Síguenos
Torrecilla homenajea a la mujer rural con el bautismo de la giganta Bruna Torrecilla homenajea a la mujer rural con el bautismo de la giganta Bruna
Las comparsas de Mas de las Matas y Valdealgorfa, y porteadores de Torrecilla, junto a Bruna (3i), el Boticario (4i) y los gigantes procedentes del Mas. M. N.

Torrecilla homenajea a la mujer rural con el bautismo de la giganta Bruna

Creada por Luis Cortés, representa a la esposa del ilustre botánico local José Pardo Sastrón

La extensa familia de los gigantes de Aragón cuenta ya con una nueva figura, la primera en Torrecilla de Alcañiz. Se trata de Bruna, la esposa del ilustre botánico del siglo XIX José Pardo Sastrón, que ayer fue bautizada como sincero homenaje del municipio a la mujer rural.

Pardo Sastrón nació en Valdealgorfa en 1822 y falleció en Torrecilla 87 años después. Su figura ha unido a estos dos pueblos vecinos de tal forma que, cuando en 2009 los valdealgorfanos estrenaron el gigante del Boticario, en Torrecilla “nos comprometimos a buscarle pareja”, dijo el alcalde, Joaquín Lorenzo.

“Se le puso de nombre Bruna porque se llamaba así” la mujer del farmacéutico, fallecida poco después de contraer matrimonio. No se conoce su fisionomía, pero el Ayuntamiento ha optado por darle rasgos de “mujer de pueblo, trabajadora, luchadora” y, sobre todo, con “expresión de buena persona” y “divertida”.

Se trata, pues, de un “homenaje a la mujer que tanto ha luchado y trabajado en nuestros pueblos”, destacó Lorenzo, quien deseó que Bruna comience a bailar cuanto antes por todo Aragón.

El sábado lo hizo por primera vez pasadas las 11 de la mañana en la plaza del pueblo. Estuvo muy bien acompañada de la comparsa de Mas de las Matas, que acudió con toda la tropa: los taberneros Agustín y Flora, y los dulzaineros Camilo y Teresa. Cómo no, desde Valdealgorfa se desplazó su esposo, el Boticario, para hacer con ella el baile inaugural al ritmo que marcaron los dulzaineros.

El evento congregó a multitud de vecinos atraídos por el acto central de las fiestas de San Blas y Santa Águeda que celebra el pueblo este fin de semana. Después hubo pasacalles y, quienes quisieron, portearon a los gigantes como entrenamiento para las futuras actuaciones de Bruna.

Santiago Lorén, vicepresidente de la Asociación de Gigantes de Aragón, cursó invitación formal al pueblo para participar en el encuentro de Zuera (Zaragoza), donde este año volverán a darse cita más de cien gigantes de toda la Comunidad Autónoma.

“Es una alegría que un nuevo pueblo haga un bautizo de gigantes”, dijo Lorén, quien se congratuló de que “la familia va creciendo constantemente” en beneficio de la preservación de la tradición. Son más de 20 años los que la asociación, que se extiende a unos 40 municipios, lleva trabajando con este fin.

Un trabajo voluntario

La creación de la giganta ha sido un trabajo artesano y voluntario a cargo de Luis Cortés, miembro de la comparsa del Mas.

“Esto es una afición” de fin de semana. “Empezamos a hacer nuestros gigantes, gustaron a la gente y alguna vez me encargan algunos”, explicó el artesano.

En el caso de Torrecilla, “me pidieron que representara a una mujer trabajadora, de las de antes”, que tan pronto iban a la era a segar como a por agua o cuidaban a los niños. Pero, a la vez, “con muchas ganas de cachondeo y de alegría”.

La cuadrilla del Mas lleva más de una década en la asociación regional. “Estamos yendo por todos los sitios de Aragón” y ayer tocaba estar en Torrecilla para disfrutar de “un día de fiesta”, concluyó el desinteresado autor.