Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

Un médico del Sector de Alcañiz cubrirá la media plaza vacante en Castellote Un médico del Sector de Alcañiz cubrirá la media plaza vacante en Castellote
Manifestación por la sanidad rural, el pasado 28 de octubre en Mas de las Matas M. N.

Un médico del Sector de Alcañiz cubrirá la media plaza vacante en Castellote

El Consejo de Salud de Mas de las Matas tacha la solución de “transitoria” y pide un cuarto facultativo

El Gobierno de Aragón ha encontrado una solución, “transitoria” según el Consejo de Salud, para mantener abiertos todos los consultorios dependientes del Centro de Salud de Mas de las Matas. Un médico que ya ejerce en el Sector Sanitario de Alcañiz se hará cargo a partir del 4 de enero de la media jornada vacante de facultativo de Castellote. 

Así lo confirmaron ayer fuentes oficiales del Departamento de Sanidad que aseguraban que un profesional del Sector “dedicará media jornada” a cubrir el consultorio de Castellote, de forma que quedará cubierta la media jornada que dejó vacante su titular en febrero tras pedir una reducción. Esta labor la realizan hasta ahora los médicos de atención continuada (MAC).

Este profesional dedicará el resto de sus horas a “apoyar al Centro o al Sector donde sea necesario”, según las mismas fuentes. Lleva meses trabajando en la zona de salud de Calaceite.

La solución ha sido bien recibida por el Consejo de Salud de Mas de las Matas, que no obstante advierte de que sigue siendo “transitoria” porque lo más adecuado sería implementar una cuarta plaza que permitiera una reestructuración de los cupos y de los consultorios que atiende cada médico de familia.

No obstante, se mostraron “contentos” porque “al menos recuperamos lo que ya teníamos” y las consultas volverán a prestarse como antes, si bien “hubiéramos agradecido que alguien nos llamara para explicarnos cómo queda la situación”, reprochó el presidente del Consejo de Salud, Rafael Molinos.

“Se queda corto pero estamos contentos porque por lo menos se mantiene el servicio”, aunque “vamos a insistir para conseguir esa cuarta plaza”, manifestó el alcalde de Castellote, Ramón Millán, que sigue poniendo una vivienda municipal gratuita a disposición del facultativo que pueda llegar.

Solución al límite del plazo

Después de que a principios de octubre los MAC se negaran a seguir haciendo más horas extraordinarias de las que les corresponden para cubrir la media jornada vacante, el Salud tomó la decisión salomónica de cerrar los consultorios de Dos Torres de Mercader, Las Planas y Luco de Bordón, que quedan sin servicio médico. Por su parte, Abenfigo y Seno pasaron de tener una visita semanal a una cada 15 días, con una duración de 30 minutos; Bordón redujo sus dos días de consulta a la semana a uno, con tan solo una hora de duración; Castellote vio recortada su consulta a dos horas diarias y Cuevas de Cañart y Ladruñán permanecieron como estaban (un día a la semana y un día cada dos semanas, respectivamente).

Con la cobertura de la media plaza, se restablece el servicio en el límite del plazo que fijaron los MAC, que se mostraron dispuestos a seguir haciendo horas y posponer sus vacaciones hasta el 31 de diciembre siempre y cuando la Administración encontrara una solución estable. 

Por otra parte, el Salud mantiene el contrato de cuatro meses firmado a una enfermera que comenzó a trabajar a primeros de noviembre como solución provisional para que un personal sanitario pasara por todos los centros de salud sin asistencia médica. “Estamos muy contentos con ella porque ahora los consultorios están más atendidos y se realizan pruebas, como espirometrías, a las que antes no se llegaba”, explicó Molinos.

Reunión el 3 de enero

El Consejo de Salud de Mas de las Matas se reunirá el 3 de enero con el consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, a quien le insistirá para que habilite la cuarta plaza que permita una reorganización que haga más atractivo trabajar en esta zona rural.

El Consejo mantiene que hay facultativos que estarían dispuestos a ocupar esa cuarta plaza siempre y cuando el contrato fuera “de amplio plazo de tiempo”, algo que a la postre garantizaría a todos los vecinos “una sanidad universal y de calidad”, defiende en la propuesta que presentará por escrito a Celaya.

Esta medida contribuiría a frenar la despoblación de las zonas rurales más desfavorecidas porque las familias ven “con más futuro” aquellas localidades que disponen de servicio sanitario sin tener que desplazarse.

El Consejo propone una reorganización del servicio de atención primaria que no tenga tanto en cuenta la cantidad de tarjetas correspondientes a cada médico sino la dispersión demográfica a la que tienen que hacer frente a diario.

De esta forma, el médico que pasa consulta en Mas de las Matas atendería el número de tarjetas actual, 1.116. Sin embargo, el facultativo que ahora atiende Aguaviva, La Ginebrosa, Las Parras y Jaganta (670 tarjetas) pasaría a hacer sólo Aguaviva y La Ginebrosa (620 tarjetas); el que va a Castellote, Abenfigo, Seno, Cuevas de Cañart, Dos Torres de Mercader, Ladruñán, Las Planas, Luco de Bordón y Bordón (725 tarjetas) dejaría de atender las tres últimas poblaciones; y la plaza de nueva creación englobaría Las Parras, Jaganta, Las Planas, Luco de Bordón y Bordón (175 tarjetas).

Celaya valoraría positivamente esta propuesta a tenor de sus intervenciones en las Cortes de Aragón. En noviembre dijo que la organización de la atención primaria en el medio rural está “un poco enquilosada”, por lo que sugirió dotar de “capacidad para auto organizarse” a los centros de salud. También abogó por integrar a los MAC en el equipo. 

El consejero confía en la nueva Oferta Pública de Empleo (OPE) como “la forma más eficaz para que se cubran las plazas de difícil cobertura”. Habrá 771 nuevas plazas de facultativo especialista, 316 de médico de familia y 34 de pediatra. No será hasta que estén asignadas cuando se podrá aplicar efectivamente el plan de incentivos para hacer más atractivas las vacantes en las zonas periféricas.

Celaya aboga también por que los médicos internos residentes (MIR), al final de sus estudios, “hagan rotatorio” por las zonas más despobladas, una cuestión que requeriría un cambio del plan de estudios de Medicina, cuya competencia es estatal.