Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Seis pueblos del Bajo Aragón participarán en un proyecto piloto de compostaje Seis pueblos del Bajo Aragón participarán en un proyecto piloto de compostaje
Aspecto exterior de las compostadoras de Oliete

Seis pueblos del Bajo Aragón participarán en un proyecto piloto de compostaje

Promovido por la comarca, se pondrá en marcha este año con la instalación de compostadoras en los municipios

Los ayuntamientos de Las Parras de Castellote, Cañada de Verich, Foz Calanda, Mas de las Matas, Alcorisa y Torrecilla de Alcañiz participarán en un proyecto piloto de compostaje local que promueve y financia el área de Residuos y Medio Ambiente de la Comarca del Bajo Aragón. Valorado en casi 120.000 euros, cuenta con una financiación de 30.000 euros del programa PIMA del Ministerio para la Transición Ecológica del Gobierno de España, destinado a financiar proyectos destinados a reducir el volumen de residuos generados en los municipios. 

La Comarca del Bajo Aragón ha optado por la compra de compostadoras comunitarias de un metro cúbico de capacidad que se instalarán en los pueblos que, de forma voluntaria, han decidido participar en este proyecto piloto. Esta iniciativa es el resultado de dos experiencias que se llevaron a cabo el año pasado en Torrecilla de Alcañiz (Bajo Aragón) y Oliete (Andorra Sierra de Arcos), donde se implantaron dos compostadoras para el reciclado de la materia orgánica, que es la fracción que genera mayor volumen de residuos en el cubo de la basura. 

La Comarca del Bajo Aragón arrancará con el proyecto "este año, en cuanto nos sea posible", explicó el consejero de Residuos y Medio Ambiente, Aitor Clemente, que espera obtener más financiación de otras administraciones -además de los 30.000 euros del Ministerio de Transición Ecológica. Según comentó, "el Gobierno de Aragón ha incluido una partida en los presupuestos de 2020 de un millón de euros para las entidades locales para este tipo de iniciativas y hay también fondos europeos que tendrán entre sus lineas de trabajo la gestión de los residuos y la fracción orgánica".

La subvención del Ministerio da un plazo de 30 meses a las administraciones beneficiarias para desarrollar la propuesta, así que la institución tiene dos años y medio por delante para implantar el proyecto. No obstante, la idea es ponerlo en marcha este año, según informó el consejero de Residuos y Medio Ambiente, que hizo hincapié en el bajo porcentaje de impropios que se generaron en el proyecto piloto desarrollado en Torrecilla de Alcañiz. Según apuntó Aitor Clemente, uno de los aspectos más "sorprendentes" del sistema de compostadoras es que "prácticamente no generan olores, a pesar de lo que pueda pensarse".

La institución comarcal se ha decantado por este sistema de  por su sostenibilidad medioambiental. "Una de las principales ventajas es que el compostaje se realiza en el mismo municipio, sin necesidad de que la materia orgánica tenga que transportarse de un lugar a otro, lo que encarece muchísimo el sistema", afirmó Clemente. 

Reparto por pueblos

El sistema que aplican comarcas como la del Matarraña, en donde la materia orgánica originada en cada pueblo termina trasladándose a un gran almacén en Peñarroya de Tastavins donde se centralizan los residuos y se realiza el tratamiento, "está muy bien, pero no nos convence por los altos costes de gestión", declaró el consejero.

En este sentido, para el funcionamiento de las compostadoras comunitarias que se colocarán en los pueblos "solamente será necesario que la gente deposite en el interior la fracción orgánica", para lo que se les equipará de los cubos correspondientes. La infraestructura se completará con otros cubos situados junto a las compostadoras donde se depositará el material estructurante, que se tendrá que mezclar con los restos orgánicos para que se vaya produciendo el compost. Clemente comentó que "en los dos pueblos donde se ha puesto en marcha de manera experimental, Torrecilla de Alcañiz y Oliete, eran o bien alguaciles o bien voluntarios los encargados de echar el material estructurante al interior de las compostadoras". Sin embargo, "los alguaciles ya tienen suficiente trabajo en los pueblos, así que hemos pensado que lo mejor es formar a personal, que será el encargado de recorrer los pueblos para echar el material con el que se irá realizando el compost". Es un sistema, "mucho más barato que tener que recoger la materia orgánica para dejarla en un centro de compostaje centralizado", consideró.

A partir de ahora, con la financiación disponible "se comprarán las compostadoras y los cubos que se repartirán a la población y que contendrán el estructurante". Además, el consejero comentó que "nuestra idea es que el reciclaje revierta en los Ayuntamientos que participan en el proyecto, de manera que se les reducirán las tasas que pagan por gestión de los residuos de forma proporcional al reciclado conseguido, es decir, a la implicación de la población", añadió.

Las compostadoras se repartirán por los pueblos, aunque todavía no se ha hecho un conteo de cuántas necesitarán. Irá en función del número de habitantes que tenga cada municipio participante, que es muy dispar, lo que para Clemente es una "ventaja". No en vano, "tenemos pueblos en todos los tramos de población, lo que nos servirá para saber en qué tipo de municipios puede funcionar mejor el sistema, ya que dependerá mucho de la implicación de la gente, por eso es tan importante la sensibilización que podamos hacer a través de las campañas de información y promoción", añadió.

Materia Orgánica

La materia orgánica es la fracción de los residuos más voluminosa. Moverla de un lado a otro "no nos parecía ni lógico, ni sensato ni sostenible", afirmó el consejero de Residuos, quien destacó que una de las ventajas de las compostadoras locales es que "el compost ya se produce en el mismo sitio donde se genera la basura y no hay costes de transporte, lo que resulta más asequible para los municipios más pequeños como los nuestros. Creemos que es el sistema ideal para los núcleos con pocos habitantes, mientras que para los de mayor población veremos si no se tendrá que implementar algún sistema mixto", destacó.