Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Stop Desahucios se interesa por la pareja desalojada en el barrio de Caldereros de Alcañiz Stop Desahucios se interesa por la pareja desalojada en el barrio de Caldereros de Alcañiz
Esteban Miró, la semana pasada junto a la casa, actualmente precintada

Stop Desahucios se interesa por la pareja desalojada en el barrio de Caldereros de Alcañiz

Los dos ancianos viven acogidos por una vecina después de quedarse sin casa

La Plataforma Stop Desahucios intentará ayudar a la pareja de ancianos que el pasado día seis de junio fue desalojada de su casa en la calle Caldereros número 8 por orden municipal. A través de un Decreto de Alcaldía, la pareja fue conminada a abandonar la vivienda por considerar el Ayuntamiento que no reunía las condiciones de habitabilidad, por estar el tejado en malas condiciones.

La resolución municipal señalaba que “en fotografías recientemente presentadas se observa que la situación de la cubierta ha empeorado de forma notable”. El documento se refiere a la existencia de “plásticos” destinados a “cubrir la entrada del agua”, algo que reconoció Esteban Miró la semana pasada cuando este periódico se interesó por la situación en la que habían quedado él y su mujer, que fueron acogidos por una vecina en su casa, al no tener otro sitio a dónde ir. Miró desmontó el tejado por completo, tras recibir un primer aviso del Ayuntamiento el 15 de mayo, pero fue desalojado al considerar los técnicos municipales que promovieron su desalojo que al quitar la cubierta el estado de la casa podría empeorar.

El afectado, intentó recabar ayuda en los servicios sociales de la Comarca del Bajo Aragón, pero "nos dijeron que no había sitio para nosotros", según declaró a este periódico.

El anciano se reunirá con la Plataforma mañana miércoles para dar cuenta de su situación, aunque fuentes de la organización de ayuda a personas desahuciadas avanzaron que el afectado se tendrá que empadronar en Alcañiz, puesto que no lo está, y también deberá presentar una solicitud en la bolsa de alquiler social para que la organización pueda prestarle toda la ayuda necesaria que esté en sus manos.

“Optimista relativamente”

Pese a su situación, Miró se mostró confiado en poder conseguir el dinero suficiente "para adelantar una paga y señal al arquitecto que nos ha de hacer el proyecto del tejado", una obra que calculó les costará unos 4.000 o 5.000 euros, lo que le supondrá tener que pedir un crédito hipotecario, ya que no dispone de esa cantidad ahorrada. "Soy optimista relativamente, dijo el anciano, "porque tengo que conseguir el dinero para pagar al arquitecto y a los albañiles que vendrán a realizar la obra, pero intentaré que mis hermanos -con los que comparte la titularidad de la casa- me ayuden a pagar el coste".

El tejado, según el arquitecto que realizó el trabajo, tiene alrededor de 60 metros cuadrados. Según Miró, "lo más positivo es que el técnico nos ha dicho que la casa está en perfectas condiciones, es decir, que no se cae, y que por tanto lo único que habría que arreglar es el tejado". Anunció que acudirá al Ayuntamiento para intentar hablar de su problema con el nuevo alcalde.