Síguenos

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

439_1200x150-iaacc.gif banner click 439 banner 439

431_1200x150.gif banner click 431 banner 431

Un tornado acompañado de agua  y granizo causa destrozos en naves industriales y parques de Alcañiz Un tornado acompañado de agua  y granizo causa destrozos en naves industriales y parques de Alcañiz
Daños causados por el tornado que acaba de pasar por Alcañiz

Un tornado acompañado de agua y granizo causa destrozos en naves industriales y parques de Alcañiz

Provocó inundaciones, el vuelco de un camión, daños en coches, en enseres públicos y particulares y obligó a cortar el Corcho y el paseo Andrade

Un tornado provocó ayer por la tarde en el casco urbano de Alcañiz y zonas aledañas cuantiosos daños materiales en infraestructuras urbanas y de particulares. El embudo de aire se desplazó de este a oeste acompañado de grandes cantidades de granizo y agua provocando levantamiento de tejados de naves industriales, inundaciones en calles, caída de una gran cantidad de árboles de parques y jardines e incluso el vuelco de un camión en la carretera nacional 232, frente al polígono Las Horcas, donde distintas empresas registraron cuantiosos desperfectos.

El fenómeno meteorológico se registró poco antes de las cuatro de la tarde y duró unos 20 minutos, según explicaron testigos presenciales de lo ocurrido, que coincidieron en señalar el enorme miedo que sintieron cuando observaron cómo las fuertes ráfagas de viento huracanado arrancaban árboles, tiraban al suelo ramas, dejaban vehículos atrapados en calles e inundaban bajos de comercios, cocheras, bodegas y de algunos establecimientos comerciales, que se vieron sorprendidos por el repentino crecimiento del nivel del agua en algunas calles debido al taponamiento de las alcantarillas que, o bien no podían absorber la enorme cantidad de agua que caía, o se quedaban obstruidas por el arrastre de ramas y hojas.

Según explicaron testigos de lo ocurrido, el tornado pasó de este a oeste y desapareció hacia el Caspe (norte). En el polígono Las Horcas afectó con enorme virulencia a la estación de ITV, donde arrancó gran parte del tejado, y a alguna empresa más situada en los alrededores. Sin embargo en otras naves apenas provocó desperfectos, más allá de las filtraciones de agua que se producían por la fuerza con la que el viento arrastraba la lluvia. Así lo explicó el secretario de la Asociación del Polígono Las Horcas, Carlos San Nicolás, quien señaló que hasta hoy por la mañana no se conocerán los daños causado por el tornado y la tormenta de agua y granizo de la que iba acompañado.

En la misma zona, el bar restaurante también sufrió graves desperfectos, según explicó Santiago, su propietario, a quien el tornado cogió cuando salía del polígono Las Horcas y se dirigía a casa. “Cuando llegó el tornado, me di la vuelta con el coche y en ese momento vi como un camión volcaba levantado el viento”, relataba ayer por la tarde, mientras retiraba del suelo los cristales de ventanas y puertas que el viento había roto. El maletero de su coche quedó también levantado, “supongo que porque se metieron las ráfagas de viento por debajo”, intuyó el propietario del establecimiento. Cuando ocurrió el fenómeno, en el interior del bar no había ya clientes, “solamente las trabajadoras que se metieron hacia dentro hasta que pasó todo”, explicó.

También en el polígono La Laguna hubo desperfectos similares en alguna nave en la que el viento arrancó parte del tejado o directamente lo dobló como ocurrió con la empresa de venta de muebles Tuco, en la que el aire huracanado aplastó la cubierta. Además, enormes chapas de hierro que fueron arrancadas de las cubiertas provocaron desperfectos en vehículos que estaban aparcados en esta zona.

Casco urbano

En el casco urbano los mayores problemas se registraron en el Paseo Andrade, que quedó cortado a la circulación en todos los sentidos de la circulación debido a que había caído sobre la calzada una enorme cantidad de ramas del parque de La Glorieta. Asimismo, se produjeron taponamientos con la consecuente subida del nivel del agua en la Subida del Corcho y en la calle Alejandre debido a que la red de alcantarillado no podía evacuar la enorme cantidad de agua que caía o que bajaba de las calles adyacentes. Esto provocó que se inundaran bajos y establecimientos comerciales donde comerciantes y vecinos colaboraron para achicar agua.

El Ayuntamiento de Alcañiz convocó anoche a las 20.00 horas una Junta de Portavoces para informar a los grupos municipales de la situación y de los desperfectos más importantes causados por el tornado, el segundo que sufre la capital bajoaragonesa y el polígono Las Horcas en 20 años. En 2003, un fenómeno de las mismas características ya afectó a distintas naves del mismo polígono, aunque en aquella ocasión el embudo de viento se desplazó hacia Valdealgorfa provocando enormes daños en la agricultura.

El alcalde de Alcañiz, Ignacio Urquizu, realizó un balance de los medios que estaban trabajando en la ciudad desde las cuatro de la tarde, a saber: cinco binomios del Parque de Bomberos de Alcañiz, una docena de trabajadores municipales, cinco patrullas de la Policía Local y una brigada forestal del Sarga enviada por el departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón.

Según el alcalde, la centralita de la Policía Local de Alcañiz recibió, una vez hubo pasado el tornado, “80 llamadas de teléfono, la mayoría alertando de la  caída de ramas”. Los daños fueron considerables en el parque de la Glorieta y en el Paseo Andrade, donde se concentró parte del trabajo, así como en la Subida del Corcho, inundado de agua a la altura de los torreones.

A las 22.00 horas, el Ayuntamiento informó de la apertura del Paseo Andrade y de que se esperaba que el Corcho pudiera abrirse a lo largo de la jornada de hoy.

El primer edil señaló que la situación “está controlada, puesto que se ha actuado desde el primer momento en los temas que podían ser más peligrosos, como la retirada de ramas que habían quedado colgando de algunos árboles”. No obstante, señaló que hoy se realizará “una evaluación de los polígonos, donde parece que se han dado las mayores incidencias, y quedará por delante el trabajo de limpieza”, enfatizó. Por otra parte, se congratuló de que “no ha habido daños personales”.

En relación al fenómeno meteorológico, detalló que “en cuestión de unos pocos minutos se produjo un descenso de la temperatura de 13 grados”. Recordó que “no es la primera vez que sucede un fenómeno meteorológico en esta misma zona, ya que en el año 2003 se registró otro similar” y añadió que “el tornado se ha desplazado hacia Caspe, pero, según lo que nos han contado, allí solamente ha caído agua y no se ha producido nada grave”.