Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

Rescatan dos crías de garduña en el polideportivo de Alcañiz Rescatan dos crías de garduña en el polideportivo de Alcañiz
Un Agente de Protección de la Naturaleza recoge las dos crías de garduña encontradas en el polideportivo

Rescatan dos crías de garduña en el polideportivo de Alcañiz

Las encontró un operario cuando iba a limpiar en el edificio de las piscinas

Un trabajador del polideportivo de Alcañiz encontró esta semana dos crías de garduña en el interior del edificio de los vestuarios de la piscina de verano, cuando se disponía a iniciar los preparativos para la puesta en marcha de las instalaciones en vista a que en el mes de julio se autorice su apertura. Los animales fueron recogidos por Agentes de Protección de la Naturaleza (APNs) del Gobierno de Aragón y trasladados al centro de recuperación de la fauna silvestre que se encuentra en La Alfranca.

La garduña es un animal nocturno que habita por toda la península ibérica por bosques, matorrales, roquedos o zonas rurales y suburbanas. Vive en zonas muy soleadas, normalmente prados, zonas montañosas y rocosas con poca vegetación y en el entorno de los ríos. Se ha adaptado a lugares donde vive el hombre y caza en granjas, pero también se puede encontrar en bosques como encinares.  Se alimenta de pequeños roedores, pequeños mamíferos, pájaros, anfibios, huevos, insectos, fruta y miel. Es un animal solitario. Se desplaza rápidamente a saltos por su amplio territorio de caza que puede ser de dos a 10 km y no duda en defenderlo de otros machos adultos. 

La localización se produjo cuando el trabajador accedió a una de las salas del edificio de las piscinas de verano. Los animales estaban en la planta superior de los vestuarios, en la zona del pasillo que comunica las instalaciones con el aula de yoga. Al verse descubiertas, las crías de garduña empezaron a chillar, dando un susto considerable al operario, que avisó a la dirección del polideportivo y desde allí a los técnicos de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, que acudieron con una jaula y material necesario para proceder al rescate.

El director del Servicio Municipal de Deportes (SMD) de Alcañiz, Carlos Herráez, explicó que "no supimos que eran garduñas hasta que vinieron dos forestales y las identificaron". Con "una red metálica y una jaula, las recogieron con cuidado, las aislaron y las han trasladado al centro de La Alfranca".

Los operarios del polideportivo creen que la madre de las crías se sintió "protegida" por el falso techo de las instalaciones y por el aislante que resguarda de la humedad el edificio. Le aportaría calor a la hora de parir a sus crías y darles de comer. No obstante, los animales fueron encontrados en el piso, después de que parte del falso techo se desprendiera, posiblemente por la presencia de los mustélidos. 

Según Herráez, "en el pasado ya oímos que corría algún bicho por allí,  pero no vimos nada, sólo cuando se entró en esa sala descubrimos que había unos animales que no conocíamos ni supimos identificar", relató el director del centro deportivo. Según indicó, "nos hemos puesto ahora a trabajar en la puesta a punto de las piscinas y por eso la presencia de las garduñas había pasado desapercibida. Aún así, las hemos visto porque han caído del falso techo, de arriba a abajo. Hemos encontrado alrededor de 30 placas levantadas, daños que suponemos que ocasionó la madre de las crías, al ponerse nerviosa y ver que no estaban en su sitio y habían caído abajo. Aún con todo, la madre ha debido de conseguir entrar a donde estaban para seguir alimentándolas", dijo Herráez, ya que se han encontrado restos de animales que seguramente cazó la madre para dar  de comer a sus pequeñas.

Según explicaron fuentes del departamento de Medio Ambiente, este tipo de mamíferos son animales a los que gustan los sobretechos y edificios ubicados en las proximidades de su hábitat habitual.. La que crió en las instalaciones deportivas encontró en este edificio un lugar ideal, puesto que hay fibra de vidrio que le dio calor. Se cree que ellas mismas, con sus movimientos, acabaron rompiendo las piezas del falso techo y cayeron. Aún así, no son animales peligrosos, enfatizaron las mismas fuentes. No en vano, “los animales, salvo que se vean amenazados o acorralados, no atacan al ser humano”, añadieron. 

Las dos crías fueron trasladadas esta semana al centro de recuperación de la fauna salvaje de La Alfranca, ya que los mustélidos son especies catalogadas y no cinéticas. Son animales comunes de fauna ibérica que se comportan de manera silvestre. Fuentes de Medio Ambiente recomiendan no tocarlos ni manipularlos al verlas, porque pueden pensar que estan en peligro. 

Ardillas y patos

No es la primera vez que en las instalaciones del polideportivo se encuentran animales silvestres. "Alguna vez ha entrado una ardilla, normalmente las vemos en los pinos que están al lado de la piscina, y hemos tenido patos, aunque no cuando la piscina está abierta al público, sino a primera hora de la mañana", detalló Herráez.

Enviados dos cárabos a recuperación tras ser localizados en Cretas

Por otra parte, el departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón también ha llevado en los últimos días al centro de recuperación de la fauna a dos crías de cárabos que fueron localizados en una masía en Cretas. El cárabo es un ave rapaz nocturna muy común en la zona que caza roedores y ratas. Es la más común de las rapaces nocturnas que habita por el Bajo Aragón, muy útil para los agricultores y ganaderos, puesto que limpia de roedores los alrededores de las masías y casetas de campo por las que ronda.

El departamento de Medio Ambiente ha hecho público un cartel en el que recomienda que este tipo de animales no sean recogidos ni apartados del lugar en que se encuentren. Son aves muy precoces que suelen moverse, y "salvo que estén amenazados, deben dejarse en el lugar donde se han localizado, porque normalmente sus padres suelen traerles comida y les enseñan a cazar rápidamente", explicaron estas fuentes. Medio Ambiente informó de que, "si se encuentra una cría de cárabo, hay que colocarla encima de una rama, lejos de perros y gatos" para que sus progenitores sigan alimentándola, ya que enseguida aprenderá a volar y se valdrá por sí misma.