Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Sale a información pública la central eólica de Endesa entre Ejulve y Molinos Sale a información pública la central eólica de Endesa entre Ejulve y Molinos
Poligonal del proyecto eólico Íberos de Endesa en suelo de Ejulve y Molinos

Sale a información pública la central eólica de Endesa entre Ejulve y Molinos

La infraestructura tendrá una potencia de 49,4 MW, con 10 aerogeneradores y una subestación

La central eólica Íberos de 49,4 megavatios (MW) que Endesa proyecta entre Ejulve y Molinos dentro de su plan Futur-e para Andorra y su entorno ha salido a información pública. La eléctrica quiere instalar 10 aerogeneradores y una subestación eléctrica, con una inversión de 43 millones de euros más impuestos. 

El anuncio salió publicado el 6 de mayo en el Boletín Oficial de Aragón (BOA) a instancias del Servicio Provincial de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial de Teruel, que da un mes para presentar alegaciones al proyecto y su estudio de impacto ambiental.
La infraestructura eólica contará con siete aerogeneradores en término municipal de Ejulve y tres en Molinos. Nueve de ellos tendrán una potencia de 5 MW, mientras que el décimo la rebajará a 4,4 MW. Cada molino tendrá una altura de buje de 115 metros y palas de 83 metros. 
En cuanto a la infraestructura de evacuación de la energía, según el proyecto se realizará a través de cuatro líneas subterráneas de 33 kV a la subestación Íberos, ubicada en término de Ejulve. Desde allí, mediante línea de alta tensión de 220 kV la electricidad se trasladará a la subestación Mudéjar de Andorra, donde enlazará con la línea de alta tensión de 400 kV de Red Eléctrica. 
Con respecto a la obra civil, está formada por viales de acceso (desde los puntos kilométricos 5+570 y 7+530 de la carretera A-1702) de 1.888 y 4.409 metros, respectivamente, siguiendo el trazado de caminos ya existentes pero que habrá que ampliar; viales interiores con una longitud total de 5.365 metros y plataformas de montaje. 
El órgano que resolverá la autorización de construcción del proyecto es la Dirección General de Energía y Minas, previa declaración de impacto ambiental a emitir por el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental. Endesa espera ejecutar el proyecto en el plazo de 8 meses una vez tenga semáforo en verde. Cabe recordar que el proyecto está declarado como inversión de interés autonómico de Aragón.

En el plan Futur-e
En el proyecto, Renovables La Pedrera –sociedad participada únicamente por Enel Green Power España, la filial de Endesa que promueve las centrales renovables– justifica que la Comarca Andorra-Sierra de Arcos es una “ubicación idónea debido al alto recurso eólico disponible”. Al mismo tiempo, añade, “no es desdeñable el impacto socioeconómico del proyecto a nivel municipal, comarcal y provincial, destacando la inversión en la región, los puestos de trabajo directos e indirectos generados y el reclamo de mano de obra especializada en un sector con presente y futuro que puede orientar a presentes y próximas generaciones en su formación y desarrollo profesional, en una zona de las cuencas mineras afectada por la despoblación”.
El parque eólico es el segundo de los proyectos vinculados a la sustitución de la capacidad de la central térmica de Andorra por potencia renovable, dentro del Plan Futur-e de Endesa, que tiene como objetivo final la construcción de 1.725 MW de potencia, de los que cuales 1.585 MW corresponderían a plantas fotovoltaicas y 140 MW a parques eólicos. Adicionalmente, se instalarán 160 MW de almacenamiento en baterías y otros 60 MW en electrolizadores para la generación de hidrógeno verde. El proyecto, que se ha diseñado en tres fases, finalizará en 2026.

El que más gusta a Ejulve
De todos los que hay sobre la mesa, el parque eólico de Endesa es el que más gusta al Ayuntamiento de Ejulve porque tiene menos impacto ambiental que otros proyectados sobre las crestas de Majalinos y, especialmente, porque la eléctrica se compromete a iniciar “cursos de formación para que los vecinos puedan entrar a trabajar si les interesa”, dijo el alcalde, Ovidio Ortín, algo que otras empresas no están ofreciendo pese a sus promesas de empleo. Además, dentro de su política de responsabilidad social corporativa, Endesa se compromete a colaborar con otras inversiones en el municipio. 
“Hasta ahora han demostrado que son los más fiables que han llamado a la puerta. Vinieron antes de ubicar los molinos y tomaron interés en que el impacto sea el mínimo posible. También se comprometen a desmantelar el parque en cuanto deje de ser productivo”, dijo Ortín.
El alcalde indicó que desde Industria se insta a las empresas a compartir en la medida de lo posible líneas de evacuación para evitar duplicar cableado.
En total, cuatro empresas tienen interés en instalarse en Ejulve y municipios colindantes, si bien por el momento el consistorio se decanta únicamente por los parques de Endesa y Acciona para no masificar el municipio y preservar Majalinos. 
Acciona proyecta en Ejulve y Molinos la central de El Hocino (48 MW y 10 aerogeneradores), admitida a trámite en julio de 2020 por el Gobierno de Aragón. Este proyecto está vinculado a otros dos parques eólicos, Caballos I y Caballos II (otros 10 aerogeneradores cada uno), a una subestación de transformación y a una línea de evacuación.
La Tosquilla y El Bailador (de 50 MW cada uno) son las denominaciones de los proyectos de Forestalia que afectan a Ejulve, una vez replanteados Guadalopillo I y II, que se desplazan hacia Palomar y La Mata de los Olmos. Ocho aerogeneradores permanecerían en Majalinos, una zona incendiada en 2009 que poco a poco se ha ido reforestando.
Pero los que más inquietan a Ejulve son los de Green Capital Power. Se trata de Bucéfalo (162 MW) y Pasqués (156 MW). El borrador del proyecto sitúa algunas aspas sobre la captación del agua de boca.