Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

431_1200x150.gif banner click 431 banner 431

Tres empresas presentan ofertas al contrato para la puesta en carga de la presa del Cañón de Santolea Tres empresas presentan ofertas al contrato para la puesta en carga de la presa del Cañón de Santolea
Presa del Cañón de Santolea, con las obras practicamente terminadas

Tres empresas presentan ofertas al contrato para la puesta en carga de la presa del Cañón de Santolea

Licitación por un importe cercano al millón de euros para garantizar la seguridad

Tres empresas han presentado oferta para hacerse con el contrato de servicios para el seguimiento del Plan de puesta en carga de la presa del Cañón de Santolea, su explotación y mantenimiento, que salió a licitación el mes pasado por un importe próximo al millón de euros (995.618 euros). La licitación de este contrato también incluye el mantenimiento de la presa del Puente o de cola, que está en funcionamiento.

El contrato licitado abarca tanto la explotación y mantenimiento de las nuevas presas del Cañón y del Puente, como la redacción de las normas de explotación del embalse principal de Santolea.

El presupuesto base de licitación para tres años es de 508.974 euros, a lo que hay que añadir 106.884 euros de IVA y otros 172.793 euros adicionales, también de IVA, en caso de que el contrato se prorrogara durante el periodo máximo de cinco años que fija el pliego de condiciones.

Las empresas que optan a la explotación y mantenimiento de las dos presas son la UTE Consultora de Riegos SA e Ingeniería y Construcciones del Sur; Elecnor Servicios y Proyectos SAU y la UTE Pavagua Ambiental y MS Ingenieros.

Equipo técnico

Un equipo técnico de la empresa pública estatal Acuaes, promotora de las obras, valorará  en las próximas semanas los criterios sujetos a juicio de valor y redactará un informe de cada una de las ofertas técnicas conforme a las prescripciones del pliego de cláusulas particulares. Tras la supervisión por una dirección técnica, la propuesta se llevará a la Mesa de Contratación de forma previa a la apertura de ofertas económicas.

Las obras del embalse del Cañón están prácticamente terminadas, a la espera de la puesta en carga (llenado). Esta nueva infraestructura hidráulica se sumará al embalse del Puente, que está en funcionamiento y almacena agua, y a la presa principal de Santolea. Esta infraestructura múltiple de regadío ha de servir para garantizar los usos actuales y futuros de regadíos en la cuenca del río Guadalope.

En los últimos meses se ha estado trabajando en los remates finales de la presa del Cañón, en la estructura del aliviadero, en la instalación eléctrica y en la limpieza de fangos de la balsa de decantación construida en su día. De la misma manera, se ha intervenido en la integración ambiental de los trabajos. Con las actuaciones  realizadas y prácticamente concluidas se podrán iniciar las labores de llenado y puesta en carga del nuevo embalse, situado a kilómetro y medio de la pared principal de Santolea, cuyo proyecto de recrecimiento -para incrementar la capacidad de almacenamiento- tuvo que ser desechado por problemas geológicos.

La puesta en carga es una medida de seguridad imprescindible antes del efectuar el llenado definitivo de la nueva presa. Es la fase previa al inicio del servicio de almacenamiento de la infraestructura, en la que se extreman las medidas de vigilancia y auscultación de la nueva estructura de hormigón.

Casi 105 Hm3

La  capacidad  del  embalse  generado  por  la  nueva  presa  es  de  81,75  hectómetros cúbicos, lo  que  se corresponde con una superficie máxima inundada de 444 hectáreas. Así las cosas, el  nuevo  embalse,  junto  a  la  presa  del  Puente, tiene  una  capacidad  de  104,84  hectómetros  cúbicos,  más  del  doble  del  volumen  que  permitía  almacenar  la presa principal.

La terminación de esta obra estaba prevista para el verano de 2021, pero los trabajos se han prolongado prácticamente ocho meses más. Se trata de una presa de gravedad, hecha de hormigón compactado, tiene una altura de 59 metros sobre cimientos y 220 metros de longitud en coronación. Está dotada de un aliviadero de labio fijo en pared gruesa con una capacidad de desagüe de 536 metros cúbicos (m3/s) correspondiente a la avenida de periodo de retorno 1.000 años.

Las obras tenían un presupuesto de adjudicación de 24 millones de euros, financiados en un 50% por Acuaes y en el 50% restante con Fondos Miner.

La nueva presa del Cañón se levanta a un kilómetro y medio de la pared principal de Santolea, cuyo recrecimiento se desechó en el año 2014 después de haberse iniciado la obra y tras comprobarse, a través de un estudio geológico, que se había producido un deslizamiento horizontal del terreno que hacía inviable la intervención por cuestiones de seguridad. Este imprevisto obligó a rescatar un proyecto anterior para levantar una presa en los estrechos del cañón.

Así las cosas, la pared de la presa del cañón tendrá, en cuanto esté completamente terminada, una altura de 59 metros sobre su cimentación y 220 metros de longitud en la coronación. Contará, además, con un aliviadero de labio fijo y una capacidad de desagüe de 536 metros cúbicos por segundo.