Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Un ajuste legal provoca que Alcañiz pierda representatividad en Motorland Un ajuste legal provoca que Alcañiz pierda representatividad en Motorland
El pleno aprobó por unanimidad no suscribir con fondos propios la 17ª ampliación de capital de Motorland

Un ajuste legal provoca que Alcañiz pierda representatividad en Motorland

El Ayuntamiento reduce su posición en la empresa pública un 2% en la 17ª ampliación de capital

El Ayuntamiento de Alcañiz reducirá su participación en la sociedad pública de la Ciudad del Motor de Aragón SA desde un 8,47% al 6,56%, al haber renunciado a su derecho de adquisición preferente de acciones en la 17ª ampliación de capital de la empresa pública. La ampliación asciende a 8 millones de euros, montante que Motorland necesita de manera urgente para hacer frente a facturas vencidas por importe de varios millones de euros y para poder garantizar la celebración del Gran Premio de Motociclismo de 2019.

Hasta ahora, las sucesivas ampliaciones de capital (-destinadas a que Motorland pueda cubrir pérdidas y que rondan los 8 o 9 millones de euros- se realizaban mediante una transferencia del Instituto Aragonés de Fomento (IAF) -con dinero del Fondo de Inversiones de Teruel (Fite)- a los socios de la empresa pública: Corporación empresarial pública de Aragón, Diputación de Teruel y Ayuntamiento de Alcañiz, en función de su porcentaje de participación. Automáticamente, esas cuantías eran transferidas desde las tres instituciones a Motorland. Todo esto al amparo de un convenio entre los socios de la empresa y el Instituto Aragonés de Fomento (IAF) en el que quedaba establecido que los fondos de las ampliaciones derivaban del Fite y que las instituciones eran meras intermediarias. De esta manera, mantenían su porcentaje de participación en la empresa pública.

Sin embargo, un informe de la Intervención General de la Comunidad Autónoma relativo al Fite de 2017, apuntó que los órganos gestores de los fondos Fite no pueden ser organizaciones externas al Gobierno de Aragón o  sus entidades, por lo que el Ayuntamiento y la Diputación no pueden ser beneficiarios de ese dinero del Fite, aunque actúen como meros intermediarios. Es decir, la aportación de capital a Motorland sólo puede realizarse a través de la Corporación empresarial pública de Aragón, que es un ente dependiente al 100% del Gobierno de Aragón.

Lo que garantizaba el modelo que ha venido funcionando en las 16 ampliaciones anteriores es que las dos instituciones públicas turolenses mantuvieran su porcentaje de acciones como socios de Motorland, algo que a partir de ahora cambiará. Al ser el Gobierno de Aragón y más concretamente la Corporación Empresarial pública la que realiza la transferencia de la totalidad de la ampliación número 17, el porcentaje de participación de la Corporación crecerá a costa de que se diluya la de DPT y la del Ayuntamiento de Alcañiz, salvo que estas instituciones decidieran aportar con fondos propios su parte, lo que supondría en este caso un desembolso de 711.473 euros (para 75.931 acciones).

No suscribir la ampliación

En vista de que en el Presupuesto general de 2019 no existe crédito para asumir el importe de ampliación antes indicado y que las posibilidades de financiar esta aportación a través de una modificación presupuestaria es también nula, sólo cabría el endeudamiento financiero, tal y como señala un informe de la Intervención del Ayuntamiento de Alcañiz. En base a ello, el pleno acordó por unanimidad no suscribir la ampliación de capital y renunciar al derecho de adquisición preferente de acciones 

La 17ª ampliación de capital  fue aprobada por el Consejo de Administración de la empresa pública el pasado 21 de febrero. La propuesta plantea realizar primero una reducción de carácter voluntario y después una ampliación. La reducción tendrá un importe de 8.110.961 euros para compensar las reservas negativas y las pérdidas del ejercicio 2019. De esta manera, se reduciría el valor nominal unitario de las acciones en 2,76 euros, por lo que cada una de ellas pasarán a tener un valor de 9,37 euros. 

A continuación se suscribirá la ampliación propiamente dicha por un montante de 8.399.998 euros con aportaciones dinerarias y la emisión de 896.478 acciones.

Los casi 8,4 millones de euros irán destinados, por un lado, a la Ciudad del Motor (8.000.000 euros) para cubrir facturas vencidas y garantizar la celebración del próximo Gran Premio, y a la construcción de un emisario de aguas pluviales y captación de las aguas (400.000 euros). Al superar la cantidad total los fondos Fite consignados en 2018 para el proyecto, el montante correspondiente al emisario de pluviales será transferido directamente por el Instituto Aragonés de Fomento (IAF) a Motorland para su ejecución directa y ha quedado excluido de la operación de capital.

En el turno de intervenciones, el concejal de Ganar Alcañiz, José Antonio Benavente, deseó que “el Fite no se use para Motorland, que siempre hemos dicho que se financie con fondos propios de la DGA. Desearíamos que el Fite se utilice para inversiones que generen empleo y que sean rentables”, añadió.

El alcalde lo lamenta

Ningún concejal más intervino durante la sesión para dar su opinión, aunque el alcalde, Juan Carlos Gracia, sí lo hico al finalizar el pleno. Gracia se lamentó de que “la Diputación y el Ayuntamiento pierdan porcentajes de accionariado”. Consideró que “ésto es peligroso, porque  supone que será sólo el Gobierno de Aragón el que termine decidiendo sobre este proyecto y puede terminar cerrándolo”. Preguntado por qué fórmula hubiera utilizado para evitar esta pérdida de acciones (el cambio de modelo se lleva a cabo por recomendación de la Intervención general de la Comunidad), el regidor apuntó a que “el Gobierno de Aragón podría aportar al Ayuntamiento y a la Diputación la parte correspondiente de las acciones de sus fondos propios quedándose la parte correspondiente de Fite, y así estas dos instituciones no perdería porcentaje de acciones”. Habría que ver si esta idea del alcalde se ajusta a la ley y a la normativa del Fite.

Modificación de crédito

El pleno también aprobó una modificación de crédito que afectará a 1.475.000 euros correspondientes al superávit de 2018. Parte de esta cuantía, 652.000 euros, se destinarán a pagar facturas del último trimestre de 2018, mientras que el resto se destinará a inversiones financieramente sostenibles y a amortización de préstamos de Fomenta. Estos dos últimos puntos se llevarán a un pleno la semana que viene. El concejal socialista Manolo Ponz opinó en este punto que “esta modificación demuestra que los gastos de 2018 no se ajustaron a lo presupuestado, ya que han tenido que modificar crédito para pagar facturas de 2018”.