Síguenos
Sol y buena temperatura acompañan al Jueves Lardero en Alcañiz Sol y buena temperatura acompañan al Jueves Lardero en Alcañiz
Cuadrilla de amigos celebrando el Choricer en Pueyos

Sol y buena temperatura acompañan al Jueves Lardero en Alcañiz

Carnes de todo tipo y fideuás triunfan en la media festividad del Choricer

“Para Jueves Lardero, pan, chorizo y huevo”. El refrán popular se aplicó a rajatabla este jueves, día del Choricer en Alcañiz y algunos pueblos más del Bajo Aragón, que hicieron medio día de fiesta para celebrar el inicio de la Cuaresma y darse el último atracón de carne.

Familias y cuadrillas dejaron sus quehaceres diarios para ir a pasar la tarde al campo y celebrar una comilona en masicos y al aire libre, pues además, el día acompañó con un sol y una temperatura agradable durante toda la tarde.

El entorno del Santuario de la Virgen de Pueyos no podía estar más concurrido, con cuadrillas de chavales que habían subido a pie y en moto para celebrar el festivo con sus cuadrillas de amigos. Allí, en una larga mesa, también estaban los Quintos de Pueyos, que sustituyeron la carne asada por una fideuá que estaba ya lista para degustar a las dos de la tarde. Junto a ellos, cuadrillas enteras de jóvenes, de adultos con niños o de parejas algo más solitarias que se llevaron la comida en un tupperware.

De las dos barbacoas que tiene el Santuario solo la de la parte de abajo se utilizó, al estar prohibido hacer fuego en la de arriba por no estar cerrada, así que una cuadrilla de chavales de entre 17 y 18 años se adueñó del pequeño local para asar allí todas las delicias de carne que tenían preparadas para los ocho comensales que eran: longaniza, chorizo y pollo que acompañaron de un poco de ensalada echada encima de la carne. Un placer para los sentidos.

El redactor recomienda