Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Sara Cortés

Sara Cortés, coordinadora de jóvenes dinamizadores rurales: Tenemos talento en el medio rural y lo que hace falta es visibilizarlo

La Era Rural ofrece recursos y difusión a proyectos de emprendimiento

En situaciones de crisis resisten mejor aquellas iniciativas y emprendimientos que colaboran, forman parte de redes de cooperación y ponen en valor su impronta social. Esta es la reflexión principal en torno a la cual girará en la mañana de hoy el encuentro para jóvenes emprendedores de La Era Rural que debía haberse realizado de forma presencial en Albalate del Arzobispo, pero que debido a la situación sanitaria tendrá que celebrarse online. Sara Cortés, coordinadora del proyecto Jóvenes Dinamizadores Rurales que junto a 13 Grupos de Acción Local y la Fundación EDP impulsan esta red, explica los entresijos del proyecto, que ya aglutina y da visibilidad a 220 iniciativas en todo Aragón.
-¿Qué es La Era Rural?
-Es un programa de apoyo y acompañamiento a jóvenes emprendedores del medio rural que surge a finales de 2019 en el marco de Jóvenes Dinamizadores Rurales, el proyecto de cooperación Leader que nació en 2010 y que está financiado y liderado por 13 Grupos de Acción Local de Aragón, entre ellos los del Bajo Aragón, Matarraña, Cuencas Mineras, Jiloca, Comunidad de Teruel, Andorra-Sierra de Arcos y Bajo Martín. Durante los primeros nueve años la actividad se centraba en acciones de dinamización para jóvenes de hasta 25 años, formación y temas sociales, pero en 2019 nos dimos cuenta de que había un sector de la población muy importante de cara a fijar población en el territorio rural que eran los emprendedores que se montan su negocio y que realmente tienen como objetivo vivir en sus pueblos, formar allí su familia y fijar población. De modo que montamos La Era Rural como plataforma de apoyo y acompañamiento.
-¿De qué forma dinamizan los emprendimientos de la gente joven del medio rural?
-De dos maneras. Una, de forma virtual a través de la plataforma web, www.laerarural.es, en la que se publican recursos y oportunidades, subvenciones, cursos de formación y en general todo lo que existe en el programa emprendedor de Aragón. También disponen de un foro privado a modo de red social propia para ellos, donde encuentran un espacio donde apoyarse. Esto acerca a la gente porque vivimos en un territorio rural muy disperso, Aragón es muy amplio y de esta forma sienten que están más conectados. Y la segunda manera es la parte presencial, mediante la que hemos hecho muchas cosas hasta marzo de 2020 relacionadas con la motivación, con visitas a empresas innovadoras para que los jóvenes puedan subirse al carro de la innovación y, en definitiva, que los emprendedores se sientan parte de un colectivo que tiene las mismas necesidades, que afronta las mismas dificultades y puede compartir las mismas soluciones.
-¿Qué resultados han obtenido en estos primeros meses de andadura?
-Nos ha funcionado bastante bien, teniendo en cuenta que empezamos con cero emprendedores en octubre de 2019 y ahora tenemos 220 iniciativas mapeadas en las tres provincias. En una encuesta reciente que hemos pasado, los jóvenes están valorando muy positivamente la visibilidad que les estamos dando. Y es que en el mundo rural hay gente que hace cosas y las hace muy bien, sin dejar de lado el sentimiento de pertenencia a lo que es su localidad y su comarca. En esta plataforma, si alguien quiere contratar a un joven emprendedor del medio rural lo va a encontrar porque está organizada por categorías. Hay quien busca retroalimentar nuestro entorno y no depender de las ciudades. Tenemos profesionales con talento y lo único que hace falta es hacerlos visibles.
-¿El tope de edad sigue siendo los 25 años o lo han ampliado con el cambio?
-Tenemos gente de hasta unos 40 años de cualquier ámbito: sector agropecuario, telecomunicaciones, artesanía, producción agroalimentaria… da igual. Uno de los retos que nos hemos propuesto ahora con La Era Rural es incorporar el valor social al emprendimiento. Precisamente, de esto va el encuentro de emprendedores que tenemos este sábado en Albalate. Tenemos incluso asociaciones que se están dedicando a la dinamización y a la gestión cultural de un territorio de forma totalmente altruista.
-¿Qué aspectos abordarán hoy en Albalate?
-El valor de una empresa o una iniciativa va más allá de lo económico. Va de entender que tu emprendimiento está aportando un valor al entorno en el que vives, a las personas, al medio ambiente, a la cultura, al patrimonio, al desarrollo rural… A todo. Da igual el tipo de empresa que te montes. Solo por el hecho de montarla en un pueblo ya aportarás valor social. Es necesario que se creen iniciativas de cualquier tipo. Una empresa en un pueblo suponen niños en el cole, personas que viven en el territorio, de la misma forma que las iniciativas culturales lo hacen atractivo. Entendemos el emprendimiento en el sentido amplio porque pensamos que todas las iniciativas emprendedoras tienen la misma importancia, ya sea generando recursos económicos, empleo o bienestar social o medioambiental. En este encuentro se trabajará el valor social que tiene incorporada cada iniciativa, y se darán algunas pautas para multiplicarlo.
-Lo han tenido que hacer online y no presencial debido a las restricciones por la pandemia. ¿Participarán emprendedores más allá del Bajo Martín?
-Cuando lo haces presencial acude gente del entorno más cercano. En este caso había 20 plazas que se iban a guardar para los emprendedores del Bajo Martín, una de las comarcas que ha llegado hace poquito a La Era Rural y queríamos darle un empujón. Como ha habido que hacerlo online vamos a dejar que se conecten tantos emprendedores como quieran. Habrá una persona facilitadora que llevará la agenda, pero todos podrán participar.