Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

146_banner-aragon-negro-1200x150.png banner click 146 banner 146

Representantes de la Asociación de Cofradías. Asociación de Cofradías de La Puebla de Híjar

Un gran bombo presidirá en La Puebla de Híjar el primer Jueves Santo en el que la pandemia permita romper la hora

La Asociación de Cofradías ya lo tiene listo para el estreno en cuanto sea posible

Un gran bombo de más de 2 metros de diámetro presidirá la plaza de España de La Puebla de Híjar el primer Jueves Santo que la pandemia permita Romper la Hora gracias al trabajo realizado por la Asociación de Cofradías de Semana Santa para su construcción. El instrumento evoca otro parecido que protagonizaba los actos más multitudinarios de la Semana Santa de la localidad del Bajo Martín y del que misteriosamente se dejó de saber en la década de los ochenta.
“En los años 70 había un bombo grande que lo ponía una cuadrilla de amigos. Pero no sabemos si se rompió o qué fue lo que pasó. Estuvimos investigando pero nunca llegamos a saber nada más acerca de él”, explicó con un halo de misterio el presidente de la asociación, Pedro Luis Asión, que con su junta se ha empeñado en recuperar tradiciones. Hace tres años ya lo hicieron con el tren del tambor.
“Hablamos con el Ayuntamiento para ver si podíamos conseguir financiación a medias para hacer otro bombo que fuera el referente de la Semana Santa de La Puebla, igual que tienen otros municipios de la Ruta del Tambor y Bombo”, prosiguió Asión.
El antiguo bombo “se colocaba en la plaza sobre un carro, sobre todo en el momento de Romper la Hora y en alguna procesión, y había dos mazas colgadas para que el público también pudiera tocarlo, hacerse fotos y participar de la fiesta”, dijo el presidente. “Hay fotos de archivo de los años 80 en las que aparece el jueves santo con los serenos, pero yo no había ni nacido”, expresó el joven tamborilero.
El nuevo instrumento se ha encargado a la empresa de artesanía ZaraSanta, de Zaragoza, con artesanos descendientes de Híjar. Tiene unas dimensiones mayores que su antecesor, con 2,05 metros de diámetro y unos 2,5 de altura cuando se le sume el carro que lo ha de portar y que todavía no está acabado.
En cuanto a los colores, son dos: los aros, de color negro para emular la túnica de La Puebla, y el azul de fondo en recuerdo de la bandera de la localidad. Está hecho con cuerda de cáñamo, aros de madera y piel de res importada de América fácilmente sustituible si se daña. Se ha priorizado que haya recambios accesibles a que el tamaño sea mayor.
El presupuesto ha rondado los 4.500 euros, carro incluido. El Ayuntamiento ha aportado la mitad y el resto la asociación, sin ánimo de lucro, que se ha financiado en parte realizando una cesta con productos de la zona (queso, cerveza, jamón, longaniza, chorizo, vino o aceite de oliva, entre otros) que sorteará el 3 de abril con las últimas cifras del sorteo de la Once de este día.
La idea de las cofradías era estrenarlo el año pasado, pero la pandemia se llevó por delante el sueño. Este jueves tampoco podrá ser. “Dos años ya es mucho, la gente está impaciente por poder verlo y volver a tocar todos juntos”, observó el presidente.
El primer mazazo al gran bombo podría darlo la Ruta del Tambor y Bombo, que había sido elegida como Tambor de Honor en 2020 por el Ayuntamiento de La Puebla de Híjar. No obstante, la forma de articular este honor y su uso en general está por definir.

Recuperar tradiciones
Este año la Asociación de Cofradías cumple 40 años y lo ha celebrado con la edición de unos forros polares conmemorativos. Desde que la junta se renovó, se ha centrado en recuperar elementos de la Semana Santa del pasado. “Empezamos haciendo una recopilación del archivo de fotografías antiguas y el año siguiente recuperamos el Tren del Tambor”, que “se llenó hasta las trancas y hubo gente en la reserva”, por eso de cara al futuro “tenemos la posibilidad de ampliar con otro vagón” para superar las 250 personas, explicó Asión.
Este convoy viaja el Sábado Santo de Zaragoza a La Puebla de Híjar para recuperar una tradición de los años 90 del siglo XX. Partiendo de la estación de Zaragoza Delicias, y tras recoger viajeros en Goya, el Tren Azul viaja por la línea de Barcelona hasta La Puebla. Durante más de 13 años, llevó anteriormente a los turistas para poder disfrutar de la Semana Santa. En 2019 se recuperó este importante reclamo turístico centrándolo especialmente en el emocionante Cese del toque del tambor y el bombo, elemento representativo de la Semana Santa en este municipio.