntad de los ayuntamientos que quieren o desechan este tipo de iniciativas. “Una cosa es la proposición que haga Forestalia y otra las decisiones que se tomen. En cualquier caso, lo que hay que evitar es dar la voz de alarma cuando los proyectos todavía no están desarrollados, porque para implantar todas estas cosas hay que pasar una serie de filtros, y si no los pasan no se instala”.
En cualquier caso, Uche aseguró que los parques son “una cosa buena para el territorio” por ingresos y empleo. “Cumpliendo la normativa, estoy totalmente a favor”. En este momento, Majalinos Renovables tiene sobre la mesa una docena de proyectos eólicos. Uche recordó que, según los estatutos de la asociación, el 15% de los ingresos irán a una caja común para que todos los consistorios se beneficien.