Síguenos

La historia se repite en Andorra: arden cinco vehículos de madrugada

Investigan un acto delictivo habitual en los últimos años

Tres vehículos quedaron calcinados en la madrugada del lunes y otros dos resultaron afectados tras un incendio en el barrio Venecia de Andorra. La Guardia Civil investiga lo sucedido y todo apunta a que se trata de un acto delictivo que no es novedad en la localidad en los últimos años.

Las llamas afectaron a cinco vehículos consecutivos aparcados en batería frente al frontón, de los que tres quedaron siniestros y dos pudieron salvarse gracias a la intervención de los Bomberos de la Diputación de Teruel, el bombero voluntario de Andorra y el grupo de Protección Civil de Andorra-Sierra de Arcos.

El aviso al 112 se produjo a las 1:45 horas de la madrugada del lunes y pasadas las 2 llegaron un oficial y tres bomberos del Parque de Alcañiz con dos autobombas, según informó la Diputación de Teruel. Las tareas de extinción terminaron pasadas las 4.

El voluntario aportó un camión cisterna y Protección Civil una autobomba.

El presidente de la agrupación de Protección Civil, Antonio Camacho, explicó que el primer vehículo en incendiarse fue el central. Las llamas se propagaron rápidamente a los vehículos de su izquierda y derecha, y en los siguientes dos, uno por cada lado, las llamas derritieron parte de la chapa, pero no llegaron a sufrir daños de motorización.

Fuentes de la Guardia Civil, cuerpo que también participó en el operativo, explicaron que se ha abierto una investigación para esclarecer los hechos. Los indicios apuntan a que el incendio fue provocado. No obstante, indicaron que no hubo peligro ni para las personas ni para las viviendas de alrededor.

El alcalde, Rafael Guía, emplazó al final de la investigación policial para constatar si el incendio fue intencionado y llamó a la “tranquilidad” a los vecinos hasta que haya un veredicto.

Sin embargo, lo cierto es que de forma recurrente se dan incidentes como este en la localidad. El episodio anterior a este fue el incendio, también de madrugada y junto al centro de salud, del coche de una doctora que estaba de guardia el 4 de mayo de 2022. En aquella ocasión, el fuego comenzó en el utilitario y se propagó a una ambulancia de soporte vital básico aparcada al lado.

En los dos últimos años han ardido al menos once vehículos en Andorra. En julio de 2021 se incendió, también dentro del aparcamiento del centro de salud, el coche de otra médica que en ese momento estaba igualmente de guardia.

También quedó calcinado en junio de 2021 el vehículo de Mustafá B., el vecino que se suicidó en 2019 tras matar de un hachazo a su hijo adolescente, Ismael, y casi asesinar a su mujer y madre del niño, Gema. En octubre de 2021 ardieron otros dos vehículos aparcados en una calle junto a la carretera de Alloza.